• Home

  • Moda y belleza

  • Cuidados básicos para mantener la piel sana en los meses más fríos del año

Cuidados básicos para mantener la piel sana en los meses más fríos del año

La piel es nuestro mayor envoltorio, nuestra barrera defensiva, y por eso requiere de unos cuidados muy específicos ahora que entramos en la temporada más fría del año. Te explicamos cómo mantenerla sana e hidratada para que zonas tan delicadas como el contorno de ojos, las manos o los labios no sufran las consecuencias de las bajas temperaturas.

Cuidados básicos para mantener la piel sana en los meses más fríos del año
Cuidados básicos para mantener la piel sana en los meses más fríos del año
Objetivo Bienestar

Objetivo Bienestar

La llegada del frío nos obliga, como cada año, a proteger nuestra piel de las bajas temperaturas. Para evitar problemas de sequedad o deshidratación cutánea, debemos comenzar a incluir ciertas rutinas en nuestro día a día que nos permitirán mantener en buen estado nuestra piel durante toda la temporada de otoño e invierno. Desde la escasa hidratación, hasta una mala rutina alimentaria o la falta de crema solar en momentos en los que creemos que no es necesario utilizar fotoprotectores, todo ello, influye en la degradación de nuestra piel.

Por mucho que nos protejamos con guantes, bufandas o gorros, nuestra piel no está exenta de las inclemencias atmosféricas que se suceden a nuestro alrededor. Por ejemplo, las personas que tienen la piel muy sensible son las primeros en notar estos cambios brucos de temperatura, al observar cómo la piel se enrojece o se seca poco a poco, teniendo que utilizar cremas y lociones específicas para su cuidado.

“Las pieles más blancas, claras, finas y secas son las que más se enrojecen debido a que tienen menos glándulas sebáceas que la protejan”

De hecho, el frío, la humedad y el viento son fenómenos que nos acaban afectando a todos de una manera u otra. Por no hablar de la calefacción y los constantes cambios de temperatura exterior-interior a los que nos sometemos, que también influyen en nuestra salud cutánea.

Ahora bien, ¿cómo se refleja esta bajada de temperaturas en nuestra piel? Como todo cuanto ocurre en nuestro organismo, este aspecto también tiene su explicación biológica. El frío produce vasoconstricción en los capilares de nuestra piel, lo que hace que se contraigan y que no llegue suficiente oxígeno a nuestra dermis. ¿El efecto? Directamente en nuestra piel: mucho más seca y apagada.

“Las bajas temperaturas hacen que las células no se renueven a la velocidad que deberían y, como consecuencia, se acumula una capa de células muertas que impiden la nutrición natural de la epidermis produciendo tirantez y pérdida de luminosidad”

Con la llega del intenso frío, se enlentece la circulación sanguínea, la piel se deshidrata con más facilidad, y se ralentiza el ciclo de renovación de las células cutáneas, por lo que aparece más seca, apagada, con más retención de células epidérmicas muertas y más vulnerable”, explica la doctora Carolina Vila, dermatóloga del Hospital Quirónsalud Huelva.

Cuidados básicos para mantener la piel sana en los meses más fríos

La piel es nuestro mayor envoltorio y, por eso, cuando no nos protegemos adecuadamente somos mucho más vulnerables a los cambios. Como consecuencia, la piel se enrojece, sentimos picor y escozor en la zona afectada, y en algunos casos se puede empezar a pelar, especialmente los labios produciéndose lo que se conoce como “labios cortados”.

Desde la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) resaltan que, aunque el invierno afecta a todo nuestro organismo, existen unas zonas más sensibles que otras, como pueden ser las mejillas, los labios, el cuello, el escote y las manos. Existen algunos consejos a tener en cuenta para el cuidado de la piel en invierno y para mejor su estado:

  • Hidratación adecuada, abundante y frecuente de la piel. El objetivo es utilizar cremas hidratantes que protejan las células epidérmicas y restablezcan la función barrera. De esta manera, evitaremos esas rojeces o eccemas que pueden aparecer en la piel cuando no nos hidratamos lo suficiente en los meses más fríos del año. En ocasiones es necesario repetir la aplicación de la crema corporal varias veces al día y, en casos como los labios, que sufren mucho en otoño e invierno, es importante llevar siempre a mano un bálsamo labial que proteja y repare eficazmente esta zona.
  • Evita acercarte demasiado a las fuentes de calor como calefactores, estufas o calderas. Cuando nos colocamos muy cerca de estos objetos, la vasodilatación brusca puede dar lugar a la aparición de alteraciones vasculares mayores principalmente en la zona de piernas, e incluso provocarnos quemaduras.
  • La ducha: preferiblemente con agua tibia. Para no dañar la epidermis más superficial, se recomiendan duchas de unos 15 minutos en las que evitemos los chorros directos a presión. La temperatura ideal sería tibia, es decir, ni muy caliente ni muy fría.
  • Mantén tu calor corporal. Además de hidratar la piel desde fuera, también es importante realizar una adecuada ingesta de agua y de alimentos cocinados en sopas o cremas que mantienen la homeostasis, es decir, el calor corporal.
  • Cubre tus extremidades con prendas térmicas. Las bajas temperaturas también afectan a la microcirculación de la piel, haciendo que se inflamen los pequeños vasos sanguíneos en dedos de manos y pies. Para mantener el calor corporal de estas zonas, utiliza prendas como guantes, calcetines de lana o gorros. Así evitarás que aparezcan manchas rojas, picor, hinchazón o ampollas.

También debemos poner especial atención en tejidos tan delicados como el contorno de ojos: una zona de extrema sensibilidad y fácilmente irritable que requiere de una rutina de belleza y cuidado antes de que se acumulen bolsas, ojeras y otros signos de la edad. Las ojeras, además de por estrés o falta de sueño, también pueden aparecer cuando no hidratamos correctamente esta parte de la dermis, diez veces más fina que el resto de la que recubre nuestro cuerpo.

contorno de ojos clarins

Contorno de ojos: qué influye en su deterioro

Un día te miras al espejo y, de pronto, eres consciente de la cantidad de bolsas que se acumulan en el contorno de ojos. La piel va perdiendo su elasticidad con el paso de los años, no es ningún secreto: “la reducción constante del colágeno, de la elastina y del ácido hilaurónico comienza a disminuir un 1% cada año a partir de los veinte años de edad”, explica la reconocida dermatóloga Anjali Mahto.

De la misma manera que cuando bajan las temperaturas comenzamos a cubrirnos las manos para que no se resequen, con partes tan expuestas a las condiciones climáticas como el contorno de ojos no lo tenemos tan fácil. Lo que sí que podemos hacer es comenzar a tener una buena higiene del sueño, una correcta alimentación y mucha hidratación —beber suficiente agua ayuda a prevenir la hinchazón de las bolsas de los ojos que se generan por la acumulación de toxinas y líquido—. Así conseguiremos mantenerlo hidratado y elástico, al mismo tiempo que utilizamos productos cosméticos con un pH adecuado que preserve el balance de la zona y que evite la irritación de los ojos.

“Aprende a cuidar del contorno de ojos con una rutina nutricional que incluya alimentos ricos en hierro, zinc y ácido fólico, como pepinos, sandías, arándanos, tomates y apio”

Soluciones cosméticas para el contorno de ojos

Al contar con una película hidrolipídica prácticamente ausente, la piel del contorno del ojo necesita un extra de cuidados cosméticos que le devuelvan el brillo, la fuerza y la hidratación necesaria. Lo ideal para cuidar de esta zona, es utilizar algún tipo de sérum, como el nuevo Double Serum Eye de Clarins, que al estar compuesto de pequeñas moléculas actúa directamente sobre la piel.

Double Serum Eye de Clarins
Double Serum Eye de Clarins

COMPRAR

Este tratamiento antiedad, elaborado a través de una revolucionara fórmula vegetal, se utiliza para reactivar las cinco funciones vitales de la piel:

  • Actúa sobre todos los signos de la edad
  • Alisa las arrugas al instante
  • Reduce bolsas y ojeras
  • Fortalece la piel
  • La protege de los efectos nocivos de la luz azul e ilumina la mirada

¿Su secreto? La innovavión de su método, hecho con extracto de cicutaria silvestre bio para aumentar la producción de integrinas alfa-v (+119%), unas proteínas que garantizan la adecuada cohesión de las células entre sí. Gracias a su doble fórmula, con un 96% de origen natural y 13 extractos de plantas, entre ellas la cúrcuma, podemos observar como su eficacia antiedad va ganando fuerza cada vez que hacemos uso de él.

Desde Objetivo Bienestar, celebramos que existan productos de esta calidad que miran hacia el futuro, aprovechando al máximo las propiedades de materias primas vegetales de probados efectos como el aguacate, la escina de castaña de Indias, el kalonche bio, el kiwi o el jengibre. Una combinación de elementos que regeneran, oxigenan, hidratan y protegen esta zona tan delicada.

Con el Double Serum Eye de Clarins, nuestra dermis adquiere esa brillantez que el frío puede mermar en esta época de bajas temperaturas, viento y humedad, solo con unos pequeños toques. Aplícalo cada día para ver cómo tu contorno de ojos se aleja de las arrugas, la flacidez y las bolsas. ¡Recobra el  placer de la juventud con una sola mirada!

Descubre más sobre:

Nos vamos de shopping

  1. 10 suplementos veganos para mejorar tu salud portada
    shopping icon salud

    10 suplementos veganos para mejorar tu salud

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​  
  2. 8 utensilios top de cocina ligera de verano
    shopping icon nature

    8 utensilios top de cocina ligera

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
  3. Con cafeína
    shopping icon food

    Qué cafetera se adapta más a ti

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Nos vamos de shopping

  1. Los 10 cepillos que puedes utilizar según tu tipo de cabello
    shopping icon beauty

    Los 10 cepillos que puedes utilizar según tu pelo​​​​​​​

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Lo más leído