Cuidados internos y externos para evitar la rotura y caída del cabello

Tener un cabello sano, brillante y suave y minimizar el riesgo de la temida caída y del encrespamiento no está 100% en nuestras manos pero podemos ayudar, en gran medida, cuidándolo desde el interior y el exterior.

Cuidados internos y externos para evitar la rotura y caída del cabello
Cuidados internos y externos para evitar la rotura y caída del cabello

Dra. Cristina Zemba

El cabello, al igual que nuestro cuerpo, necesita cuidados y atenciones. A nadie le gusta ver cómo cae ni encontrarlo encima de la almohada, en la ducha o en el sofá. Desde el punto de vista médico, el cabello puede caerse por distintas enfermedades pero otra causa común es la rotura del cabello por falta de cuidados adecuados.

¿Cómo sabemos si nuestro cabello está sano? El brillo, la suavidad y el encrespamiento son tres indicadores del estado de salud de nuestra cutícula (capa exterior del cabello). Si la cutícula está sana, el cabello se verá brillante, saludable y suave. Si está erosionada, el cabello aparecerá áspero, opaco y encrespado.

El brillo, la suavidad y el encrespamiento son tres indicadores del estado de salud de nuestra cutícula

El encrespamiento puede tener una base genética, pero muchas veces se debe a la falta de hidratación y rotura de la cutícula, a los procesos químicos por los que ha pasado y/o a un mal cuidado.

Cuidados externos del cabello

El cuidado del cabello incluye la limpieza, el secado, el peinado y el cepillado. Aunque cualquier manipulación del tallo del cabello puede causar rotura, podemos minimizar la caída si seguimos algunas prácticas adecuadas de aseo, champú, acondicionamiento, peinado y cuidado cosmético.

Los tallos del cabello están más sujetos a fracturas cuando están mojados, ya que el cabello mojado se estira con mayor facilidad hasta el punto de romperse. Por esta razón, después del aseo lo más recomendable es desenredarse el cabello con los dedos y secarlo ligeramente antes de desenredarlo con un peine de dientes anchos. Hay que tener en cuenta que los cepillos no son apropiados para desenredar el cabello ya que tienden a rasgar y fracturar el tallo. Cuanta menos manipulación, menos probabilidad de que se rompa.

Los peines deben tener dientes suaves y ampliamente espaciados para que se puedan deslizar libremente por el cabello. Del mismo modo, las cerdas deben ser espaciadas con puntas redondeadas ya que es más importante el espacio entre las cerdas que si éstas son sintéticas o naturales.

Con qué frecuencia debemos lavarnos la cabeza

¿Con qué frecuencia debemos lavarnos la cabeza?

Parece algo evidente pero no siempre se tiene presente: el champú está especialmente diseñado para el cuero cabelludo que es una zona pilosa y no para la higiene del resto de la superficie corporal que no lleva pelo. En concreto, el champú limpia no sólo el cabello sino el cuero cabelludo que contiene la grasa de las glándulas sebáceas, descamación cutánea y partículas contaminantes.

Solo debemos limpiarnos el pelo cuando haya un exceso de sebo

Una duda frecuente es con qué regularidad debemos lavarnos la cabeza. La respuesta a esta pregunta es simple: dependerá de cada cuero cabelludo ya que la limpieza debe realizarse sólo cuando es necesario limpiar la suciedad del cabello o el exceso de sebo. Es decir, si la producción de sebo es mínima, el lavado diario no será necesario para una buena higiene. En cambio, si el cuero cabelludo es más graso o se realiza deporte intenso se deberá lavar con mayor frecuencia.  

Hay que tener presente que lavarse la cabeza diariamente, sin tener necesidad, puede causar fricción en el cabello y debilitarlo. No es necesario eliminar completamente la capa de sebo ya que pequeñas cantidades del mismo son deseables para suavizar la cutícula capilar y disminuir la electricidad estática, permitiendo que el cabello luzca brillante.

Los surfactantes

¿Sólo con agua podríamos lavar el cuero cabelludo? No, necesitamos usar un champú con surfactantes, es decir, con agentes tensioactivos (tienen la capacidad de estabilizar las mezclas de dos líquidos indisolubles) que permiten que la grasa se emulsione con el champú y el agua y pueda ser arrastrada con el aclarado. Pero ¿qué grado de surfactantes debe llevar el champú para lograr eliminar el sebo? Por un lado, si hay poco no quitará el sebo y, por otro lado, si hay mucho desecará el cuero cabelludo produciendo irritación.

Los sulfatos son una familia de surfactantes muy eficaces pero también agresivos. El problema de los sulfatos es que tienen una acción limpiadora muy fuerte y pueden resecar el cabello y el cuero cabelludo porque retiran sus aceites naturales. En los champús de uso diario su cantidad debe ser reducida y en los infantiles, inexistente. Seguramente, cuanto más oloroso y espumoso sea un champú, más sulfatos y otros productos químicos contendrá. Pasarse a un champú sin sulfatos logrará una mejor conservación de los aceites naturales del cuero cabelludo y producirá menos irritación. Eso sí, si usan champús sin sulfatos hay que evitar el uso de siliconas (por ejemplo, la dimeticona, muy común en las mascarillas) porque serán muy difíciles de desincrustar del cabello sin echar mano de ellos.

El acondicionador es útil en pacientes con rotura excesiva porque minimiza la caída desenredando el cabello y reduciendo la fricción entre el peine y los tallos y los tallos entre sí. En el mundo de lo natural son muchos quienes prefieren los aceites naturales en lugar de las siliconas.

El secado y el tinte

El secado y el tinte

Es importante secarse el cabello con cuidado para prevenir la rotura. Por ejemplo, hay que evitar, a toda costa, secarlo agresivamente con una toalla porque frotar los tallos del cabello juntos mientras están húmedos genera una fricción con resultado de rotura.

Debemos evitar secar el pelo agresivamente con una toalla

Si es posible, mejor dejar secar el cabello sin calor externo aplicado. El calor del secador puede dañar y debilitar el cabello, haciendo que tenga un aspecto encrespado y rizado en las puntas. Lo podemos evitar ajustando el secador a la temperatura menos alta y sosteniendo la boquilla al menos a 15 centímetros del cuero cabelludo. También es útil seleccionar un cepillo de secador con ventilación especialmente diseñado para evitar que las altas temperaturas se acumulen a lo largo del cepillo.

Si bien no existe una coloración del cabello que no debilite los tallos, existen algunos métodos de coloración menos dañinos. En general, oscurecer el color es menos dañino que aclararlo, ya que el aclarado requiere una decoloración previa, seguida de un teñido (son dos pasos y no uno).

Lo aconsejable es mantener el color lo más parecido posible al natural ya que los cambios más dramáticos causarán un mayor daño al tallo y precipitarán su rotura y caída

Cuidados internos del cabello

Nuestro cabello no solo necesita de atención y buenos cuidados externos sino también nutrientes para que esté fuerte y protegido. Los aminoácidos azufrados, como la cisteína y la metionina, favorecen el proceso de formación y crecimiento capilar. El zinc promueve el crecimiento y la fortaleza del cabello (su deficiencia suele acompañar a las caídas) y el hierro es necesario para que crezca fuerte y sano (su pérdida suele ser importante durante la menstruación, por eso debemos asegurarnos un suministro adecuado).

Las vitaminas A, C y E y la biotina junto a otras vitaminas B, como el ácido fólico, B12 y B6 son importantes para un buen crecimiento del cabello. También los antioxidantes ya que está sometido a muchas agresiones externas ya sean climáticas, químicas o físicas. Todos estos nutrientes los podemos encontrar en alimentos como los de hoja verde, pescado, frutos secos, legumbres, semillas y aceites, frutas y en los cereales integrales.

Tener un cabello sano, brillante y suave y minimizar el riesgo de la temida caída no está 100% en nuestras manos pero podemos ayudar, en gran medida, cuidándolo desde el interior y el exterior. Porque nuestra salud depende, en gran manera, de cómo vivamos.

 

Dra. Cristina Zemba, dermatóloga y miembro de la Sociedad Española de Salud y Medicina Integrativa (SESMI)

Descubre más sobre:

Nos vamos de shopping

  1. Recomendaciones de productos y servicios de Objetivo Bienestar, en la app Peoople
    shopping-icon carrito

    Descubre nuestros favoritos en Peoople

    Descarga​​
  2. Por qué se celebra San Valentín
    shopping-icon carrito

    Regalos para enamorar este San Valentín

    Comprar​​​
  3. Cómo llevar falda en otoño
    shopping icon beauty

    Cómo llevar falda: 8 combinaciones para vestirla a diario

    Comprar​​​