La barba es un elemento clave en el aspecto de los hombres y según el estilo y la forma en que se presente puede hacer un gran cambio en el rostro. En función de la forma de la cara de una persona, también variará el tipo de barba que más se adapte y luzca mejor. Por ejemplo, a los rostros alargados les queda mejor las perillas, a los ovalados, el bigote o la barba de tres días, mientras que a los cuadrados les sienta mejor las patillas largas. El truco es potenciar determinadas facciones y disimular otras para añadir contraste y relevancia a tu cara.

A pesar de que la moda de los hipsters hace años que ha quedado atrás, existen muchos hombres que hoy en día deciden dejarse barba. Esta ha sido una constante a lo largo de la historia, donde en cada época dejarse bello en la cara ha significado cosas distintas y ha sido considerado tanto un signo de la nobleza como una señal de dejadez y pobreza. Pero lo más importante es establecer una rutina de cuidado diario de la barba para que siempre esté limpia, huela bien y tenga un aspecto impoluto, por eso os dejamos algunos consejos para lograrlo.

Lava tu barba con jabón
1/6

Lava tu barba con jabón

La higiene es muy importante, sobre todo cuando hablamos de barbas, donde se pueden acumular muchas bacterias y suciedad. Nuestro rostro es nuestra carta de presentación en sociedad, y nuestra barba es la protagonista, sobre todo si es frondosa. Por eso hay que cuidarla y mantenerla limpia con jabones específicos y no con el mismo champú del pelo. Establece como rutina que se tiene que lavar cada día.

Hidrata tu barba con aceites
2/6

Hidrata tu barba con aceites

Una vez tenemos la barba limpia, entonces podemos complementar la rutina del cuidado con productos que la hidraten y mejoren su aspecto como lociones o aceites hidratantes. Además, los aceites naturales tienen propiedades para restaurar la vitalidad de tu barba, aportar brillo y un aspecto más sano. También puedes optar por el acondicionador para evitar que el vello facial se estropee o, en caso que ya lo esté, que repare la cutícula dañada.

Recorta y arregla tu barba
3/6

Recorta y arregla tu barba

Para lucir una barba con buen aspecto también hay que arreglarla periódicamente para evitar que sea demasiado larga o desaliñada. Para ello, se puede usar una maquinilla eléctrica para dar unos retoques, una cuchilla para perfilar o unas tijeras para cortar los pelos disonantes.

Cepilla tu barba
4/6

Cepilla tu barba

El cepillado es muy importante para mantener el cuidado de tu barba. Utiliza un cepillo específico, siempre con cerdas flexibles y de buena separación, que te ayudará a regular la grasa de tu barba y lograrás una piel más sana. Además, un cepillo te ayudará a entrenar a los folículos pilosos para que el vello facial crezca en una dirección uniforme. Es recomendable cepillarla con la barba limpia para evitar tirones que nos arranquen pelos.

Acude al barbero
5/6

Acude al barbero

Si no te ves capaz de mantener arreglada tu barba o crees que necesitas ayuda, lo más adecuado es acudir a un barbero. Él sabrá solucionar aquello que no sepas y resolverá tus dudas a través de consejos profesionales. También te puede recomendar los productos que más se adapten a tu vello facial y a tu piel. Es cierto que el servicio tiene un precio, pero a cambio tendrás una barba impecable.

Cuidado con la comida
6/6

Cuidado con la comida

Puede parecer una broma, pero hay que vigilar mucho con la comida, especialmente en barbas frondosas y largas. Es muy fácil que caigan restos de comida al masticar y aunque sean migas diminutas puede darnos un aspecto desaliñado e incluso puede afectar a la higiene personal.