Las cremas siempre sientan fenomenal y tienen esa ventaja añadida de que las podemos preparar con antelación y encontrarlas completamente listas al llegar del trabajo...¡y así tener una cosa menos en la que pensar!

Tod@s tenemos nuestras cremas preferidas, pero nunca está de más probar recetas nuevas para estimular el paladar con nuevos sabores e ingredientes. Esta está elaborada con apio, una hortaliza muy depurativa y una de las más alcalinas que existen. Un ingrediente que además de ayudarnos a eliminar líquidos y toxinas, también nos ayudará también a limpiar el estómago y el hígado, por lo que es perfecta para después de los excesos del verano, ¿a qué sí?

Otros ingredientes que componen esta crema son la manzana y la patata. Y junto con la vitamina C del perejil crudo y los nutrientes de la levadura nutricional, hacen de este, un plato muy nutritivo, reconfortante ¡y perfecto para volver a la rutina y retomar los buenos hábitos que teníamos antes de irnos de vacaciones!

Ingredientes:

  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla hermosa
  • 2 dientes de ajo
  • 2 tazas de apio picado
  • 1 taza de patata pelada y en cubitos
  • 1/2 manzana pelada y en cubitos
  • 1 hoja de laurel
  • 1 taza de caldo vegetal
  • 1/2 cucharadita de hierbas provenzales
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado
  • 1 taza de leche de arroz
  • 2 cucharadas de levadura nutricional
  • semillas de calabaza y perejil para decorar

Preparación

  1. Echar el aceite de oliva en una olla y cuando esté caliente añadir la cebolla picada. Sofreír hasta que esté translúcida.
  2. Añadir entonces los ajos prensados, remover, dejarlos unos segundos y añadir el apio, la patata, la manzana y el laurel. Remover bien y añadir el caldo vegetal y las hierbas provenzales. Cocer a fuego bajo, medio tapado hasta que la patata esté tierna.
  3. Cuando esté, retirar la hoja de laurel y añadir el resto de ingredientes (perejil, leche de arroz y levadura nutricional). Triturarlo todo en una batidora potente, rectificar de sal y servir caliente con semillas de calabaza, perejil y unas gotas de aceite de oliva virgen extra por encima.