Desde hace cientos de años, la astrología se ha utilizado como lenguaje simbólico capaz de identificar las distintas energías que mueven el cosmos. Como tradicionalmente se dice, “lo que es arriba, es abajo”, es decir, que la posición de los astros tiene una incidencia en el tipo de energía que se mueve también en nuestra realidad. O, lo que es lo mismo, en nuestras vidas y en nuestra personalidad.

Aunque a menudo se la desprecia o desvaloriza por tratarse de una materia sin rigor científico, la astrología se basa en cálculos y mediciones complejas y no se trata de magia o de una disciplina conceptual o únicamente intuitiva. De hecho, científicos como Albert Einstein recurrían a ella para interpretar y conocer más a fondo la realidad y es precisamente el mismo físico alemán el autor de la famosa frase “La astrología es un elixir de vida para la humanidad”.

Los horóscopos de las revistas son su versión más superficial y tibia que, probablemente, ha contribuido a la estigmatización de esta compleja disciplina

A pesar de todo, los horóscopos de las revistas son su versión más superficial y tibia que, probablemente, ha contribuido a la estigmatización de esta compleja disciplina, reduciéndola a unas genéricas predicciones mensuales aplicables a los 12 signos que conforman el zodíaco. Sin embargo, nuestro signo solar es probablemente el único elemento de nuestra astral que la mayoría conocemos y, si bien es cierto que representa la esencia de nuestra personalidad, también debemos tener en cuenta que se queda muy corta a la hora de definirnos.

 

Más allá de los horóscopos, explora tu carta astral

Si naciste el 1 de abril, sabes que eres aries. Y si naciste el 15 de septiembre, virgo. Más allá de eso, ¿sabrías decir dónde está tu luna o cuál es el signo de tu ascendente? Si acudes a un astrólogo para que interprete tu carta astral, verás que no solo te preguntará qué día naciste, sino que también utilizará la hora y el lugar de nacimiento para poder ver cuál era la posición exacta de los astros en el momento en que viniste al mundo.

A partir de ahí, elaborará una carta circular, que será una especie de mapa de tu naturaleza humana y que te permitirá explorarte mucho más a fondo: en astrología psicológica, se considera que las características de los individuos, así como los rasgos de su personalidad, están ligados a la posición del sol, que representa tu auténtico yo y los pilares básicos de tu personalidad; de la luna, que representa tu parte emocional, la forma en la que respondes a los demás y tu instinto a la hora de relacionarte con la gente; de tu ascendente, que representa la forma en la que te muestras ante el mundo, cómo te perciben los demás y la primera impresión que dejas; y del resto de posiciones que ocupen los cuerpos celestes en el momento exacto del nacimiento de una persona y que también están vinculados a otros aspectos de tu naturaleza. Por ejemplo, la posición de venus en tu carta nos hablará del amor y de cómo eres dentro de una relación de pareja, mientras que la posición de mercurio nos dará pistas sobre tu intelecto y tu manera de comunicarte, de aprender y de analizar la información (consulta a un astrólogo profesional para una interpretación personalizada).

 

Los 12 signos del zodíaco

Cada uno de los doce signos del zodíaco está asociado con un elemento (fuego, tierra, aire o agua) y con una “casa”, que también representa distintos aspectos de nuestra vida, y viene regido por un planeta. Aunque podríamos extendernos tanto como quisiéramos, lo que es más importante entender es que cada signo representa un tipo de energía distinta y que todos tienen aspectos positivos y aspectos negativos de modo que, si estamos en equilibrio, probablemente podremos disfrutar de la “parte buena” de nuestro signo, mientras que, si sufrimos algún tipo de aflicción, conectaremos más con los rasgos negativos.

Cada signo representa un tipo de energía distinta y todos tienen aspectos positivos y aspectos negativos

Haciendo un ejercicio de síntesis, ¿cómo podríamos definir la personalidad o la energía de los doce signos del zodíaco?

Aries, el guerrero (regido por el planeta Marte)
1/12

Aries, el guerrero (regido por el planeta Marte)

21 de marzo-20 de abril

Aventureros, valientes, seguros de sí mismos y asertivos, pero también impacientes, agresivos, irascibles y muy competitivos.

Aries es el primer signo del zodíaco, y por eso simboliza el primer fuego o la primera llama que inicia los procesos, la primavera, los comienzos y el impulso, pero también la violencia, el mando y la autoridad. Al planeta Marte, de hecho, se le conoce también como el planeta del guerrero, aquella fuerza que nos impulsa a conseguir todas nuestras metas.

Muchas de las personas con cargos directivos o con posiciones de liderazgo tienen su sol en el signo de Aries. No en vano, tienden a ser personas impetuosas y mandonas, muy emprendedoras y muy enérgicas, pero también un tanto imprudentes y agresivas.

Tauro, el “bon vibant” (regido por el planeta Venus)
2/12

Tauro, el “bon vibant” (regido por el planeta Venus)

21 de abril-21 de mayo

Leales, pacientes, persistentes, afectuosos y románticos, también pueden ser muy tercos, obstinados y egoístas.

Tauro es el segundo signo del zodíaco, y simboliza la estabilidad, la permanencia y la firmeza, pero también el gusto por los placeres más materiales, como la comida o el arte, o la rigidez ante los cambios. La energía de Tauro es continua y eso le permite disfrutar de la rutina y de la continuidad, pero también tienen cierta tendencia a dejarse llevar por la falta de actividad.

Dicho de otra manera, aunque pueden ser muy tranquilos y pacientes, también destacan por ser tozudos y gruñones, además de poder experimentar algunos ataques de ira puntuales.

Géminis, el intelectual (regido por el planeta Mercurio)
3/12

Géminis, el intelectual (regido por el planeta Mercurio)

22 de mayo-21 de junio

Inteligentes, adaptables, curiosos y habladores, pero también contradictorios, superficiales y manipuladores.

Géminis es el signo de los gemelos y, por eso, es también el símbolo de la contradicción y de la complejidad. Se trata de una energía rápida y muy mental, divertida y jovial pero también con tendencia al charlatanismo y a la mentira. Los nacidos bajo el signo de Géminis tienden a ser personas alegres y divertidas, con don de palabra y altos dotes de comunicación, pero eso también hace que puedan ser un tanto superficiales o estratégicos.

Cáncer, el protector (regido por la Luna)
4/12

Cáncer, el protector (regido por la Luna)

22 de junio-22 de julio

Emocionales, familiares, compasivos y cautos, también son propensos a los cambios de humor y al dramatismo.

Cáncer es el signo que representa la maternidad, el cuidado doméstico y la protección. Se trata de una energía más bien introvertida y muy sensible, que tiende a buscar siempre la seguridad y el refugio casero. Imaginativos y contradictorios, los cáncer tienen una habilidad natural para gestionar la economía y están enfocados al ahorro y a la seguridad material. Aunque, entre sus debilidades están también los cambios repentinos de humor o altas dosis de rencor.

LEO, el protagonista (regido por el Sol)
5/12

LEO, el protagonista (regido por el Sol)

23 de julio-22 de agosto

Entusiastas, atrevidos, valientes, creativos y cariñosos, pero también arrogantes y mandones.

El signo de fuego de Leo está situado justo en la mitad del zodíaco y es el más dominante de todos. Así, se trata de un signo que simboliza la energía, el juego, la gloria, la fama, el liderazgo y el poder.

Los nacidos entre estas fechas tienden a ser personas con un brillo natural, muy seguras de sí mismas, con grandes aspiraciones, creativas y muy orgullosas. La energía leonina es divertida y jovial, generosa y muy entusiasta, pero, entre sus defectos, también destacan la prepotencia, la inmadurez o el mal genio.

VIRGO, el perfeccionista (regido por el planeta Mercurio)
6/12

VIRGO, el perfeccionista (regido por el planeta Mercurio)

23 de agosto-22 de septiembre

Prácticos, responsables, perfeccionistas, serviciales e inteligentes, son personas puntillosas, muy críticas y propensas a preocuparse.

De todo el zodíaco, Virgo es el único signo que está representado tradicionalmente por una mujer. Los nacidos entre estas fechas suelen ser personas intuitivas, reservadas, pacientes y muy sistemáticas con grandes dotes de precisión y una mente crítica y un tanto puntillosa. La eficiencia les caracteriza y eso hace que sean grandes artesanos, muy responsables y serviciales, aunque eso también puede convertirlos en personas lentas, frías o excesivamente meticulosas.

LIBRA, el diplomático (regido por el planeta Venus)
7/12

LIBRA, el diplomático (regido por el planeta Venus)

23 de septiembre-22 de octubre

Imparciales, diplomáticos, románticos, idealistas y discretos, también son muy indecisos y evitativos.

Libra es el signo que representa la justicia, la equidad, la belleza y la armonía. Los nacidos bajo este signo solar suelen ser personas tranquilas, sociales y delicadas, con un encanto y una elegancia naturales. Suelen ser amantes del consenso, de la diplomacia y del arte, pero también son propensos a la indecisión, a la coquetería y a la superficialidad.

ESCORPIO, el transformador (regido por el planeta Plutón)
8/12

ESCORPIO, el transformador (regido por el planeta Plutón)

23 de octubre-22 de noviembre

Pasionales, sexuales, leales, intuitivos y heroicos, suelen ser celosos y vengativos y les cuesta mucho perdonar.

Escorpio es uno de los signos del zodíaco más difíciles de definir. Como signo de agua, se trata de una energía muy intensa y muy emocional que simboliza el cambio, la renovación, la intimidad, el misterio, la magia, los retos o los sueños, es decir, todo aquello que tenga que ver con lo oculto, con el mundo del misterio y el de los tabús.

Aunque son muy sensibles, los nacidos en noviembre suelen tener un magnetismo y una energía emocional única. Muy observadores y críticos, son muy leales y pueden ser grandes líderes, pero también pueden acumular grandes dosis de rencor si se sienten heridos o traicionados.

SAGITARIO, el aventurero (regido por el planeta Júpiter)
9/12

SAGITARIO, el aventurero (regido por el planeta Júpiter)

23 de noviembre-21 de diciembre

Optimistas, divertidos, alegres, sinceros, entusiastas, generosos e inspiradores, pero también volubles, celosos e imprudentes.

Si Aries es el signo que abre fuego, sagitario es el que lo cierra, aunque eso no signifique que se trate de una energía menos intensa. Sagitario simboliza la libertad, la aventura, los viajes, la filosofía, la velocidad o la vida al aire libre.

Por todo ello, los nacidos entre estas fechas suelen ser personas muy vitales y positivas, siempre dispuestas a emprender riesgos, a hacer apuestas y a adentrarse en lo desconocido, algo que también los puede convertir en personas temerarias, un poco caprichosas o incluso con ideas muy radicales.

CAPRICORNIO, el responsable (regido por el planeta Saturno)
10/12

CAPRICORNIO, el responsable (regido por el planeta Saturno)

22 de diciembre-20 de enero

Prácticos, decididos, cautelosos, disciplinados, diplomáticos, egoístas y orgullosos.

El signo de la cabra simboliza los límites, el juicio, los objetivos, la autoexigencia o las ambiciones profesionales. Los nacidos a finales de diciembre y a principios de enero son personas muy estables y tranquilas que, si bien suelen pecar de cierta lentitud, también transmiten una gran confianza. Muy trabajadores, pacientes y disciplinados, suelen conseguir todas las metas que se imponen, aunque también suelen ser pesimistas, retraídos, rencorosos o excesivamente materialistas.

ACUARIO, el revolucionario (regido por el planeta Urano)
11/12

ACUARIO, el revolucionario (regido por el planeta Urano)

21 de enero-19 de febrero

Innovadores, sinceros, leales y originales, pero también rebeldes, inflexibles y cerrados de mente.

Aunque su nombre pueda confundirnos, Acuario es un signo de aire que simboliza el idealismo, las revoluciones, la innovación, la espiritualidad o el humanitarismo. A menudo los acuario son personas muy autónomas, de mente abierta y pocos prejuicios, que nadan a contra corriente y que viven según sus propias ideas. Muy sociables y altruistas, también se les suele acusar de ser demasiado fríos, desapegados, imprevisibles o excéntricos.

PISCIS, el místico (regido por el planeta Neptuno)
12/12

PISCIS, el místico (regido por el planeta Neptuno)

20 de febrero-20 de marzo

Amables, sensibles, dulces, tímidos e inseguros, tienen poca fuerza de voluntad y son propensos a la depresión.

Piscis es el último signo del zodíaco y por eso simboliza la unidad, el misticismo, la mutabilidad, la disolución y la trascendencia. Es una energía que representa el agua mutable, la adaptabilidad y la empatía. Por todo ello, los nacidos bajo este signo del zodíaco suelen ser personas muy sensibles, románticas, cariñosas y amables, pero también bastante tímidas, despistadas o escaqueadas.