1. Helado con sabor a pulpo: en Japón hay verdaderos entusiastas de este tipo de helado, llamado Taco Aisu. De hecho, otras variedades populares en el país nipón son el Sanma Aisu (helado de pescado) o el Bashabi (helado con tropezones de carne de caballo) e incluso el de alitas de pollo o el de cactus.

2. Helado de chorizo: se presentó hace unos años en el Salón de Denominaciones de Origen y Delicatessen de Vigo y se comercializa en la heladería Los Valencianos, en Huelva.

3. Helado de caviar: lo vende una empresa de helados gourmet francesa, Philippe Faur, y contiene un 60% de carísimo caviar.

4. Helado de haggis: este plato tradicional escocés se elabora con carne de cordero u oveja condimentada con cebolla, especias y harina de avena. El helado de este sabor se puede encontrar en Harrods, en Londres.

5. Helado de viagra: la idea fue de la Heladería Coromoto, en Venezuela. Es, junto al sabor Pitufo, uno de los pocos de color azul.

6. Helado de leche materna: quizás el más extraño de todos. Lo venden en la tienda de Londres The Icecreamists y recibe el nombre de Baby Gaga, en referencia a la cantante de Poker Face.