Gua Sha facial. Tal y como suena. Un concepto de origen chino que ya ha tomado las redes sociales de la mano de personalidades del mundo de la belleza. Junto a él, aparecen los hashtags #crystals y #healingcrystal. Y así, frente a nuestra pantalla, aparecen miles de imágenes de piedras preciosas que, supuestamente, actúan como elementos curativos al entrar en contacto con nuestra piel. Retratos que van desde el cuarzo rosa hasta el jade, sin dejar de lado los filtros pink y la estética millenial propia de las influencers de la época. 

Pero, ¿qué es realmente el Gua Sha fácil y cuáles son sus propiedades? ¿Son todo beneficios? O, ¿este material es también fruto y testigo de la lista de tratamientos sin base científica que la industria wellness quiere vender?

Valiéndose de la medicina tradicional china, esta técnica que ya ha sido probada por influencers como Kim Kardashian o Gwyneth Paltrow, pretende reducir las arrugas, las bolsas, las ojeras y tensar la piel a través de piedras como el cuarzo rosa o el jade. ¿Mucho pedir? El caso es que, son muchas las personalidades que se han sumado a esta revolución. De hecho, en 2017 el New York Times ya anunció la fiebre del cristal. Todo un negocio que continúa creciendo en redes sociales cómo Instagram donde las famosas explican las propiedades de este masaje facial que solo necesita de un rodillo con una piedra de cuarzo y una crema que acompañe el movimiento. 

 

¿Cuáles son las propiedades curativas del cuarzo rosa?

Si por algo llama la atención el cuarzo rosa es por ser conocida como una piedra receptiva, sedante y relajante. Según la medicina oriental, estas cualidades la hacen perfecta para relajarse y abandonar posibles tensiones de tu cuerpo y mente. Pero, más allá de esa armonía que hasta hora conocíamos sobre el cuarzo, en los últimos años ha ganado peso su relación con la belleza y el cuidado del cutis.

 

¿Qué beneficios podría llegar a aportar el masaje facial con cuarzo rosa?

  • Uno de los primeros beneficios que nos aporta el masaje facial con cuarzo rosa es la reducción del estrés y la tensión que durante el día vamos acumulando.
  • Este masajeador también ayuda a disminuir las líneas de expresión y arrugas, ya que al contacto con la piedra se va destensando la piel.
  • Si tienes la cara hinchada una de las maneras de solucionarlo es a través de esta herramienta. El rodillo ayuda a la circulación sanguínea, mientras el cuarzo rosa y su frío cierra los poros y reduce la hinchazón dejando como resultado una piel más sana y brillante. De esta manera nos ayuda a drenar y desintoxicar.

El cuarzo rosa es conocido por ser una piedra receptiva, sedante y relajante

Pero como en toda técnica, el Gua Sha fácil también ha generado sus propios amantes y detractores. Hay quien no se lo cuestiona y desliza este rodillo de manera diaria sobre su rostro. Es el caso de las influencers y otras personalidades del mundo de la moda. Y es que, desde hace unos años, el mercado de la belleza ha resurgido de la mano de un gran interés por la espiritualidad y las prácticas curativas. ¿Será una manera de depurar nuestra propia moral? 

Según el Centro de Investigación Pew, para el 42% de los adultos estadounidenses la energía espiritual se puede canalizar a través de objetos físicos como los cristales. Las estadísticas están ahí y el reflejo es el negocio creado por Gwyneth Paltrow, quien ya ha pasado por los tribunales por sacar beneficios de esta moda que apenas tiene base científica. De hecho, la actriz vendía en su web unos "óvulos vaginales" de cuarzo y jade. Su marca de estilo Goop explicaba que, con estos óvulos, se podían regular las hormonas, el ciclo menstrual, prevenir el prolapso uterino y aumentar el control de la vejiga. Todo por un precio de 66 dólares (unos 58 euros), que no le salieron tan rentables a la artista tras una demanda por publicidad engañosa que tuvo que pagar de 145,000 dólares.

Pero la realidad del cristal y de este tipo de técnicas curativas va más allá si tenemos en cuenta que no es solo un negocio por y para las famosas. Cada vez son más las personas que compran masajeadores de cuarzo rosa que, de manera online, se pueden adquirir por menos de 20 euros. Según The Guardian, la demanda de cristales y piedras se ha duplicado en los últimos tres años. De hecho las importaciones de cuarzo han aumentado desde 2014 y continúan ascendiendo. Pero, realmente, ¿sabemos de dónde proceden estos materiales que prometen dejar tersa y brillante nuestra piel?

Bajo la superficie de Madagascar se esconde un gran tesoro: cuarzo rosa y amatista, turmalina y citrino, labradorita y cornalina cubren la zona. Sin duda, un gran reclamo para el mercado de la belleza y la moda occidental. Pero, el otro lado de la cuestión es que, en este país, la regulación laboral es escasa y en lugar de grandes maquinarias, son las personas las que se encargan de manera artesanal de recoger estas piedras preciosas. Aunque hay grandes compañías mineras que operan en Madagascar, pero el 80% de los cristales se extraen manualmente,  en pequeños grupos, a cambio de bajos sueldos. 

La tradición china continuará empleando este tipo de técnicas centenarias junto a piedras y otros materiales. Ahora le ha tocado al mundo de la moda apropiarse de las supuestas cualidades de un material, que por su color, ya evoca a muchas personas hacia esa paz y armonía que promete, con un simple toque, la técnica del Gua Sha fácil.