Nunca más te despedirás con pena de un maravilloso color de pintalabios o anhelarás tener sombra de ojos y esmalte del mismo tono, con esta serie de consejos prolongarás la vida de tus productos de maquillaje y les darás, además un nuevo uso:

  • Convierte una sombra de ojos en un original esmalte mezclándola con un pintauñas transparente o de color claro.
  • Une varios restos de pintalabios sobre una cuchara y ponla a calentar sobre la llama de una vela, una vez derretidos, viértelos sobre un tarrito de brillo, ponlo a enfriar en el frigorífico y tendrás un nuevo pintalabios listo para usar.
  • ¿Tienes algún maquillaje compacto que nunca usas? Mézclalo con crema hidratante y tendrás una hidratante con color.
  • Revive un pintalabios casi muerto o una máscara de pestañas seca introduciéndolos en un vaso con agua caliente durante un rato.
  • ¿Eyeliner en gel reseco? Prueba a añadir unas gotas de aceite para bebés o a introducirlo 10 segundos en el microondas.