Aprendemos paso a paso a elaborar una receta de cheesecake más ligera y fácil de preparar que el pastel de queso tradicional, ya que su base es la ricota, o requesón, en lugar de la crema de queso, más densa y calórica. Así, nos podremos dar un capricho dulce sin descuidar una alimentación equilibrada. Ésta es precisamente la filosofía de Cup&Cake Barcelona.

Filosofía y acción 

Cup&Cake Barcelona es una extensión de la perspectiva vital de su fundador, Manex Susaeta. Este joven vasco, enamorado de la gastronomía y con experiencia en este sector, y en el empresarial y del interiorismo, decidició iniciar la aventura de Cup&Cake en el año 2010, en plena crisis económica. Antes que buscar un beneficio inmediato, él priorizó la calidad de los ingredientes de base de su oferta gastronómica, sin prescindir del sabor. “Para mí uno de los grandes errores de la vida es privarse de cosas: si quiero un dulce, me lo como. Este placer no se paga con dinero y no hace que engorde porque lo compenso”, comenta Manex. La vida sana y lo dulce no están reñidos para él: practica paddle surf, pilates y se desplaza por la ciudad en bicicleta.

© Ainhoa Gomà

Manex nos enseña a hacer  esta receta que tiene acento italiano en uno de los locales de su empresa, Travel&Cake (Rosellón, 189, Barcelona), cuya oferta gastronómica concuerda con su filosofía: acercar sabores de diferentes partes del mundo utilizando ingredientes de proximidad de primera calidad.

Aquí podemos probar deliciosos cupcakes y pasteles de estilo anglosajón, de 12 variedades diferentes; comernos la ensalada de quinoa con vinagreta de membrillo –aquí esta semilla de origen suramericano ya no es una novedad; hace cuatro años que emplean este súperalimento rico en vitaminas–; disfrutar de un cosmopolita brunch, el almuerzo más de moda, y probar el pan de coco, tan popular en Australia, en una base de cheesecake con pera pochada. Con tantas referencias geográficas, ¿qué lugar inspira más a Manex? “Londres, ya que está muy cerca y es muy cosmopolita. Allí puedes degustar la gastronomía de muchas culturas, como la india o la libanesa, entre otras”.

Qué necesitas
1/9

Qué necesitas

Para elaborar una tarta de queso de ricota sólo necesitamos unos 35 minutos. Estos son los ingredientes y cantidades para ocho personas:

- 200g de galletas (tipo 'Digestive')

- 200g de arándanos y pocas fresas 

- 600g de ricota dulce 

- Leche y gelatina, la cantidad mínima para disolver y hacer que cuaje la ricota

- 50g de mantequilla 

Paso 1: Base de galletas
2/9

Paso 1: Base de galletas

Introducimos los 200 gramos de galletas en una bolsa de plástico, o los envolvemos en un trapo, para pasar el rodillo y triturarlas sin que perdamos los minúsculos trocitos por el camino, hasta conseguir una textura harinosa.

Paso 2: Para unificar
3/9

Paso 2: Para unificar

La mantequilla es el elemento que nos ayudará a compactar la base de galleta. Con 50 gramos, una cucharada como ilustra la imagen, tendremos suficiente. También podemos usar como alternativa la margarina si lo preferimos.

Paso 3: Con las manos
4/9

Paso 3: Con las manos

No tengamos miedo a ensuciarnos las manos, debemos trabajar bien la masa para unificar la mantequilla y la base de galleta. No es necesario que quede muy compactado, lo suficiente para poder extenderlo después.

Paso 4: Trabajar en molde
5/9

Paso 4: Trabajar en molde

Ha llegado el momento de pasar la masa de base que hemos elaborado a un molde metálico. Es buena idea contar con papel de cocina, que podemos encontrar en cualquier establecimiento especializado.

Paso 5: Extender la base
6/9

Paso 5: Extender la base

Con la ayuda de una cuchara extendemos la base de galleta y mantequilla en el molde metálico. Debemos intentar que no haya tropezones para que, al volcar la ricota, quede lo más uniforme posible.

Paso 6: Hacer que cuaje
7/9

Paso 6: Hacer que cuaje

Mezclamos la ricota poco a poco con la leche y la gelatina y vamos batiendo hasta conseguir la textura adecuada. Tras volcar la ricota y alisarla con una espátula, la dejamos reposar en el congelador unos 20 minutos.

Paso 7: La cobertura
8/9

Paso 7: La cobertura

Los 200 gramos de arándanos mezclados con fresas se extienden sobre la ricota. Debemos procurar no aplastar la mezcla sobre la ricota aunque la superficie sea más consistente. Después, podemos retirar el molde.

Paso 8: Presentación
9/9

Paso 8: Presentación

Podemos servir el pastel como postre o bien para la merienda. Como habéis comprobado, es muy fácil de hacer, por lo que los menos doctos en la cocina pueden llevarla a cabo; incluso los más pequeños pueden elaborarla.