Un reciente estudio realizado por el Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Wisconsin-Madison en EE UU reveló que un circuito cerebral sobreactivado en tres áreas específicas del cerebro que se hereda de generación en generación podría ser el causante de la depresión y la ansiedad, por lo que los padres ansiosos podrían tener más probabilidades de tener hijos ansiosos o depresivos. Mediante el estudio de imagen de cerca de 600 monos rhesus jóvenes de una familia extensa de varias generaciones, los investigadores encontraron que alrededor del 35% de la variación en las tendencias de ansiedad se explican por la historia familiar. Los científicos hallaron mayor hiperactividad en el circuito cerebral formado por el sistema límbico (emociones), el mesencéfalo (movimiento, dolor y nivel de activación) y la corteza prefrontal (planificación y toma de decisiones), que por lo general está vinculado a trastornos de ansiedad heredados.

Esta lista te ayudará a saber qué NO decirles a tus hijos