1. Resalta los que consideres tus puntos fuertes.

2. No te limites a tu imagen sino también a tu personalidad.

3. Exagera un poco aquellos aspectos que, aunque no estén de moda, a ti te diviertan o te gusten.

4. Cuida tu cuerpo con amor más que con obsesión. Por ejemplo, haciendo una lista sobre todo aquello que te agrada de ti misma y prueba darle un toque de creatividad.

5. Huye del bucle de control, tu cuerpo no es algo maleable. Cada vez que piensas que si algo te desagrada de éste puedes cambiarlo estás aceptando que la única solución es inyectar colágeno, aplicar láser, aspirar, cortar o añadir? Fundamentalmente porque con quienes estás las 24 horas no es con los demás sino contigo misma.

6. Viste ropa cómoda y de tejidos naturales que te resulten agradables al tacto. Tu sensibilidad está directamente relacionada con tus sentidos.

7. Ríe mucho. La risa da color y tiene un efecto natural sobre la piel, el cuerpo, lo complejos y el modo distorsionado que a veces tenesmo de ver las cosas. Reírle a la vida y sonreírte a ti misma tiene un efecto que por lo general impresiona más favorablemente que la perfección.

8. Aprende a decir no frente a aquello que dañe tu autoestima o tu salud. Por ejemplo, en lugar de torturarte en un gimnasio, practica algún deporte que te agrade, que te permita sentirte libre y que puedas acomodar a tus horarios.

9. Piensa en ti de un modo positivo. Tratarte con afectividad no solo activa el estado inmunológico del cuerpo sino que te permitirá sentirte más libre. Pueden empezar por dedicar unas horas a la semana a realizar cosas que te ayuden a sentirte bien, como pasear, bailar, ir al cine, escuchar tu música predilecta. Incluso tómate un fin de semana sabático. El ocio bien entendido suele ser el mejor relajante muscular.

10. Y recuerda: solo hay 10 top model en el mundo y millones de mujeres como yo y como tú. No te fustigues con imposibles.

Completa estos consejos para gustarte a ti misma con estas 10 claves para tener un cerebro feliz.