Alejandro Vera, psicoterapeuta en Grulla psicología y nutriciónllevó a cabo recientemente una iniciativa espontánea desde su página web que bautizó cómo “No le digas…dile…”, y en la que lanzó la pregunta “Cuándo has sufrido depresión, ¿qué es lo que más te molestaba escuchar?

Sorprendido por el impacto y la capacidad que tuvo la pregunta para viralizarse, Alejandro recolectó algunas de las respuestas que mejor reunían el sentir común de aquellas personas que habían contestado, en un artículo que sirve como orientación para familiares y seres queridos de personas con depresión.

Así, el experto asegura que mensajes como es sólo un mal día, mañana estarás bien, que a priori pueden parecer positivos o un intento de ayuda, contribuyen a aumentar la sensación de incomprensión y soledad en las personas que sufren depresión.

Alejandro explica también que este tipo de mensajes suponen para la persona deprimida una sobresimplificación de lo que le sucede, llevando a la persona con el tiempo, a dejar de expresar lo que siente. Añade, que dicho aislamiento emocional y afectivo es uno de los principales riesgos de suicidio en los casos de depresión severa.

 

¿No queremos ayudar?

En la mayoría de casos, cuando el entorno devuelve esas respuestas, lo hace debido a su propia impotencia y desconocimiento para gestionar la situación que se le presenta.

Tras la primera ronda de respuestas que deparó en diferentes testimonios reales, Alejandro continuó con la investigación consultando a algunos de los participantes acerca de las razones por las que ellos pensaban que habían recibido ese tipo de mensajes de sus seres queridos.

La mayoría concluyó que seguramente fuese porque no sabían qué decir, se frustraban o que incluso se sentían un poco responsables de no poder estar ayudando a superar la depresión.

 

El estigma de la depresión y la desinformación

De esta iniciativa podemos extraer principalmente dos conclusiones, aunque evidentemente, es un tema sobre el que haría falta profundizar más y hacer un estudio sistematizado.

La primera es que la depresión sigue contando con un gran estigma asociado, ya que aún hoy en día se percibe al paciente con depresión como alguien falto de voluntad o que, de alguna manera, no cambia porque no quiere.

Mensajes tan comunes como “hay gente que lo pasa peor que tú” o “deberías poner más de tú parte” son testimonio de ello.

La segunda es que, a pesar de que todas las personas tenemos una idea más o menos general sobre qué es la depresión, lo cierto es que existe una gran desinformación sobre qué hacer cuando un familiar o un ser querido entra en depresión.

Este desconocimiento contribuye a aumentar el sentimiento de indefensión e impotencia en el entorno inmediato, que no sabe qué hacer e intenta soluciones que acaban no funcionando, frustrándose y acabando por culpar a la persona de no salir del estado en el que se encuentra.

 

¿Qué sí podemos hacer para ayudar a alguien con depresión?

Sin embargo, el psicólogo también acaba dándonos algunas pautas de aquello que sí podemos hacer si queremos ayudar a alguien que está deprimido:

  • Apoyar en vez de resolver: Los familiares y el entorno en general son responsables de apoyar y cuidar, pero nunca de resolver algo para lo que no tienen porque estar preparados ni contar con el conocimiento suficiente.
  • Escuchar más y hablar menos: Las personas con depresión están acostumbradas a que les digan “lo que deberían hacer” o “lo que necesitan para salir de la depresión”. Sin embargo, simplemente escuchar con atención puede resultar mucho más útil.
  • Evitar ciertos tipos de frases hechas: Todos podemos equivocarnos, pero es importante evitar ciertos tipos de frases hechas recurrentes como “todo se pasa”, “todos tenemos problemas”, “piensa en lo bueno que hay en tu vida”, u otras.
  • No culpar: La impotencia y la frustración pueden hacer que acabemos culpando a la persona deprimida por no poder encontrarse de otra manera.

 

Acerca de Alejandro Vera:

Alejandro Vera es psicoterapeuta y técnico en nutrición y dietética en el centro sanitario de Integra Terapia. Grulla psicología y nutrición es su proyecto personal donde escribe, informa y educa en aspectos relacionados con la salud mental y la alimentación.