Tras una larga cuarentena encerrados en casa, ¡por fin ya podemos salir a la calle! Desde hace una semana, a los adultos ya se nos está permitido poder practicar deporte al aire libre desde las siete hasta las diez de la mañana y desde las ocho hasta las once de la noche, siempre que respetemos la distancia de seguridad de dos metros con otras personas y que no lo hagamos en grupo.

Dos franjas horarias en las que podemos hacer muchas actividades físicas al exterior y disfrutar de sus múltiples beneficios que nos vendrán especialmente bien después de tantos días de confinamiento, de inactividad o de falta de aire fresco y de oxigenación. Además, durante las últimas semanas, todas las poblaciones han mejorado la calidad del aire como consecuencia de la parada general de actividad, algo que todavía nos invita más a querer disfrutar del espacio público y de los días largos y más cálidos que nos trae la primavera.

 

¿Qué ganaremos practicando deporte outdoor?

  1. Exposición directa a la luz solar: principal fuente de vitamina D, esencial para que nuestros huesos, músculos, sistema nervioso y sistema inmunitario funcionen correctamente y de la que, probablemente, en estos momentos tengamos déficit. Además, si salimos dentro de las franjas horarias permitidas, no hará falta que nos pongamos protección solar, de modo que no interrumpiremos en el proceso de absorción de la vitamina D.
  2.  Más sensación de libertad: especialmente importante durante estos días en los que no hemos podido prácticamente salir de casa.
  3. Más contacto con la naturaleza: vital para el desarrollo humano, ya que nos aporta mucha más serenidad y paz mental, oxigena nuestras células y nos ayuda a equilibrar nuestras emociones y a sentirnos más conectados, entre otros.
  4. Disminución del estrés y la ansiedad: vinculada, entre otras, a la segregación de endorfinas y al placer y a la relajación de los músculos de nuestro cuerpo que sentimos después de la práctica deportiva. La concentración requerida en la mayoría de deportes nos obliga a estar muy focalizados en el aquí y en el ahora, por lo que también podríamos considerarlo una forma de trabajar el mindfulness, algo actuará como un sedante natural.
  5. Mejora de la calidad del sueño y de problemas como el estreñimiento: dos problemáticas que han sido especialmente delicadas durante la cuarentena y que pueden verse solucionadas con la actividad física regular.

En definitiva, movernos, y más al aire libre, que es nuestro hábitat natural, mejora nuestro estado de salud físico, mental y emocional y debemos mirar de hacerlo diariamente o lo más a menudo que podamos e instaurarlo como una rutina saludable de por vida. Evidentemente, adaptada a nuestra condición física, a nuestra edad o a cualquier necesidad específica que tengamos. Pero recuerda, ¡estamos hechos para movernos, no para pasarnos el día sentados!

Dicho todo esto, y descartados la mayoría de deportes en grupo o de competición que ahora mismo tenemos vetados, vamos a ver cuáles son los que puedes practicar al aire libre dentro de un radio de un kilómetro de tu casa y qué beneficios nos aportan. Por supuesto, puedes combinarlos con los paseos más tranquilos y con otras sesiones dentro de casa como las que ya te hemos propuesto en diversos artículos, antes de que vuelvan a abrir los gimnasios y centros deportivos.

Correr
1/10

Correr

Si no lo has hecho nunca, tal vez ahora sea un buen momento para convertirte en runner, una actividad que sigue ganando adeptos cada día y que, sin duda, engancha. Además de no necesitar absolutamente ningún objeto para poder practicarlo, más allá de unas buenas zapatillas y ropa cómoda, hay quien incluso considera correr como un auténtico ejercicio de empoderamiento (y esta es, precisamente, la tesis del libro “Corro y soy mujer” de Erica Sánchez, que aprovechamos para recomendarte).

Patinar
2/10

Patinar

Saludable y divertido, el patinaje en línea es una gran opción para trabajar el equilibrio, la concentración, los reflejos y la coordinación, además de requerir un esfuerzo aeróbico importante. Sus beneficios son similares a los del running, pero, a diferencia de éste, el patinaje no desgasta las articulaciones ni las rodillas.

Si vives en una gran ciudad, recuerda que podrás utilizar los carriles bici para patinar.

Yoga, taichí o pilates
3/10

Yoga, taichí o pilates

Si puedes, coge tu esterilla y vete al entorno natural más cercano que tengas de casa y disfruta de una buena sesión de yoga, taichí o pilates como las que hacías dentro de casa durante la cuarentena. ¡Notarás la diferencia al respirar aire puro y estar en contacto con la naturaleza!

(Puedes seguir a Joana Masó o a Amaiafit, si prefieres una clase guiada)

Entrenamiento funcional
4/10

Entrenamiento funcional

Muchos de los parques de nuestras ciudades cuentan con zonas habilitadas para practicar deporte como el entrenamiento funcional. Aunque en muchas sesiones se utilizan herramientas como discos, pesas rusas o gomas, también puedes hacerlo utilizando exclusivamente el peso de tu cuerpo.

¿Necesitas a una entrenadora personal para guiarte en una sesión como ésta? Pues sigue a Soraya Molina, y empezarás a ver resultados en pocos días.

Marcha nórdica
5/10

Marcha nórdica

Uno de los deportes más de moda del momento. Apto para todas las edades, la marcha nórdica consiste en caminar a un ritmo alto con la ayuda de bastones de montaña para acompañar el movimiento y conseguir así activar el 90% de la musculatura del cuerpo.

Tonifica, fortalece el core y reduce la tensión en articulaciones, ligamentos y rodillas, por lo que también resulta adecuado como ejercicio para la rehabilitación de lesiones. ¡Practícalo junto a los mayores o los pequeños de casa!

Ciclismo
6/10

Ciclismo

A pesar de que la mayoría aprendemos a ir en bici cuando somos pequeños, muchos perdemos el hábito cuando nos hacemos mayores, y es una auténtica pena, ya que el ciclismo es un excelente deporte que nos permite trabajar la musculación y la resistencia sin dañar las articulaciones del cuerpo.

Además de todo el impacto positivo que tiene en nuestro cuerpo ir en bicicleta, hacer ciclismo nos da un plus ya que nos permite disfrutar del paisaje que nos rodea y visitar distintos lugares en pocos minutos.

Escalada
7/10

Escalada

No hace falta subir montañas para hacer escalada, ya que cada vez son más los parques públicos que cuentan con rocódromos para subirte por las paredes y entrenar realizando esta actividad tan completa que implica a la mayoría de grupos musculares de nuestro cuerpo y que el ser humano ha realizado desde el inicio de sus tiempos.

Además, la escalada está muy indicada para jóvenes en edad de crecimiento.

Skateboarding
8/10

Skateboarding

Apto exclusivamente para personas a las que les gustan las emociones fuertes y la velocidad. El patinaje sobre monopatín representa un deporte muy completo que activa el rendimiento muscular, mejora la flexibilidad y la resistencia y refuerza el equilibrio y la coordinación, entre otros.

Eso sí, lo mejor es que reserves esta práctica para los skate parks o las estructuras que ya estén pensadas específicamente para este deporte y que estén preparadas para que no se estropee el mobiliario urbano.

Frontón
9/10

Frontón

Existen un montón de modalidades de este deporte que nos requerirá, como mínimo, una pared, una pelota y, en la mayoría de casos, una raqueta o una pala. El frontón también está considerado un deporte muy completo y beneficioso para la salud, ya que combina actividad aeróbica y anaeróbica.

Jogging y paseos en la playa
10/10

Jogging y paseos en la playa

Una opción más suave y relajante pero no menos beneficiosa para la salud, especialmente si lo haces descalzo. Caminando por la arena de la playa activarás la circulación y fortalecerás los músculos de las piernas con bajo impacto y sin riesgo de dañar las articulaciones.