Dejando atrás los principales destinos turísticos, cada vez son más las personas que deciden aprovechar las vacaciones para realizar lo que se denomina 'turismo de salud'. Este tipo de periplo consiste en viajar a lugares donde es posible llevar a cabo actividades saludables, como beneficiarse de una atmósfera limpia, recibir ciertos tratamientos de salud o belleza e incluso someterse a algunas intervenciones médicas.

Para gozar de un aire limpio, la ecociudad Zermatt (Suiza) donde sólo circulan vehículos eléctricos, o Friburgo de Brisgovia (Alemania), considerada como la capital de la ecología del país, pueden ser los destinos idóneos. Para disfrutar de una gastronomía saludable, los lugares más apreciados son Francia (por su cocina variada y refinada), las regiones mediterráneas (Grecia, Italia o España) y los países orientales (con una gastronomía de las más saludables del mundo).

Por último, algunos países se han convertido en el destino preferido para aquellas personas en cuyo país de origen los tratamientos médicos y las intervenciones quirúrgicas son muy costosos o tiene largas listas de espera. Es el caso de Tailandia, Brasil, Singapur o la India, donde suelen acudir turistas procedentes de países sin sanidad pública o donde ésta es muy cara. Asimismo, Estados Unidos es el destino preferido para las parejas que quieren ser padres.