Si la cosmética comercial ha avanzado con el tiempo, la tradicional, de andar por casa, también lo hace. No es posible trabajar con perlas de diamante y otros ingredientes sofisticados, pero sí utilizar elementos disponibles en casa, para completar nuestra rutina diaria.

Por ejemplo, para conseguir un pelo brillante e hidratado, basta con seguir una receta de mascarilla natural cocinada en microondas.

Dado que los ingredientes imprescindibles en una mascarilla son proteína e hidratante, conseguirás la combinación perfecta mezclando dos huevos y aceite de coco. Bátelos en un bol, introdúcelo al microondas durante 30 segundos y aplícalo sobre el pedo húmedo. Déjalo actuar durante 15 minutos, aclara, ¡y a brillar!