Este plato lleva una base verde, un pseudoceral cocido, boniato horneado con canela, y fruta de plena temporada. Todo va aderezado con un aliño a base de tahini, canela y naranja, que combina a la perfección con los sabores dulzones de la ensalada.

El pseudoceral que incluyo en esta receta es el trigo sarraceno, un alimento que contiene proteína completa, y que es perfecto para incorporarlo a nuestra alimentación cuando nos vamos acercando a épocas más frías. Según la medicina tradicional china, el trigo sarraceno es un alimento de naturaleza caliente, que nos ayudará a luchar contra el frío y a mantener el cuerpo caliente. Además es rico en potasio, calcio, hierro y vitaminas del grupo B.

He querido darle el toque fresco y dulce con unas cuantas uvas, una fruta muy depurativa que ahora está en plena temporada y que podemos encontrar fácilmente en cualquier comercio. La uva es rica en potasio y en vitaminas C, B y A. La variedad negra contiene también resveratrol, un potente antioxidante responsable de neutralizar los radicales libres.

Esta es una ensalada muy simple, que prepararás en un momento si dejas hechas algunas preparaciones con antelación, como el boniato asado, el trigo sarraceno cocido y el aliño ya mezclado. ¡Luego solamente emplearás un par de minutos en montarlo todo en el plato y disfrutarlo!

 

Ingredientes para dos personas:

  • 2 puñados de espinacas o canónigos
  • 2 puñados de rúcula
  • 1 taza de trigo sarraceno cocido
  • 1 taza de boniato asado con canela
  • 2 puñados de uvas
  • 8 o 10 nueces pecanas

 

Para el aliño:

  • 8 cucharadas de zumo de naranja
  • 2 cucharadas de tahini blanco
  • 1/4 cucharadita de canela en polvo
  • 2 cucharaditas de vinagre de manzana
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 pizca de sal

 

Para el boniato asado:

  • 400g de boniato pelado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 3/4 de cucharadita de canela

 

Preparación:

  1. Pon el boniato cortado en un bol y mézclalo con el aceite de oliva y la canela hasta que todos los cubitos estén recubiertos. Hornea a 180ºC durante unos 25 minutos. Luego deja enfriar.
  2. Pon a cocer 1/2 de taza de trigo sarraceno crudo y lavado junto con 1 taza de agua y una pizca de sal, hasta que esta se consuma. Deja enfriar.
  3. Para preparar el aliño mezcla todos los ingredientes en un bol pequeño hasta conseguir una mezcla homogénea. Rectifica de algún ingrediente si es necesario. Reserva.
  4. Para montar la ensalada, echa en un bol las espinacas, la rúcula, el trigo sarraceno cocido, el boniato asado, las uvas partidas por la mitad y las nueces pecanas. Echa el aliño por encima y mézclalo todo. Ajusta de sal o de cualquier otro ingrediente.