Limpiar, organizar y purificar el entorno diario es clave para poder iniciar una nueva etapa de crecimiento y nuevos proyectos que afrontar con energía. Por eso, el hogar es un epicentro clave para el cambio, o al menos eso es lo que promueve Montserrat Beltrán, instructora y consultora certificada en Feng Shui y que pretende dar a conocer a través de su propio método ‘Ósate’. Una metodología que quiere enseñar cómo generar armonía en el hogar y cómo llega a influir en el terreno personal y profesional de quienes viven en él.  

Montserrat Beltran

¿Qué dice nuestra casa sobre nosotros?

Nuestra casa es como un espejo: habla de quiénes somos, de cómo estamos, de cómo nos sentimos, de lo que valoramos en nuestra vida y también de cómo nos tratamos internamente.

 

Si estoy triste o atravesando una etapa de duelo o de bajo ánimo, ¿debo cambiar algo en casa?

Todo duelo necesita un tiempo de maduración. Quizás durante los primeros días debes experimentar esa tristeza o dolor, pero en cuanto tengas un ápice de ganas de salir de esa situación sí deberías mover algunas cosas en casa.

O cuando ya llevas una larga temporada baja de ánimo: busca ayuda de un profesional de Feng Shui, que te hará salir de ahí.

 

¿Cómo concibes el concepto de armonía en el hogar?

La armonía es un concepto subjetivo. Cada uno puede vivir en su casa en perfecta armonía de acuerdo a sus gustos personales. La armonía en el hogar es el resultado de una buena relación entre tu casa y tú. Cuando cada uno de tus muebles, objetos de decoración, cuadros, colores y plantas te hace vibrar, sintonizan contigo, te está proporcionando buenas energías; el resultado es la armonía.

Un bienestar, tranquilidad y paz en el espacio (tu hogar) que se transmite a las personas que viven en él.

Feng Shui

¿Los cambios en el hogar deben hacerse todos de golpe? ¿O por etapas?

Como decíamos antes, al modificar, añadir o quitar colores diferentes, cuadros, muebles, plantas y objetos de decoración se generan nuevas energías en el hogar. Y está bien, pero quizás se necesita después un poco más de tiempo en ver los resultados en nuestras vidas.

Cuando hacemos todos los cambios de golpe estamos enviando mucha información nueva a nuestro hogar. Es como cuando un pastor con un rebaño de 100 ovejas quiere pasar al otro lado de un riachuelo: tomará su tiempo. Pero otro pastor con solo 10 ovejas conseguirá llegar antes al otro lado, ¿verdad?

Por ello yo recomiendo hacer los cambios en el hogar por etapas. Normalmente me centro en 3 zonas de la casa: pregunto a mi cliente qué cambios quiere conseguir en su vida, a nivel de vitalidad, salud, amor, familia y prosperidad, y empezamos por las zonas de la casa que le ayudarán a conseguir antes esos objetivos. Después seguimos con el resto del hogar.

 

Pregunto a mi cliente qué cambios quiere conseguir en su vida, a nivel de vitalidad, salud, amor, familia y prosperidad, y empezamos por las zonas de la casa que le ayudarán a conseguir antes esos objetivos

 

Suena muy bien… Pero, ¿crees que tiene sentido hablar de Feng Shui en Occidente?

Es cierto que el Feng Shui es una ciencia de origen oriental, pero aquí tenemos una cultura, gustos y estilo de vida diferente. Por lo que sí tiene sentido hablar de una adaptación a Occidente. Si leemos algunos libros de Feng Shui que se tradujeron directamente de China nos daremos cuenta de que son un poco extraños porque hablan, por ejemplo, de utilizar objetos como 2 dragones en las puertas del hogar como protección.

¿Podemos utilizar esto directamente en nuestras casas? Sí. Pero para nosotros son unos dragones y unas monedas con un orificio en el centro. La adaptación a Occidente ha pasado por buscar en nuestra cultura otros objetos que nos produzcan el mismo resultado. Así, en vez de dragones podemos poner en nuestra puerta de entrada 2 plantas, a nivel de protección y atracción de buenas energías.

 

Pero hay gente que menosprecia esta técnica porque cree que es imposible de aplicar en pisos pequeños o porque la consideran poco científica…

Me gusta esta pregunta, porque últimamente me estoy encontrando con clientes a los que voy a hacerles el estudio de Feng Shui a sus casas, y sus maridos son, casualmente, informáticos o ingenieros, y también dudan de sus efectos.

El Feng Shui es una pseudociencia, es cierto. Pero porque no pueda ser explicada por la ciencia no significa que no exista. Lo que sí podemos demostrar, y a todos nos ha ocurrido alguna vez, que en casa de un amigo o familiar, después de comer conversas, y al cabo del rato miras el reloj y son las 9 de la noche: se ha pasado el tiempo volando. Pero en casa de otro amigo o familiar, vas por el segundo plato y ya estás mirando el reloj porque tienes ganas de irte. Y si analizamos las dos casas, en la primera estoy segura de que hay buen Feng Shui (y además sus habitantes tienen una vida en armonía), y en la segunda no.

En cuanto a la otra pregunta, tengo que decir que lo ideal es hacer Feng Shui antes de empezar a construir la vivienda. Pero que no sea ideal no significa que no se pueda aplicar después de que esté construida.

No importa el tamaño de los pisos para poder aplicar el Feng Shui: siempre podemos añadir, quitar o modificar algo que modifique la energía del hogar, y con ello su armonía.

 

De acuerdo. Dime algunas soluciones básicas de Feng Shui que podamos aplicar rápidamente en casa para mejorar la armonía. ¿Qué notaremos?

Observar tu casa con ojos nuevos, como si fueras un invitado que entra por primera vez en tu casa. Desde la entrada, pasando por todas sus estancias. Y si encuentras algún objeto feo, que no te gusta, que quizás antes era útil pero ahora ya no, algo roto o estropeado que ya no tiene arreglo: sácalo inmediatamente de tu casa. Puedes tirarlo, venderlo o donarlo. Pero tiene que salir en menos de 24 horas. Con esto notaremos que ahora estamos más en sintonía con nuestra casa. Y esto te permite después pensar o soñar qué te apetece ahora tener en tu casa.

Otra solución básica del Feng Shui es vaciar. Por ejemplo, vaciar un armario o una mesa de escritorio. Pero debe hacerse por completo, de una vez. Después aprovechas para limpiar ese armario o mesa en profundidad. Luego observas cada prenda o cada objeto o papel y colocas en su sitio solo lo que es útil en este momento de tu vida. El resto: tirar, vender o donar, en menos de 24 horas. (Lo de 24 horas es porque si dejas pasar más tiempo se convertirá en un trasto en un rincón de tu casa).

El vacío tiene su importancia en Feng Shui porque es el origen de todo lo nuevo. Si queremos cosas nuevas en nuestra vida, más tranquilidad, amor, vitalidad o prosperidad, hay que empezar por ahí, por crear espacio.

Por ello, al realizar el “vacío” en alguna zona de nuestra casa notaremos que algo nuevo llega a nuestra vida, en alguno de los aspectos que acabo de mencionar.

 

El Feng Shui es una pseudociencia, es cierto. Pero porque no pueda ser explicada por la ciencia no significa que no exista.

 

¿Entonces podemos mejorar las relaciones de pareja, por ejemplo, haciendo cambios en nuestra casa?

Las relaciones de pareja funcionan bien cuando cada uno está bien consigo mismo.

En Feng Shui decimos: “Como está tu casa estás tú; cambia tu casa y cambiarás tú.” Por este motivo sí podemos mejorar las relaciones de pareja o incluso atraer a una pareja a nuestra vida generando en nuestra casa un ambiente de amor y pasión en nuestro dormitorio, con colores cálidos, tejidos suaves y otros elementos de decoración específicos para el amor.

 

Montserrat, tu practicas y divulgas el método Ósate. ¿Qué tiene de particular?

Es una provocación al “atrevimiento”, a quien quiere de verdad conseguir cambios en su vida gracias a pequeños cambios en su casa, pero además cada una de las letras del método representan los pasos a seguir para conseguirlo.

Observa (tu entorno con nuevos ojos)

Sueña (qué deseas para ti y los tuyos en estos momentos)

Activa (tu casa con Feng Shui)

(y con ello) Transforma

(tu) Existencia (tu vida).

Es el método que yo utilizo con mis clientes y con el que se obtienen resultados asombrosos.

 

¿Hay algún restaurante, tienda o edificio construido con este método que podamos visitar?

Banco Hong Kong y Shanghai, sede central de ese Banco construido por Norman Foster.

McDonalds, desde hace muchos años, quizás 10 o 15 empezaron por EEUU y llegó también a España. Cambiaron su imagen, el color de su logotipo, y en sus restaurantes e incorporaron diferentes ambientes adaptados a los diferentes públicos (taburetes, mesas tradicionales, sofás, mesas redondas…, además del colorido y el elemento madera en la decoración).

Y la verdad es que hoy en día hay multitud de tiendas que lo tienen incorporado. Y lo mejor de todo es que no se ve, pero se siente.

 

¡Nosotros también queremos incorporarlo! ¿Dónde podemos aprender el método Ósate?

Para quien quiere empezar por el principio tengo una clase gratuita en vídeo: www.fengshuimb.com/regalo

Y también recomiendo mi web: www.fengshuimb.com donde encontraréis más de 120 artículos en mi blog y otros tantos vídeos. Me podéis encontrar en redes sociales con el nombre @fengshuimb