Los Equipos de Protección Individual (EPI) son obligatorios y fundamentales para que muchos profesionales puedan desarrollar su trabajo con garantías. La función principal de los EPI es proteger la vida de los trabajadores ante cualquier tipo de peligro, por complejo que sea. 
 

¿Cómo se clasifican los EPI?

Los EPI se clasifican según “el nivel de riesgos frente al que el EPI ofrecerá protección”. Existen tres grandes categorías y a mayor categoría, más grande es la magnitud del riesgo al que los EPI hacen frente.

Los EPI de categoría I sirven para proteger frente a riesgos leves o bajos. Los EPI de categoría II protegen frente a vicisitudes medianas y suelen tener un diseño más complejo que los EPI de categoría I. Los EPI de categoría III tienen un diseño complejo y suelen proteger ante peligros mortales o que pueden dañar de forma irreversible nuestra salud. 

En esta última categoría se encuentran los EPI que protegen a todos los sanitarios que estas semanas están intentando contener la pandemia. Si quieres profundizar un poco más acerca de las diferentes categorías, puedes leer este artículo
 

¿Cómo son los EPI del personal sanitario?

Ya hemos visto que pertenecen a la categoría III. Aquí se engloban todos aquellos dispositivos de protección diseñados y fabricados para protegerse contra caídas desde una altura considerable y todos los equipos de protección respiratoria que están destinados a proteger a su usuario contra aerosoles sólidos y líquidos o contra gases.

Veamos uno a uno los diferentes componentes del equipo de protección individual recomendados para la protección frente al nuevo coronavirus SARS-COV-2:

La mascarilla autofiltrante
1/4

La mascarilla autofiltrante

Seguro que te suenan los conceptos de mascarilla FFP2 y mascarilla FFP3. La colocación de la mascarilla quirúrgica a una persona con sintomatología respiratoria es la primera medida para garantizar la protección del trabajador

Las mascarillas autofiltrantes de tipo FFPP2 o media máscara con filtro contra partículas P2 son la protección respiratoria mínima recomendada para el personal sanitario cuando entra en contacto con personas con casos sospechosos o confirmados de coronavirus a menos de dos metros de distancia. 

La mascarilla que más podemos ver por la calle, esa que por un lado es verde y por el otro es blanca, no formaría parte de un equipo EPI porque no tiene marcado CE y no está fabricada conforme a la norma. Este tipo de mascarilla evita que nosotros podamos contagiar, pero no protege a quien la lleva. 

Guantes de protección
2/4

Guantes de protección

En esta categoría de materiales se distingue entre guantes que solamente protegen frente a bacterias y hongos y los que, además, protegen frente a la penetración de virus. 

En el primer caso (protección ante bacterias y hongos), va marcado con el pictograma de riesgo biológico y en el segundo (protección ante virus como la Covid-19) viene determinado por el mismo símbolo, pero con la palabra VIRUS escrita debajo. 

Los guantes de protección deben cumplir con la norma UNE-EN ISO 374.5:2016. Cuando los guantes se usan en actividades de atención a la persona sintomática y en laboratorios, estos serán siempre desechables. 

Ropa de protección
3/4

Ropa de protección

Existen varias piezas de ropa que entran en esta categoría: la bata, el delantal, los manguitos, etc. El personal sanitario usa esta ropa de protección homologada como EPI cuando es necesario que se proteja de salpicaduras de fluidos biológicos o secreciones procedentes de la persona sintomática a la que examina o trata. 

Esta ropa debe cumplir con la normativa UNE-EN 14126:2004 que contempla ensayos específicos de resistencia a la penetración de microorganismos. 

La ropa de protección puede ofrecer distintos niveles de hermeticidad tanto en su material como en su diseño, cubriendo parcialmente el cuerpo (batas, delantales, manguitos, polainas) o el cuerpo completo. 

Las gafas de montura integral
4/4

Las gafas de montura integral

Esta foto que ves arriba no está considerada como Equipo de Protección Integral (EPI), pero queríamos enseñártela para que vieras más o menos como son. Recuerda: solo las gafas de montura integral están marcadas de conformidad como EPI.  Esas son las gafas que los sanitarios están autorizados a utilizar para su protección ocular cuando atienden a menos de un metro y medio a personas con sintomatología de coronavirus, antes o después de ser diagnosticados. 

Así, por ejemplo, cuando veamos a diferentes profesionales utilizando pantallas faciales, como por ejemplo las que se utilizan en los supermercados para atendernos en la caja, sabremos que no estamos ante un material calificado como EPI.