"Quieres estar en misa y en la procesión”. “El que mucho abarca, poco aprieta”. “Aprendiz en todo, maestro de nada”. Seguro que has escuchado alguna de estas frases o todas. Incluso puede que tu las hayas escuchado con demasiada frecuencia a lo largo de tu vida y además te hayan acabado haciendo sentir incómoda o realmente mal.

Pero ¿por qué? ¿está mal ser un “culo inquieto”, apasionarse por demasiadas cosas o cambiar con frecuencia de pasiones? ¿Hay algo mal en ti o en tu forma de pensar?

Por supuesto que NO. La sociedad y la educación actual ejercen una gran presión para ser una gran especialista en tu campo y para elegir “una rama” en la que progresar a lo largo de tu vida, para sentirte realizada.

 

La sociedad y la educación actual ejercen una gran presión para ser una gran especialista en tu campo y para elegir “una rama” en la que progresar

 

Viajemos en el tiempo hasta el renacimiento. El hombre renacentista era reconocido por ser un polímata, alcanzar la excelencia en diversos campos de conocimiento era loable en aquella época. ¿A que te vienen a la cabeza inventores, escritores, escultores y pintores que lo eran todo a la vez? Pero algo ha cambiado, debido a la gran especialización necesaria para progresar más y más deprisa.

Viajemos ahora a nuestro interior, todas las células embrionarias son multipotentes o multipotenciales, de ahí el término también para personas. A medida que maduran van perdiendo la capacidad de formar cualquier tipo de tejido, para especializarse. Hagamos un salto de escala, los humanos, cuando somos niños, podemos ser cualquier cosa, es más, la gran mayoría queremos ser muchas cosas o todo. Y la vida adulta nos adiestra que hay que elegir y especializarse.

Pero, ¿qué ocurre cuando algunas personas nos sentimos realmente mal con esa idea? ¿Nos queda esa condición curiosa de niños? Podríamos verlo así. No va con nosotras esa idea de elegir y especializarse. Nos agobia, nos inquieta y nos apaga.

Cuando “te acusan” de no saber lo que quieres. Cuando te dicen que si no te enfocas no triunfarás o que nunca llegarás a ser nada si dejas las cosas a medias. O en el mejor de los casos te dicen, tu podrías ser lo que te propongas y piensas... sí, pero ¿qué elijo? Cuando todos estos comentarios de la sociedad van minando tu moral y sientes ansiedad, empiezas a creer que de verdad por ese camino no conseguirás rentabilizar tu vida o esa tranquilidad y éxito laboral anhelado. Estás sufriendo las consecuencias de tu carácter multipotencial.

 

¿Qué hago si soy una persona multipotencial?

Como te decía al principio no hay nada malo en tí, ni en tu forma de pensar. Pero si comienzas a sufrir las consecuencias, entonces sí que es necesario que repares en algo.

Cuando lo que te hace vibrar es, no dejar de aprender cosas nuevas en campos muy diversos. Cuando saltas de un proyecto a otro sin mirar atrás. Cuando te llena de energía inventar y crear. Aprendes deprisa, conectas áreas y eres innovadora en tus ideas. Te das cuenta de que tienes capacidades que a veces son difíciles de valorar, pero te hacen diferente.

Como ves ser una persona multipotencial tiene una parte oscura, con conflictos a trabajar, pero una gran variedad de superpoderes que bien manejados te hacen una persona muy valiosa. Es cierto que hay que buscar puestos de trabajo específicos para que dure esa motivación o proyectos empresariales adecuados y gestionados de acuerdo a tu carácter. Pero nada que no pueda ser aprendido y ejecutado para llegar a tus objetivos de vida.

Desde que comencé a trabajar con multipotenciales he recibido centenares de historias y casos y todos tenían en común una cosa.

Esta etiqueta les ayudó. Pero quiero que sepas que no es otra cosa que una etiqueta, no es ninguna psicopatología a estudiar ni nada por el estilo. Ayuda, por el hecho de reunir en una denominación a personas con el mismo tipo de obstáculos a vencer y con el mismo tipo de capacidades a explotar. Todos esos casos eran personas que estaban en el camino de encontrar una explicación a su carácter y progresar hacia sus objetivos. Al identificarse con este concepto se sintieron, cómodas, acogidas y entendidas, supieron que todo era normal y comenzaron un gran crecimiento personal y profesional.

 

Identifícate con la comunidad

El hecho de pertenecer a una comunidad de iguales, para el ser humano es algo necesario, imprescindible. Por este motivo te sientes incómoda, cuando estás rodeada de gente que no entiende que para ti, terminar algo no significa lo mismo que para el resto, que necesitas experimentar como forma de vida y que tienes ese gran potencial para progresar en muchas áreas. Y por ese mismo motivo el hecho de identificarse ha ayudado a miles de personas en nuestra comunidad. El simple hecho de decir “soy multipotencial” puede hacerte sentir mejor y en la comunidad todos Somos Multipotenciales, eso nos hace más fuertes y seguras.

A estas alturas supongo que ya intuirás si puedes ser o no una persona multipotencial, aunque hay varios tipos. Puede ayudarte a entenderlo mejor hacer un test rápido con preguntas sencillas para saber si lo eres y de qué tipo. En cuanto al comportamiento y la forma de ejecutar distinguimos tres tipos.

  1. Si necesitas tener varios proyectos en marcha a la vez y saltar de uno a otro constantemente, así te sientes enfocada y concentrada porque es tu mejor manera de ser productiva, en ese caso diríamos que eres multipotencial simultánea.
  2. Sin embargo si puedes estar una larga temporada con un solo tema o proyecto, para cambiar dentro de un tiempo y en ocasiones necesitas tener varios proyecto a la vez, hablaríamos más de multipotencial mixta.
  3. El último tipo es multipotencial secuencial, en cuyo caso también podría caber la posibilidad de que no seas multipotencial. Este tipo cambia cada cierto tiempo de proyectos o empleos. Dependiendo de la frecuencia y de cómo vives los comentarios externos puedes no ser multipotencial, simplemente que has cambiado de rumbo al cabo de unos años, algo completamente normal, sin ello significar que sufras alguno de esos conflictos que hemos comentado o tengas esas capacidades de las que hablábamos.

De cualquier modo, puedes salir de dudas o descubrir más sobre ti con unas sencillas preguntas que puedes encontrar en un test para multipotenciales. Solo deseo que el hecho de identificarte, si ocurre, te ayude como a los miles de personas de nuestra comunidad.

 

Gonzalo Barrio - SoyGon.com

Mentor de empresarios y emprendedores multipotenciales.