¿Ya sabes qué traje de baño te vas a poner esta temporada? Es posible que uses el mismo del año pasado y que solamente sacas del armario una vez al mes. O es posible que consideres que el que te pones cada día para nadar en la piscina te sirve. 

Hoy queremos contarte cómo escoger el bañador de hombre que mejor realza las partes de tu físico que te convierten en un tipo encantador. ¿Nos acompañas? 

Pruébatelo antes de comprar

A veces nos da pereza comprarnos un bañador en la tienda. Preferimos escogerlo directamente y luego probárnoslo en casa. Hacerlo así tiene ventajas y desventajas: por un lado, ahorra tiempo, pero tal vez, si no has tenido buen ojo, tendrás que volver a la tienda a cambiarlo por otra talla si no te convence. 

Nosotros te recomendamos que te lo pruebes antes de comprarlo porque así sabrás con antelación si ese bañador te sienta bien o no. 

Es posible que no te dejen ponértelo sin un calzoncillo debajo, de manera que para que ese calzoncillo no determine la talla que mejor te sienta, el día que vayas a comprar tu bañador podrías usar un slip lo más apretado posible. Así, al pegarse a tu piel, el bañador que te pongas encima simulará perfectamente tu silueta natural y no se verá influenciado por el slip que llevas debajo. 

La regla de oro

¿Qué criterio deberías usar a la hora de escoger el bañador que mejor te sienta según tu cuerpo? Es muy sencillo, solamente deben cumplirse dos reglas: 

  1. Cuanto más alto, fibrado y delgado estés, más apretado puedes ir. Cuanto más bajo, menos fibrado y menos delgado estés, más holgado puedes ir.  
     
  2. El bañador que te compres debe ser cómodo y tú debes sentirte cómodo. Si no te ves bien, no es para ti. 

Seas como seas, tengas el cuerpo que tengas, existe una gran variedad de bañadores que se adaptan a tu cuerpo e incluso resaltan partes que ni siquiera sabías que son bonitas de ver.

¿Con o sin color?


Como prefieras. Recuerda que sobre tu cuerpo y la ropa que llevas mandas tú.  Si no sabes si el color te sentará bien, prueba diferentes opciones. 

Los colores que mejor sientan y transmiten un toque de elegancia son el negro, el azul y, en menor medida, el granate. 

Veamos a continuación cuatro tipos de traje de baño que son tendencia de bañadores para hombre este verano. Vamos a darte nuestra más sincera opinión. ¿Estás preparado?

Bermuda
1/4

Bermuda

La bermuda, también conocida como bermuda surfera, es un bañador de hombre que estuvo de moda hace veinte años, durante los 90, cuando los hombres llevaban prendas holgadas, especialmente tejanos. Las bermudas son perfectas para aquellos hombres que no quieren marcar sus formas y prefieren pasar desapercibidos

Es apto para cada tipo de cuerpo, y sientan mejor cuanto más delgado y fibrado estés. El único gran inconveniente es que cuando se moja pesa bastante y puede resultar incómodo de llevar. 

Short
2/4

Short

El short es la versión reducida del bermuda. Es más cómodo y ligero de llevar y resalta las piernas e incluso el trasero de quien lo lleva. Es una auténtica tendencia en bañadores este 2020, así que encontrarás una gran variedad de modelos en tu tienda de referencia. 

El short está recomendado para personas con cualquier tipo de cuerpo. Si tienes unos kilos de más, esta es tu mejor opción.

Boxer
3/4

Boxer

El bañador tipo boxer es el adecuado para los hombres delgados. Resalta la cintura, el trasero y todas las formas de quien lo lleva. La gran ventaja de este tipo de bañadores es que no necesitas un cuerpo atlético para llevarlo. 

Recomendamos este tipo de traje de baño si estás delgado o mantienes bastante la figura sin necesidad de marcar abdominales. Otra de las grandes ventajas de este tipo de bañador es que enseña mucha pierna y es muy favorecedor para personas altas.  

Bañador tipo slip
4/4

Bañador tipo slip

El bañador tipo slip se creó pensando en aquellos deportistas profesionales que se dedicaban a la natación de competición. El slip parece una segunda piel y al tener menos tela que otros tipos de bañadores permite nadar a más velocidad porque pesa mucho menos. 

Polémico en ocasiones porque insinúa más que tapa, no todos los hombres se sienten cómodos con él. Recuerda que antes te decíamos que debías sentirte cómodo con el traje de baño que escogieras y esto aplica especialmente a este tipo de bañador. 

El bañador tipo slip es adecuado para personas altas, delgadas y muy atléticas. Si tienes sobrepeso este bañador te lo desaconsejamos porque al ir ceñido al cuerpo resalta los michelines incluso más de lo que tienes en realidad.