Se estima que en España una de cada cuatro personas padece o ha padecido ansiedad. Por lo tanto, se trata de un trastorno psicológico bastante común entre la población, especialmente la femenina, que si no se trata correctamente puede convertirse en un trastorno más grave. Sin embargo, existen muchos mitos alrededor de la ansiedad que no son ciertos. Te explicamos algunos:

- Es algo que la persona que lo sufre puede controlar. Hay gente que asegura que evitando algunas situaciones que causan miedo, la persona con ansiedad se curará. Lo cierto es que evitar los miedos no es una solución, de hecho la estrategia correcta es enfrentarse a ellos.

- Una copa o una cerveza puede aliviar los síntomas. No es algo recomendable, ya que a largo plazo puede desarrollarse una adicción a la bebida. Además, la ingesta de alcohol puede aumentar el nivel de ansiedad.

- Es complicado mantener una relación con alguien que padece ansiedad. Aislar o dejar de lado a estas personas no es la solución. La empatía y la comprensión siempre será de gran ayuda.

- La ansiedad se cura por sí misma. Algunas personas piensan que no es un problema tan importante como para tratarse, pero no hacerlo puede agravar la situación y aumentar el riesgo de caer en una depresión o problemas de adicción.

- Su origen se debe a una infancia triste y traumática. Aunque algunas situaciones del pasado pueden influir, lo cierto es que muchas personas sufren ansiedad a pesar de haber tenido una infancia excelente y sin ningún tipo de problema.