• Home

  • Salud

  • El cáncer en la nueva normalidad

El cáncer en la nueva normalidad

Este año, una de las enfermedades que afectan a un mayor número de personas ha tenido que convivir con una nueva protagonista: la Covid-19. Un periodo en el que se han diagnosticado un 21% menos de casos de cáncer. ¿Cómo hacer frente a la enfermedad adaptándose a la nueva normalidad?

El cáncer en la nueva normalidad
El cáncer en la nueva normalidad
Sònia Parladé

Sònia Parladé

Periodista

Cada 4 de febrero se celebra el Día Mundial contra el Cáncer, una fecha en la que pretende fomentar la sensibilización y la lucha contra una de las enfermedades que afecta a más personas en todo el mundo.

Sin embargo, este último año la lucha contra esta enfermedad y su diagnóstico se han visto desplazados por una nueva protagonista indiscutible: la pandemia del coronavirus. Y es que, desde principios de 2020, el nuevo virus lleva copando todos los aspectos de la vida cotidiana, silenciando asuntos de gran índole.

En este sentido, algunas ramas de la medicina se están viendo afectadas al verse superadas por el virus: cirugías, trasplantes, tratamientos y todo tipo de consultas han tenido que posponerse ante el aumento de casos del coronavirus.

Y una de las enfermedades que más ha sufrido – y todavía está sufriendo – las consecuencias de esta nueva pandemia es el cáncer. Sin ir más lejos y según datos de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), en 2020 se diagnosticaron en España un 21% menos de pacientes con cáncer respecto al año anterior, cifra que ejemplifica claramente esta la falta de consultas y diagnósticos.

Es importante resaltar que vivimos una pandemia global y continua que es el cáncer

La Fundación Merck Salud resalta que, ahora, los pacientes oncológicos “se encuentran con un doble frente: el cáncer sumado a la Covid-19”. En este sentido, Jesús García-Foncillas, director del departamento de oncología y director de investigación del cáncer del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, insiste en que “la atención al paciente debe ser ahora más incidente que nunca”, pues “no debemos restar importancia a la Covid-19, pero es importante resaltar que vivimos una pandemia global y continua que es el cáncer”.

Aumento de la atención psicológica

En este aspecto, la atención psicológica es casi igual de importante que la atención física. Y es que, desde la aparición de los primeros casos del virus, se ha producido un aumento en las consultas de atención psicológica “muy marcado por la preocupación ante la facilidad de contagio y la gravedad del cuadro clínico derivado de la Covid-19 en pacientes con cáncer. Ya de por sí, el proceso de la enfermedad es suficientemente duro, por lo que la atención psicológica se considera un factor insoslayable necesario para el correcto cuidado de los pacientes”, explica García-Foncillas.

Sin embargo, también podemos apreciar ciertos aprendizajes positivos que han surgido de la pandemia del coronavirus: “lo primero, hemos comenzado a dar el valor que merecen a la salud, la solidaridad y la humanización de la sanidad”, afirma Sandra Ibarra, presidente de la fundación que lleva su nombre y que se dedica a la prevención, la investigación científica del cáncer y el impulso de planes asistenciales para el largo superviviente. “Y, segundo, las personas se esfuerzan cada vez más por adquirir hábitos de vida saludables, algo que solo puede tener consecuencias positivas”, concluye.

Telemedicina: una nueva herramienta fundamental

Desde la aparición del virus hemos tenido que adaptar la mayoría de nuestras rutinas a la nueva normalidad. También en el caso de las visitas médicas presenciales que, cada vez más, se están viendo sustituidas por consultas telemáticas: la telemedicina se ha convertido en una herramienta fundamental para los pacientes con cáncer, especialmente para dar continuidad asistencial”, explica la doctora de Ever Health, Belén de Nicolás.

En datos concretos y según el estudio ‘Impacto sanitario del coronavirus en la atención hospitalaria a pacientes oncohematológicos’, durante la primera ola de la pandemia se multiplicaron por tres las consultas de seguimiento a pacientes oncológicos hechas telefónicamente.

Y es que la telemedicina “resulta especialmente útil para orientar, evaluar la necesidad de atención presencial o avanzar en su atención”, apunta la doctora. También para resolver dudas: la telemedicina permite asesorar a los pacientes en la administración de los medicamentos, facilitar consejos nutricionales o resolver cualquier duda gracias a la tecnología.

Telemedicina
 

La vuelta al trabajo

En el pasado mes de abril, en la primera ola de la pandemia y durante el primer confinamiento, se descubría que las personas con patologías oncológicas se mostraban mucho más preocupadas por la pandemia que la población española en general (67% frente al 59%). Como datos más concretos, una de cada tres reconocía tener ansiedad o depresión a causa del confinamiento.

En este sentido, es importante tener en cuenta que estas personas, además de tener que adaptarse como el resto a cambios como el auge del teletrabajo o la reducción de las relaciones sociales, deben afrontar varios desafíos particulares relacionados directamente con su enfermedad.

Según datos de la AECC, casi el 40% de los españoles con patologías oncológicas tiene entre 15 y 65 años, por lo que gran parte pertenece a la población activa. Por eso, es especialmente importante que los departamentos de Recursos Humanos de las empresas jueguen un rol central impulsando políticas y programas que apoyen a los empleados en esta situación.

Por eso, Cigna España y MD Anderson Cancer Center Madrid han elaborado un decálogo con diez consejos prácticos para apoyar a empleados que convivan con patologías oncológicas durante el proceso de adaptación al actual escenario laboral, social y sanitario:

  1. Realizar un seguimiento constante del empleado para saber cómo está y qué necesita.
  2. Analizar los riesgos relacionados con su salud y bienestar, y ofrecerle los recursos necesarios.
  3. Impulsar iniciativas enfocadas en la salud emocional para aprender a gestionar la incertidumbre.
  4. Prestar mayor atención a la conciliación y la flexibilidad laboral.
  5. Mantener abiertos los máximos canales de comunicación posibles entre trabajadores.
  6. Ofrecer un servicio de telemedicina en la empresa.
  7. Implantar planes de salud específicos, tales como los ‘programas de gestión de casos’.
  8. Reforzar el desarrollo profesional de estas personas: no perder de vista sus metas laborales.
  9. Mantener o crear acciones Internas de concienciación sobre el cáncer.
  10. Redefinir el protocolo de actuación para adaptarlo al entorno laboral actual.

Nos vamos de shopping

  1. Recomendaciones de productos y servicios de Objetivo Bienestar, en la app Peoople
    shopping-icon carrito

    Descubre nuestros favoritos en Peoople

    Descarga​​
  2. Por qué se celebra San Valentín
    shopping-icon carrito

    Regalos para enamorar este San Valentín

    Comprar​​​
  3. Cómo llevar falda en otoño
    shopping icon beauty

    Cómo llevar falda: 8 combinaciones para vestirla a diario

    Comprar​​​