• Home

  • Salud

  • Guía para librarse de la gripe este año

Guía para librarse de la gripe este año

El virus está siendo menos acusado que en años anteriores, pero en Galicia, Asturias y Andalucía la gripe ha alcanzado una difusión acentuada. La prevención y los remedios naturales son la clave para librarse de ella.

Periodista

En España se han llegado a registrar unos 200 casos por cada 100.000 habitantes, lo que supera los 58 casos previstos, como se apuntaba desde Servicio de Vigilancia de la Gripe. Pese a que la temporada estaba resultando menos acusada que en otros años (con 30 casos por cada 100.000 habitantes), en Galicia y Asturias arrancó tras las Navidades la verdadera temporada de gripe, que se ha extendido por la península alcanzado una difusión acentuada.

La gripe suele aparecer cuando las lluvias han escaseado y cuando las temperaturas oscilan, siendo cálidas de día y más frías durante la noche. El virus que la causa es el “Influenza” y se contagia por las vías respiratorias, a través de la tos o los estornudos de las personas afectadas, por lo que su transmisión es rápida. Se calcula que en menos de tres días puede aparecer y puede llegar a dejarnos en la cama una semana, y estragos varios hasta llegar a robarnos 14 días de salud. Las personas de edad avanzada y las que sufren enfermedades cardíacas o respiratorias crónicas deben tener especial cuidado, así como las que que sufren diabetes y las mujeres embarazadas.

Pese a que existen diversos tipos de gripe, la A - que protagonizó la oleada de contagios pandémica en 2009 - suele ser la que más afecta a la población ya que este virus contiene un tipos de proteínas que mura con el tiempo y por ello la población tiende a ser menos inmune a ella.

Prevención y remedios
Para la gripe común, la que nos puede afectar actualmente, debemos atender a los siguientes síntomas: fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares y articulares, malestar general, dolor de garganta y tos. Lavarse las manos con frecuencia, utilizar pañuelos desechables y evitar las aglomeraciones son medidas para prevenirla. Más allá de estos consejos, también debemos procurar: 

Mantener unos niveles adecuados de vitamina D. La luz del sol nos la proporciona e investigadores de la India coinciden en que la falta de sol durante el invierno puede ser una causa de gripe. Se ha demostrado que los suplementos de esta vitamina (de 1.200 a 2.000 UI al día) reducen las infecciones respiratorias tanto en adultos como en niños hasta un 50%. 

Tomar ginseng (Panax cinquefolium). Esta hierba tiene efectos que estimulan el sistema inmunológico. En un estudio llevado a cabo en la Facultad de Medicina de Virginia del Este se demostró que tomando 200mg de ginseng dos veces al día durante tres meses se podía reducir el riesgo de contraer el virus Influenza hasta en un 84%. 

Tener presente el saúco (Sambucus nigra). Ayuda a prevenir también contra el virus Influenza. Si se toma durante cinco días cuando los síntomas aparecen, los puede reducir notablemente. Es un potente preventivo ante los tipos de gripe A y B. 

No descuidar el Ravintsara, aceite esencial con eucaliptol, que también pueden emplear niños y mujeres embarazadas. Se puede aplicar sobre el pecho disuelto en aceite o bien ingerirse con miel. 

Por otro lado, para evitar que derive en pulmonía si se contrae, debemos imponer reposo, una buena hidratación, inhalaciones de vapor de agua caliente y baños tibios para bajar la fiebre. Para los mayores de 65 años se recomienda, como medida preventiva, la vacuna en los meses de otoño.

Los remedios caseros para los días en los que tengamos que reposar en casa son clave y entre ellos destacan las infusiones. Podemos encontrar bastantes recetas en el manual práctico Bebidas y tisanas que alargan la vida (Salsa Books). A continuación, reproducimos las instrucciones para preparar una infusión de pensamiento, menta y llantén para para cuidar las vías respiratorias:

La combinación del pensamiento con el llantén hacen de esta infusión un potente remedio contra cualquier enfermedad del aparato respiratorio. La menta, además, ayuda a refrescar y calma los tejidos irritados.

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de pensamiento
  • 1 cucharadita de llantén
  • 10 hojas frescas de menta
  • Medio litro de agua
  • Miel

Preparación:

  • Pon el agua a calentar en un cazo. Lava las hojas de menta. Cuando hierva, apaga el fuego, añade las hierbas y tápalo. Déjalo reposar 10 minutos.
  • Cuela la infusión, agrégale la miel y bébetela caliente. Se recomienda tomar tres tazas diarias mientras dure la infección.

Sobre el autor

Nos vamos de shopping

  1. 10 suplementos veganos para mejorar tu salud portada
    shopping icon salud
    10 suplementos veganos para mejorar tu salud
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​  
  2. 8 utensilios top de cocina ligera de verano
    shopping icon nature
    8 utensilios top de cocina ligera
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
  3. Con cafeína
    shopping icon food
    Qué cafetera se adapta más a ti
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Lo más leído