La importancia de entender la depresión desde la biología

La depresión es la segunda causa de muerte entre personas de 15 a 29 años. Para concienciar sobre la enfermedad y entender su parte más biológica, Mariano Alló presenta el libro ‘Cuando el cerebro dice basta’.

La importancia de entender la depresión desde la biología
La importancia de entender la depresión desde la biología
Sònia Parladé

Sònia Parladé

Periodista

La depresión no es cuestión de voluntad, sino de biología. No se puede hablar de depresión sin empezar aclarando que la depresión es un síndrome muy complejo que incluye muchos trastornos diferentes, pero en todos los casos existen componentes biológicos fundamentales.

Y es que se trata de una enfermedad que no solo afecta o involucra a nuestro cerebro, sino también al sistema inmunitario, endocrino, metabólico, cardiovascular y un largo etcétera.

A nadie se le ocurriría preguntarle a un enfermo de diabetes: “¿por qué no te esfuerzas por sintetizar más insulina?”. Sin embargo, a muchos enfermos de depresión se les sigue pidiendo “que pongan de su parte”.

Sí, quizás el estado de ánimo o nuestro mundo emocional son las partes que puede parecer que se ven más afectadas por dicho trastorno, pero en realidad estas son solamente un componente más sobre todos los que se ven alterados como consecuencia de los cambios biológicos que ocurren cuando se padece depresión.

En este sentido, muchas disciplinas corroboran que en la depresión ocurren cambios biológicos muy importantes y a diferentes niveles. Además, lo hacen de una forma más peligrosa que en otras enfermedades, pues en el centro del trastorno se ubica el sistema nervioso, el más complejo que existe y que afecta a la vez que es afectado por todos los demás sistemas.

Cuando el cerebro dice basta

Esta vertiente más biológica de la depresión es la premisa de la que parte el libro ‘Cuando el cerebro dice basta’ de Mariano Alló, científico argentino que padeció la enfermedad durante más de 20 años. En su obra, Alló habla de la depresión analizando las teorías científicas más actuales, sus investigaciones relacionadas con la biología molecular y aportando su propia experiencia como enfermo.

El autor habla de cuatro aspectos clave para entender la depresión:

  1. Causas biológicas. ¿Qué pasa y qué no pasa realmente en el cerebro de alguien que sufre depresión? Si entendemos los mecanismos biológicos, será más fácil entender por qué la depresión no es una simple cuestión de voluntad y por qué debe tratarse como cualquier enfermedad física. Alló se ayuda de un símil para explicarlo: “imagina que te sientes atacado en la oscuridad de la noche. Comienzas a defenderte y a atacar, pero no sabes a qué te estás enfrentando. Entender la biología de la depresión es como iluminar la oscuridad y poder ver cara a cara al atacante”. La biología, por lo tanto, “nos permite entender lo que nos pasa, romper con los estigmas, empatizar con nosotros mismos e identificar las mejores estrategias para el combate”.
  2. Causas sociales. Por qué y cómo nuestro actual estilo de vida nos hace deprimirnos más. Identificar las pautas sociales que hacen que cada vez haya más enfermos por depresión hará posible que tomemos medidas para evitar que esta enfermedad siga creciendo y, a su vez, ayudaremos a romper el estigma social que padece. Sin embargo y como explica el autor, hemos pasado de vivir en la naturaleza y escapando de los predadores a vivir aglutinados en grandes ciudades con una lista de situaciones estresantes completamente diferente. Y es que, si nuestros antepasados sufrían estrés esporádicamente al exponerse a situaciones de riesgo, nosotros lo hacemos decenas de veces al día.
  3. Cómo se vive la depresión. El autor la ha padecido durante casi 20 años, por lo que leer sus experiencias puede ayudar al lector a entender la mente de un enfermo con depresión, generando empatía. Cerca de un 80% de las personas que sufren este trastorno no serán diagnosticadas, “ya sea porque nunca toman la decisión de ver a un profesional o, en muchos casos, porque el desconocimiento es tan grande que ellos no encajan en su visión lo que representa la depresión”, cuenta el científico, tras sufrirlo en primera persona. “¿Cómo podía asumir que padecía depresión si en realidad desconocía lo que era?"
  4. Familiares y amigos. El papel de los que acompañan. Como sociedad a menudo olvidamos a las personas que cuidan o conviven con enfermos, todavía más cuando hablamos de enfermedades mentales. El autor asegura que lo importante es que estos seres queridos estén al lado de la persona que padece el trastorno de la manera en que lo necesite. “Que hagan un esfuerzo por aprender acerca de la depresión hasta que consigan empatizar, pues solamente podrán ayudar significativamente si logran comprender como se siente alguien que padece esta enfermedad”, insiste.
Portada del libro 'Cuando el cerebro dice basta'
Portada del libro 'Cuando el cerebro dice basta'

Comprar en La casa del libro

Comprar en Amazon

La pandemia mundial

Si hablábamos del estrés como una de las causas sociales causantes de la depresión, es importante medir las consecuencias de las situaciones de estrés sostenido, como la actual pandemia mundial provocada por la Covid-19.

Depresión covid

En este sentido, son muchos los científicos destacados que señalan que las consecuencias de la pandemia en la salud mental pueden ser muy importantes y sin precedentes a escala internacional. Sí, es posible que la mayoría de sus efectos lleguen dentro de un tiempo, pero llegarán.

No se sabe cuánto tiempo puede soportar una persona un estrés de tal gravedad sin sufrir consecuencias graves, pues depende de muchos factores y de cada persona. Lo que está claro es que cada vez hay un mayor número de población en riesgo con la situación actual, por lo que es extremadamente importante encontrar actividades que nos ayuden a reducir el estrés, volviendo a equilibrar nuestra vida.

Los cinco pilares para tratar la depresión

Si sospechamos que algo no está funcionando como debería, el primer paso es pedir ayuda. Hay que romper el tabú, conversar abiertamente con la familia y amigos y visitar a un profesional lo antes posible, pues “cuanto más temprano intervengamos, más fácil será encontrar un camino de salida y mucho menores las consecuencias”, apunta Alló.

En el tratamiento de la depresión se puede hablar de cinco pilares fundamentales:

  1. La ayuda profesional y el diagnóstico adecuado, clave para un tratamiento efectivo.
  2. La psicoterapia, en particular la cognitiva conductual, que tiene un soporte científico muy amplio.
  3. La práctica de meditación o atención plena.
  4. El cuidado en la alimentación.
  5. Practicar deporte.

Según el autor, “cada uno de estos puntos implica una mejora de los síntomas no solo para la depresión, sino para muchas otras afecciones de la salud”. Hay que tener en cuenta, además, que “si bien es cierto que cada uno de estos pilares por su cuenta ha demostrado ser efectivo, se nota una gran diferencia abordándolos de forma holística, ya que el resultado final es mucho más que la suma de las partes”.

Por último, y como nota importante, insiste en que no debemos tener miedo de los antidepresivos, pues en muchas ocasiones pueden ser vitales para que alguien salga adelante. “En muchos casos la medicación es necesaria. Lo mejor es conversar con un psiquiatra o neurólogo”. Desde una visión puramente científica “solo puedo decir que las investigaciones de los últimos 50 años han demostrado que los medicamentos para la depresión son efectivos”, finaliza Mariano Alló.

Descubre más sobre:

Nos vamos de shopping

  1. Recomendaciones de productos y servicios de Objetivo Bienestar, en la app Peoople
    shopping-icon carrito

    Descubre nuestros favoritos en Peoople

    Descarga​​
  2. Por qué se celebra San Valentín
    shopping-icon carrito

    Regalos para enamorar este San Valentín

    Comprar​​​
  3. Cómo llevar falda en otoño
    shopping icon beauty

    Cómo llevar falda: 8 combinaciones para vestirla a diario

    Comprar​​​