• Home

  • Salud

  • Los materiales pesados que dañan y contaminan nuestro organismo: ¿cómo podemos protegernos?

Los materiales pesados que dañan y contaminan nuestro organismo: ¿cómo podemos protegernos?

Actualmente, todas las personas tienen una carga tóxica por metales pesados en su organismo. Las sustancias tóxicas están presentes en el aire, el agua e incluso hasta la comida que ingerimos. Aun así, existen algunos trucos para evitar que estos materiales dañen nuestro sistema.

Los materiales pesados que dañan y contaminan nuestro organismo cómo podemos prevenirlos
Los materiales pesados que dañan y contaminan nuestro organismo cómo podemos prevenirlos
Sara Roqueta

Sara Roqueta

Periodista

La fuerte industrialización del último siglo deja ante nosotros un escenario de vida marcado por la contaminación. Es un hecho que leemos en artículos y reportajes sobre la irremediable crisis ecológica hacia la que anda abocado nuestro planeta. Sin embargo, la contaminación ya no solo está en el medio ambiente, también está en nuestro cuerpo, ese organismo lleno de nutrientes que desde hace décadas convive con materiales tóxicos; muchos de los cuales respiramos, comemos y bebemos cada día. Un ejemplo de ello son los metales pesados, presentes en el organismo de todas las personas con una fuerte carga tóxica. Al fin y al cabo, vivir rodeados de elementos contaminantes tiene más consecuencias en nuestra salud de las que a priori podríamos creer.

En realidad, los metales están entre los tóxicos más antiguos conocidos por el ser humano. Tanto es así que los bebés al nacer heredan la carga de metales pesados que adquieren a través de la madre durante la gestación. En los primeros meses la transmisión de materiales tóxica es directa. Luego, con el tiempo, el mundo industrializado nos arroja toda una carga de componentes pesados que acceden a nuestro organismo a través de tres principales vías: la piel (por contacto), los pulmones (por inhalación) y el tracto gastrointestinal (a través de la alimentación).

Si investigamos más a fondo sobre el tema, según la Sociedad Española de Salud y Medicina integrativa (SESMI), los principales metales pesados que podemos encontrar en nuestro organismo son el mercurio, el plomo, el arsénico y el berilio.

Todos estos elementos alteran nuestra microbiota, llegando a provocar enfermedades e intoxicaciones, como ya vimos en el caso de los nanoplásticos—cuando se descomponen en nanopartículas, los plásticos pasan a estar presentes en nuestras bebidas, comidas, en el aire que respiramos y en todo lo que tocamos—.

De hecho, aunque la Medicina Integrativa dispone de algunos medios de diagnóstico para determinar la presencia de materiales pesados y de medios terapéuticos para eliminarlos o reducir su impacto en la salud, lo cierto es que “los metales pesados son elementos naturales que pueden condicionar muchos cuadros patológicos en las personas ya que tienen la capacidad de interferir, substituir o bloquear a los minerales nutrientes”, señala Jesús Domínguez, fisioterapeuta, naturópata, director de Gheos Proyecto natural y miembro de la SESMI.

La puerta de entrada de materiales tóxicos

Así que sí. Cada día respiramos, comemos y bebemos múltiples partículas contaminantes. Desde los aparatos electrónicos hasta las cremas y cosméticos que ponemos sobre nuestra piel, todos ellos contienen sustancias cuya toxicidad es objeto de preocupación razonada.

Por ejemplo, cuando ingerimos un pescado cualquiera estamos incorporando a nuestro organismo todos los contaminantes que este animal ha ido acumulando. Al respecto, “es importante destacar que el problema no viene por el plástico que el animal tenga en el tracto gastrointestinal, ya que esta parte no es comestible. El problema viene de los aditivos químicos del plástico, que sí se acumulan en los tejidos grasos, como el músculo, una parte que sí es comestible", confirma la Doctora en Química e investigadora científica del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA), Ethel Eljarrat.

Ahora bien, ¿cómo impedimos que estos componentes tóxicos lleguen hasta nuestro organismo? ¿Existe alguna manera de frenarlos? A día de hoy, y tras varios estudios, se ha comprobado que la mejor estrategia para evitar que los metales pesados se acumulen en nuestro cuerpo es mantener una dieta y unos hábitos de vida saludable.

Como ya sabemos; llevar una dieta equilibrada, practicar deporte, vivir libres de plásticos y ser más conscientes de lo que consumimos y de dónde viene, mantiene con fuerza nuestro sistema inmune. Además, “esto favorecerá que los órganos depurativos trabajen bien y el aumento de los minerales nutrientes con los que compiten, para que así ocupen y hagan su función y no deban ser sustituidos por un metal pesado”.

La mejor estrategia para evitar que los metales pesados se acumulen en nuestro cuerpo es mantener una dieta y unos hábitos de vida saludables.

“En muchos casos los metales pesados se acumulan para compensar el déficit de minerales nutrientes”, añade Domínguez. Y es que, el cuerpo no queda libre de la influencia de materiales pesados como el mercurio. Este, en concreto, puede provocar enfermedades como la ataxia, hiperactividad, temblores, insomnio, irritabilidad, hormigueos, trastornos renales, cansancio crónico, presión arterial alta, gingivitis, linfoma o leucemia.

Métodos de diagnóstico

A día de hoy, la Medicina Integrativa dispone de algunos medios de diagnóstico para determinar la presencia de metales pesados en el organismo. Aun así, como aclara Jesús Domínguez, “no existe un consenso internacional en cuanto a las cantidades o valores de referencia que se pueden considerar seguros para cada metal pesado”. Se considera que la estrategia más precisa de diagnóstico es la triple prueba:

  1. Test de sangre o plasma que evidencia una posible intoxicación aguda.
  2. Mineralograma del cabello que informa de la carga tóxica acumulada.
  3. Test de la provocación medido en orina que permite valorar la carga tóxica a la vez que iniciar el proceso de eliminación.

En ‘Vivir más y mejor reduciendo tóxicos y contaminantes ambientales’, el experto en epidemiología, medicina preventiva y salud pública Miquel Porta Serra nos enseña a localizar las situaciones que más nos contaminan nuestro organismo y cómo actuar ante ellas. El investigador y catedrático es muy consciente de que vivimos rodeados e impregnados de contaminantes que aumentan nuestro riesgo de sufrir enfermedades endocrinológicas, cardiovasculares, neurodegenerativas, inflamatorias, cánceres o infertilidad.

Como ya hemos podido observar, la mejor manera de eliminar los metales pesados de nuestro sistema orgánico es favorecer el aumento de los metales nutrientes con los que compiten, pero en el caso de una intoxicación aguda hay que hacer una quelación química potente (administración de agentes quelantes).

“En situaciones crónicas también se puede aplicar la terapia quelante, pero son recomendables nutrientes como las algas, el cilantro, minerales como el selenio o el magnesio o principios activos como la N-acetilcisteína y el ácido a lipoico”, destaca el naturópata Jesús Domínguez.

La pregunta ahora es, ya que nuestro cuerpo está contaminado, ¿qué podemos hacer? El primer paso es tomar consciencia de todo cuanto nos rodea, tratando de evitar espacios, superficies y alimentos que puedan estar dañados por elementos tóxicos, los cuales, de una manera directa acaban en lo más profundo de nuestro sistema. Veamos cómo prevenir entonces la ingesta de metales pesados que atraviesan cada día la piel, los pulmones y el tracto gastrointestinal.

Vive más y mejor

Vive más y mejor

Autor: Miquel Porta

Editorial: Grijalbo

Uno de los expertos mundiales en contaminación interna nos enseña en este libro qué hacer para reducir los contaminantes en nuestro día a día. Si te interesa tu salud y la de los tuyos, no dejes de leerlo y descubrir los tóxicos que conviven silenciosamente con nosotros.

Comprar Libro

También te puede interesar

Nos vamos de shopping

  1. Fondo de armario de verano 10 piezas de ropa imprescindibles que debes tener
    icon-shopping moda

    10 piezas de ropa imprescindibles para este verano

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​  
  2. Los 10 cepillos que puedes utilizar según tu tipo de cabello
    shopping icon beauty

    Los 10 cepillos que puedes utilizar según tu tipo de cabello

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
  3. Lelo Sona 2 Cruise
    shopping icon sexo

    El Top 10 de los juguetes sexuales más deseados del mercado

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
  4. Incapto coffee
    shopping icon sostenibilidad

    Incapto ahorra 2.200.000 cápsulas de café en su primer año de vida

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Lo más leído