El camino a la escuela: ¿cómo hacerlo más seguro y libre de contaminación?

La gran mayoría de los niños y niñas de todo el mundo respiran aire contaminado, un hecho que afecta gravemente a su salud y que obliga a construir caminos y escuelas más accesibles, verdes y saludables.

El camino a la escuela, más seguro y libre de contaminación
El camino a la escuela, más seguro y libre de contaminación
Sara Roqueta

Periodista

La contaminación atmosférica de las ciudades es ya un asunto a la orden del día, presente en numerosas agendas. Es imposible pasar por alto la huella que está dejando en nuestra atmósfera y en nuestra salud la quema de combustibles fósiles, los procesos industriales o la incineración de residuos. Tras siglos de actividad industrial desproporcionada y dañina para nuestro medioambiente, cada vez resulta más complicado encontrar ciudades en las que respirar aire puro. Escaparse de vez en cuando a la montaña y encontrar zonas vírgenes no termina de solucionar el daño que actualmente provoca la contaminación atmosférica en nuestro organismo. Sobre todo, en la de los más pequeños, siendo un hecho claramente constado que el 93% de los niños y niñas en todo el mundo respira aire contaminado que pone en grave peligro su salud.

Esta es tan solo una de las conclusiones extraídas del informe de la OMS ‘Contaminación atmosférica y salud infantil’, que advierte del alto coste que esta situación tiene en la población infantil. Unos datos que nos animan a preguntarnos: ¿Qué tipo de ciudades estamos construyendo? ¿Existen alternativas a los modelos de consumo imperante? O todavía más certero: ¿El camino que hace mi hijo o hija hacia la escuela está contaminado?

Las cifras hablan por sí solas. En 2018, el 30% de las escuelas —229 de los 755 colegios de Barcelona— superaron en horario escolar el nivel máximo de contaminación de NO2 recomendado por la OMS, según los datos estimados sobre la contaminación del aire en el entorno de los colegios de la ciudad y elaborados por la plataforma Eixample Respira.

En Madrid y Barcelona, la polución que llega a las aulas supera los estándares recomendados por la OMS

La polución, presente con más intensidad en los países de ingresos bajos y medios, se distribuye por todo el mundo. En Madrid, por ejemplo, los niños también respiran aire contaminado de manera continuada. Así lo revela el estudio ‘Healthy air, healthier children’, publicado el pasado mes de junio y, según el cual, en las escuelas madrileñas el nivel de dióxido de nitrógeno (NO2) procedente del tráfico rodado supera igualmente los estándares recomendados por la OMS.

contaminacion

Qué es el NO2

Las consecuencias del dióxido de nitrógeno NO2 no pasan desapercibidas para nuestro organismo de ninguna manera al tratarse de un gas tóxico e irritante. De hecho, este es el principal contaminante entre los diversos óxidos de nitrógeno que se pueden encontrar y, aunque su generación puede darse tanto en la naturaleza como en la actividad volcánica, en la quema de maderas y biomasa o en los incendios forestales, esta producción es infinitamente menor a la que realiza el ser humano.

La mano de la humanidad, más bien de las grandes industrias y sus consecuentes modelos de producción, causa NO2 cada vez que se queman combustibles fósiles, así como mediante las emisiones de las fábricas y centrales térmicas. El tráfico de las urbes solo hace que acelerar la propagación de NO2 por la atmósfera, dañando nuestra salud al emitir grandes dosis de gases de efecto invernadero. Tanto es así que, en 2016, la contaminación atmosférica ambiental fue la causa de 4,2 millones de muertes prematuras, de las cuales, casi 300 000 fueron de menores de 5 años.

Cómo afecta la contaminación ambiental en la salud de los niños

Ahora bien, ¿de qué manera puede afectar este aumento de la contaminación ambiental en los niños? Según la Organización Mundial de la Salud, los menores de edad corren mayor riesgo que los adultos ante los muchos efectos nocivos para la salud que tiene la contaminación atmosférica. Los niños son especialmente vulnerables durante el desarrollo fetal y en sus primeros años de vida, cuando los pulmones, los órganos y el cerebro están todavía en desarrollo

Los niños respiran más rápidamente que los adultos, aspirando más aire y, por tanto, más contaminantes.

Por ejemplo, según esta investigación de la OMS, la situación actual aumenta la posibilidad de que los más pequeños desarrollen asma, además de que también puede afectar al desarrollo del corazón, el cerebro y el sistema nervioso del niño.

consecuencias salud

En efecto, uno de los puntos que se ha investigado es cómo puede afectar la contaminación atmosférica en el desarrollo neuronal. Según un estudio realizado por el Instituto de Salud Global a 2.700 menores de Barcelona, la contaminación, sobre todo del NO2 y el carbono elemental, también afecta a la capacidad de atención de los niños en el corto plazo.

La OMS lo corrobora al confirmar que la polución puede “derivar en unos resultados más bajos en las pruebas cognitivas e influir en el desarrollo de trastornos del comportamiento tales como trastornos del espectro autista y trastornos de déficit de atención e hiperactividad”.

Existen pruebas contundentes de que la exposición a la contaminación atmosférica ambiental puede afectar negativamente al desarrollo mental y motor de los niños.

Ciudades limpias y saludables

Ahora que se conoce y se habla sobre las consecuencias del calentamiento de la Tierra y el daño ya ejercido a nuestro planeta, no es de extrañar el vuelco que muchas organizaciones están dando en la construcción y gestión del entorno urbano. No se trata ya de la ciudad tradicional, en la que se favorece el modelo productivo que conecta la casa y el trabajo, sino de una visión de conjunto en la que se tengan en cuenta otros parámetros de calidad de la vida urbana.

De hecho, según los expertos, el diseño actual de las ciudades, y la ubicación de los centros escolares en ellas debe volver a pensarse. "Si una ciudad está bien para los niños, está bien para todos. Y, al contrario: si no es saludable y no cubre las necesidades de los niños, difícilmente será adecuada para otros colectivos también vulnerables", explica Miguel Mayorga, arquitecto urbanista y profesor colaborador del máster universitario de Ciudad y Urbanismo de la UOC.

Caminos escolares: un itinerario seguro y sostenible

Ya en los años noventa se comenzó a pensar en cual era la relación de los niños con el entorno urbano. Para que las ciudades fueran más saludables aparecieron entonces los primeros caminos escolares. ¿El objetivo? Que los menores de edad pudieran ir a la escuela por sus propios medios a través de un itinerario seguro y agradable, el cual debía incluir zonas con árboles y fuentes, además de mantener bajos niveles de contaminación acústica y de partículas en suspensión.

caminos seguros

"Para que los niños y niñas puedan ir solos a la escuela se les debe garantizar una red de espacios urbanos en condiciones, y eso representa cambios", advierte Miguel Mayorga, uno de los principales impulsores, junto con Pía Fontana y Jorge Rodríguez, del proyecto del City FOV Urban Lab: red de refugio climático urbano escolar para Barcelona, ganador del concurso World Data Viz Challenge 2019 Barcelona-Kobe.

Según este proyecto, se trata de concretar, con la ayuda de los vecinos, un sistema de itinerarios urbanos que conecte equipamientos, centros escolares, carriles bici, calles peatonales, transporte público, zonas con árboles o fuentes de agua.

"Es una gran red verde-azul que apuesta por un urbanismo técnico y participado en el que se tiene en mente la idea de ciudad cuidadora", explica Mayorga. Ahora le toca el turno a los arquitectos y urbanistas, quienes deben asumir que, a día de hoy, no solo importa el ancho de las aceras o cuántos carriles tiene una calle, sino que también deben interesarse por las actividades, la calidad ambiental y el valor ecológico que se quiera fomentar en ese espacio público. Un lugar transitable, libre de emisiones y "en el que caben niños, ancianos, mujeres y hombres de distintos colectivos y también con diversas necesidades", concluye el profesor colaborador de la UOC.

Sobre el autor
Sara Roqueta

Periodismo y cultura. En ese orden o viceversa. Me introduje de lleno en los estudios comparativos de Literatura, Arte y Pensamiento y el análisis de los procesos creativos. Todavía sobrevivo. Poesía, narrativa y arte contemporáneo. Ahora redactora en Objetivo Bienestar y Revista Interiores.

Descubre más sobre:

Nos vamos de shopping

  1. 10 suplementos veganos para mejorar tu salud portada
    shopping icon salud
    10 suplementos veganos para mejorar tu salud
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​  
  2. 8 utensilios top de cocina ligera de verano
    shopping icon nature
    8 utensilios top de cocina ligera
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
  3. Con cafeína
    shopping icon food
    Qué cafetera se adapta más a ti
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Lo más leído