• Home

  • Salud

  • Sobrepeso y obesidad: las otras grandes pandemias

Sobrepeso y obesidad: las otras grandes pandemias

En el marco del Día Europeo contra la Obesidad conviene recordar que la obesidad no es un problema o ‘defecto’ estético, sino una enfermedad que puede conllevar importantes problemas de salud como la diabetes, la hipertensión, accidentes cardiovasculares o cáncer.

Sobrepeso y obesidad, las otras grandes pandemias
Sobrepeso y obesidad, las otras grandes pandemias
Sònia Parladé

Sònia Parladé

Periodista

Hace unos meses, coincidiendo con el Día Internacional contra la Obesidad, que se celebra cada 4 de marzo, hablábamos sobre cómo la dieta mediterránea es eficaz no solo para mantener una dieta saludable y equilibrada, tratando el sobrepeso y la obesidad, sino también para prevenir el coronavirus: cuanto mejor se sigue la dieta mediterránea, menor es el riesgo de infectarse.

Lo cierto es que la crisis sanitaria que estamos viviendo ha puesto el foco en los problemas de salud asociados a la obesidad. Sin ir más lejos, durante la segunda ola, el 80% de los pacientes que tuvieron formas graves de Covid-19, precisando intubación, ventilación mecánica en la UVI o fallecieron, cumplían criterios de diagnóstico de la obesidad. Estos preocupantes datos se publican en un estudio realizado por los investigadores del Murdoch Children’s Research Institute y la Universidad de Queensland, ambos en Australia, que afirman que el factor común de los pacientes que precisaban dicha asistencia hospitalaria era el exceso de kilos.

La pandemia del coronavirus va a pasar, pero la obesidad parece que está aquí para quedarse

En este sentido, el Doctor Miguel Ángel Martínez-González, ganador del premio Instituto Danone por su trayectoria científica, habla de que “la obesidad es la gran pandemia del siglo XXI”. Hacia 1975 había 100.000.000 millones de obesos en el mundo, una cifra que ahora alcanza los 700.000.000 afectados por la enfermedad. “La pandemia del coronavirus va a pasar, pero la obesidad parece que está aquí para quedarse”, lamenta el Doctor.

Es por eso por lo que, este mes de mayo, unos días después del Día Europeo contra la Obesidad (15 de mayo), es más conveniente que nunca recordar que la obesidad no es un problema o ‘defecto’ estético, sino una enfermedad que puede conllevar importantes problemas de salud como la diabetes, la hipertensión, accidentes cardiovasculares o cáncer.

Maternidad y obesidad

La obesidad, además de los problemas de salud nombrados, conlleva una serie de riesgos para las mujeres embarazadas: en las mujeres con un índice de masa superior a 30 (y especialmente a 40), la obesidad puede producir infertilidad y riesgo en el bebé, además de dificultar la reproducción asistida.

En esta línea, la Sociedad Española de Fertilidad advierte de que “las pacientes con sobrepeso presentan múltiples alteraciones endocrinas que conllevan mayor tasa de subfertilidad y esterilidad, por lo que pueden desarrollar problemas ovulatorios que dificultan la consecución del embarazo. Incluso con ovulaciones normales es menor la posibilidad de conseguir gestación de manera natural”. 

En las mujeres ya embarazadas que padecen obesidad, la diabetes, la hipertensión y demás problemas de salud que puedan generarse provocan un mayor riesgo de aborto, parto prematuro, riesgo fetal, malformaciones y embarazo prolongado, siendo situaciones graves tanto para la madre como para el bebé. 

Hábitos alimentarios y salud mental

Hábitos alimentarios y salud mental

El estilo de vida sedentario y una comida poco saludable son los principales factores que pueden conducirnos hasta el sobrepeso o la obesidad. Sin embargo, también tiene mucho que ver la genética y la salud mental, actuando directamente sobre los mecanismos de recompensa de nuestra conducta.

La psicóloga Pilar Conde, en este sentido, habla del componente adictivo que tiene la comida, que en ocasiones puede ser igual o más alto que el de las sustancias como la nicotina o el alcohol. “Comemos porque nos produce placer, lo que sirve de alivio a nuestras tensiones y calma nuestro nerviosismo y ansiedad. de esta manera, vamos asociando, por repetición de la conducta, bienestar con comida y seguimos manteniendo esa relación en el tiempo”.  

Leer las etiquetas y hacer ejercicio

Es por eso por lo que es extremadamente importante tratar los temas de salud mental con los profesionales. A la hora de alimentarnos, como explicaba Ángela Quintas a Editorial Planeta en el marco del día internacional contra esta enfermedad, “hay muchas cosas que podemos hacer de manera más o menos sencilla, por ejemplo, planificar unos menús que sean correctos y con los mejores productos. Es importante aprender a leer las etiquetas para conocer si los productos llevan azúcares añadidos, si las grasas que contienen son las mejores para mí…”.

En cuanto al ejercicio físico, lo importante no es entrenar para lograr objetivos concretos, sino hacerlo para mejorar el presente y el futuro: “no se trata de hacer una operación bikini o quemar los turrones, sino hacerlo porque tu cuerpo lo necesita, y tu mente también. No hay que estancarse, hay que cambiar las modalidades de deporte, entrenar la fuerza, el cardio y la flexibilidad”, finaliza Cesc Escolà, entrenador de fitness.

Nos vamos de shopping

  1. Fondo de armario de verano 10 piezas de ropa imprescindibles que debes tener
    icon-shopping moda

    10 piezas de ropa imprescindibles para este verano

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​  
  2. Los 10 cepillos que puedes utilizar según tu tipo de cabello
    shopping icon beauty

    Los 10 cepillos que puedes utilizar según tu tipo de cabello

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
  3. Lelo Sona 2 Cruise
    shopping icon sexo

    El Top 10 de los juguetes sexuales más deseados del mercado

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
  4. Incapto coffee
    shopping icon sostenibilidad

    Incapto ahorra 2.200.000 cápsulas de café en su primer año de vida

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Lo más leído