El submarinismo: evasión bajo el mar

Practicar el buceo es perfecto para desconectar y nos puede llevar a un estado de bienestar y relax incalculable.

Paz, calma, estado de ingravidez, evasión? Bucear es uno de los mejores métodos para desconectar del día a día, ya que en las profundidades del mar no se entiende de prisas. Practicar el submarinismo nos puede llevar a un estado de bienestar y relax incalculable.

En nuestro mundo real y palpable, existe un espacio reservado a las fantasías dónde cada día se descubre algo nuevo y dónde la mente humana se pierde entre colores, paisajes inusuales y compañía diversificada. Éste es el océano, el gran mapa vacío del conocimiento humano. Para descubrirlo no hay mejor actividad que el buceo. Este deporte nos permite relacionarnos con otras personas, descubrir la fauna marina y conocer sitios extraordinarios e inimaginables en nuestras fantasías. Además, aporta una gran tranquilidad, pues los movimientos lentos de nuestro cuerpo y la pausa que se vive bajo el mar nos ofrece una evasión del estrés diario que renueva las energías.

Sin embargo, debemos tener calma al  practicar el buceo. El peso de la botella de oxígeno en la espalda y el respirador en la boca nos puede crear sensación de angustia si se trata de la primera vez. El bautizo del mar es la primera experiencia de submarinismo que hacemos y nos permite descubrir si nos gusta o no. Es recomendable siempre practicarlo con un monitor que nos ayude a familiarizarnos con el medio y los instrumentos. Saber comunicarse con signos y cómo actuar en caso de urgencia es clave, pues estamos en un entorno y condiciones inusuales en nuestro día a día. Eso sí, después del entrenamiento y una vez se haya adquirido la confianza con el medio, notarás que hay pocas sensaciones tan satisfactorias, emocionantes y a la vez relajantes como bucear entre corales y la espectacular diversidad de fauna marina.  

El Great Blue Hole, el paraíso de los buceadores
Se trata de un círculo casi perfecto de más de 305 metros de diámetro y de unos 123 m de profundidad. Situado a 100 kilómetros de la ciudad de Belize, el Great Blue Hole es uno de los lugares favoritos de los buceadores, pues el círculo en medio del mar era la entrada a un sistema de cuevas que quedaron inundadas.

Hoy ofrece todo un espectáculo subacuático entre estalactitas, corales y una espectacular fauna marina y natural. Gran parte del sistema marino de Belice, de norte a sur, está protegido, y muchos lugares están catalogados como Patrimonio Universal de la Humanidad. Esto significa que los lugares y sus criaturas no pueden ser destruidos o dañados de ninguna manera. Todo un paraíso para un buceador.

Nos vamos de shopping

  1. Incapto coffee
    shopping-icon carrito

    Descubre el mejor café en grano sostenible

    Comprar​​​​​​​​​  
  2. Bebe abundante agua
    shopping icon sostenibilidad

    Los 5 mejores filtros de agua para tu hogar

    Comprar​​​​​​​​​​
  3. Aceites esenciales para calmar la ansiedad y el estrés
    shopping icon beauty

    Los aceites esenciales con los que protegerte

    Comprar​​​​​​​​​​

Lo más leído