Cómo hacer la maleta de verano: trucos para no olvidarte de nada

Hacerse la maleta antes de un viaje implica tiempo y mucha organización para que no llegues a tu destino y te falte ropa o, en su defecto, no te quepa ni una prenda más. Te traemos algunos trucos para que estas vacaciones hagas la maleta de una manera fácil, ahorrando espacio y llevando todo lo necesario.

Cómo hacer la maleta de verano, trucos para no olvidarte de nada
Cómo hacer la maleta de verano, trucos para no olvidarte de nada

Todas sabemos que irse de viaje es más fácil y divertido que ponerse a hacer la maleta. Una tarea que muchas personas dejan para el último momento con las consecuencias y los despistes que esto puede ocasionar. Sin embargo, si preparamos con tiempo la ropa y los complementos que viajarán con nosotras, cuando lleguemos al destino solo nos quedará abrir la maleta, escoger la pieza que ya traíamos preparada y ¡a disfrutar! Además de ahorrarnos tiempo, evitando los “no sé qué ponerme”, “se me olvidó traer tal cosa”, etc… Un verdadero quebradero de cabeza que con tiempo y planificación podemos evitar. ¿Quieres saber cómo hacerlo de manera práctica?

En realidad, tan solo tenemos que poner en práctica cosas tan básicas cómo saber a dónde vamos y qué queremos llevar a este sitio. Porque, aunque habrá quien disfrute de las vacaciones desde casa, debido a la incidencia de contagios todavía latente de la Covid-19, otras personas se lanzarán a viajar, ya sea dentro de sus fronteras o lejos de esta.

  • Pregúntate: ¿qué necesitaré en este destino?

Por eso, como es probable que muchas de vosotras y vosotros vayáis a un destino lejos de casa, queremos animaros a que, cuando hagáis la maleta, penséis primero: qué necesitaré en este destino. Dependiendo de si escoges playa, montaña o turismo de ciudad, cada tipología requerirá de unos complementos y vestimenta distinta. ¿Ya te has decantado por un lugar en concreto?

Si es así, ¡perfecto! Ya tenemos el primer paso. Ahora te falta imaginar el estado de ánimo y las sensaciones que, desde lejos, ya te trasmite ese destino. Comienza a visualizar cómo quieres vestirte, qué estilo prefieres, y si este te hará sentir cómoda allá donde vayas. Por ejemplo, si vas a un sitio de playa, quizá lo mejor son los looks frescos, ligeros y muy veraniegos; como bikinis, tops o pareos. Por el contrario, si eliges montaña, entonces deberás escoger un conjunto de camisetas y pantalones deportivos, junto a un buen calzado, para hacer trekking cómodamente sin que tus pies sufran.

  • Haz una lista para no olvidar nada

Para tener una visión global de todo lo que quieres llevarte en tu maleta, lo mejor es hacer una lista de cosas imprescindibles. Recuerda incluir lo justo y necesario, dependiendo de a dónde viajes y el tipo de turismo que harás. A veces metemos demasiadas cosas que luego ni utilizamos. Por eso, al dejarlas por escrito, te darás cuenta qué sobra y qué debes llevarte sí o sí.

Piensa también dónde vas a ir, cuántos días, qué actividades realizarás y el clima al que viajas. Aunque no lo creas, en pleno verano, hay destinos en los que una cazadora fina o una rebeca nunca vienen de más. Eso sí, ¡muy importante! No esperes al último día para hacer la lista, ¿cómo comprarás entonces lo que te haga falta si no te queda tiempo? Lo ideal es hacerlo con varios días de antelación para evitar complicaciones.

Estas son algunas de las cosas imprescindibles que todo viajero necesitará al hacer su maleta:

  • Si viajas fuera de España, lleva contigo el pasaporte, así como una funda para guardarlo.
  • Una cartera para llevar documentos, reservas de vuelos, de alojamientos, etc.
  • Gafas de sol y toalla.
  • Un neceser con productos de bienestar; como cremas solares e hidratantes, antimosquitos, geles y champús sólidos, maquillaje, cepillo y pasta de dientes ecológica, peine, desodorante, etc.
  • Auriculares y un libro.
  • Un par de pañuelos por si vas a un sitio con aire acondicionado.
  • Un bolso de mano para llevar contigo durante el viaje.
  • Unas zapatillas deportivas por si andas mucho o haces turismo de montaña.

Una manera segura y práctica para que las nuevas necesidades del viaje no nos tomen por sorpresa y para que puedas evitar el uso de productos unidosis que suelen ofrecer los hoteles y alojamientos. ¡Un verano sostenbile es posible!

  • Prepara con antelación los outfits de cada día

Organizar con tiempo los conjuntos de cada día será muy útil cuando te pongas a hacer la maleta y, sobre todo, cuando llegues a tu destino. No tendrás qué preocuparte por qué ponerte, aunque puedas hacer cambios de última hora, si lo llevas todo preparado ahorrarás tiempo y evitarás indecisiones. Además, esta fórmula te permite coger lo justo y necesario para que tu maleta pese menos.

Como decíamos, ¡siempre puede haber cambios! No hace falta que esté todo seleccionado al dedillo e inamovible, lo importante es tener ideas de varios conjuntos y llevar contigo prendas polivalentes que puedan combinarse entre sí fácilmente. Los mismo con los accesorios, con llevarte unos cuantos que puedas utilizar varios días será suficiente. No hace falta que cada día luzcas uno nuevo.

conjuntos playa
 

Lo mismo con los zapatos, no te emociones porque muchas veces tan solo con un par o tres es suficiente, dependiendo del lugar al que viajes y los días que estarás. Como es una de las prendas que más ocupa en la maleta, intenta dosificarla; escogiendo unos más cómodos y cerrados para andar, unas sandalias para ir más arreglada y unas chanclas para ir a la playa si tu destino es costero.

  • Deja espacio para las compras locales y souvenirs

Por otro lado, no descartes la opción de comprar localmente. Lo mejor es no llenarse la maleta y contar con el espacio suficiente para esos conjuntos o bisutería que quizá te apetece comprar cuando llegues a tu destino. Sobre todo, si se trata de uno 100% playero, donde los sombreros, bikinis, vestidos y pareos rebosan en sus tiendas costeras. Así podrás llevarte algo made in Barcelona, Ibiza o Lanzarote para lucirlo el resto del verano. O, incluso, hacerte con los souvenirs propios de la zona para regalar a amigos y familiares.

  • Aprovecha de manera útil todos los espacios

Una vez lo tengas todo listo y decidido, toca meterlo ordenadamente en la maleta y de manera práctica para aprovechar al máximo el espacio. Lo primero que puedes hacer es colocar todas las prendas dobladas sobre la cama para tener una visión general de todo lo que cogerás y si algo no te encaja, estás a tiempo de dejarlo, así como de coger lo que se te haya podido olvidar.

Cuando ya tengas la selección hecha, en vez de doblarlas, enróllalas o dóblalas en vertical al puro estilo Marie Kondo. Esta es la mejor manera para aprovechar el espacio de la maleta. Además, otro truco que no falla es utilizar prendas o accesorios más grandes para introducir en su interior otros objetos. Puedes utilizar los zapatos para guardar calcetines o bolsos granes en los que meter la ropa interior o las blusas y pareos finos.

¿Qué te ha parecido? Estos son algunos de los pasos clave para que hacer la maleta sea igual de divertido que montarse en un coche, un tren o un avión y esperar a que el vehículo avance. Recuerda que menos es más, no necesitas tanto como crees para pasar unas vacaciones de lo más completas.

Sobre el autor
Objetivo Bienestar

Descubre más sobre:

Nos vamos de shopping

  1. 10 suplementos veganos para mejorar tu salud portada
    shopping icon salud
    10 suplementos veganos para mejorar tu salud
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​  
  2. 8 utensilios top de cocina ligera de verano
    shopping icon nature
    8 utensilios top de cocina ligera
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
  3. Con cafeína
    shopping icon food
    Qué cafetera se adapta más a ti
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Lo más leído