La astrología cabalística te ayuda a conseguir tu propósito de vida

La astrología cabalística es una ciencia milenaria que nos ayuda a conocernos mejor (tanto a nosotros como a los demás) proporcionándonos las herramientas necesarias para desarrollar todo nuestro potencial. Charlamos con Tristán Llop: uno de los pocos expertos que hay en este tema para que nos aclare los conceptos básicos.

La astrología cabalística te ayuda a conseguir tu propósito de vida
La astrología cabalística te ayuda a conseguir tu propósito de vida
Isabel y Manu Núñez

Periodistas

Entrevista con Tristán Llop.

¿Cuándo conociste la astrología cabalística?

Pues, desde que nací. Mi padre fue uno de los grandes creadores de la astrología cabalística. Los expertos en este tema son familiares míos o alumnos de mi padre. Hay personas que hablan de cábala por un lado y de astrología por otro, pero relacionar las dos cosas lo hacemos muy pocos.

Todo el mundo sabe qué es la astrología…

Sí. La astrología llega a más gente. Prácticamente, todas las personas creen en ella. Aunque digan que no, la realidad es que todo el mundo le echa un vistazo al horóscopo.

Aunque digan que no, la realidad es que todo el mundo le echa un vistazo al horóscopo

La cábala es más desconocida. ¿Qué es exactamente?

Yo trabajo la cábala cristiana, no la judía. La palabra cábala significa tradición. Tradición sobre todo oral, porque la cábala era un conocimiento que se transmitía oralmente. Hasta que se dieron cuenta de que aquello se iba a perder y empezaron a transcribirlo hace unos cuantos siglos. Los textos de base son los escritos bíblicos. Éstos son los que marcan la base de nuestra evolución: cómo se ha formado el mundo, cómo se desarrolla y cuáles son las leyes básicas.

Los cabalistas son los que interpretan los textos sagrados. Pero, cuando hablamos de textos sagrados la gente se imagina historias raras de religión y no es así. Son simplemente textos ancestrales que te explican el funcionamiento de tu vida.

Pero, ¿en qué consiste la astrología cabalística?

Tanto la astrología como la cábala son milenarias. La astrología te dice cuáles son las herramientas que tú tienes para poder desarrollar tu propósito en la vida. Hay una base cierta pero le falta la herramienta del porqué.

La cábala te explica el funcionamiento de las cosas en su base; es decir, cómo funcionan las reglas del mundo. Por lo tanto, cuando juntas la astrología y la cábala, tienes el qué y el porqué. Ésa es la gran diferencia entre la astrología convencional y la astrología cabalística.

Como la astrología cabalística te da la base de las cosas y te enseña el qué y el porqué, aprendes a conocerte mejor

La astrología cabalística ordena los elementos según el orden natural de la creación: el fuego, el agua, el aire y la tierra. En nuestra vida, todo sigue ese orden. El fuego es el impulso inicial. Es el elemento de voluntad que nosotros ponemos en marcha. El agua es la emoción que ponemos para que esa voluntad siga adelante porque, sin emoción, no hay historia. Después viene el aire que es la lógica; es decir: lo has puesto en marcha, te ha atraído y ahora hay que poner un sentido y, además, hay que comunicarlo. Y, finalmente, tienes que materializarlo físicamente, lo que corresponde al elemento tierra.

Por ello, el zodíaco constituyente ordena los horóscopos por elementos, no siguiendo la cronología de los meses del año como hace el zodíaco constituido. Así es mucho más fácil comprender cuáles son las características de cada signo.

Tristán Llop
Tristán Llop

Háblanos del zodíaco constituyente. ¿En qué se diferencia del zodíaco constituido?

El zodíaco constituido es el que conoce todo el mundo y se rige por los meses del año. Pero, según ese zodíaco, el último signo es Piscis. Si el último signo es Piscis, tenemos que entender que todo acaba en Piscis. Pero resulta que Piscis es el signo de la exteriorización de las emociones. Y en eso estamos de acuerdo todos los astrólogos del mundo. Eso significaría que, cuando exteriorizases una emoción todo habría terminado. Pero, claro, cuando tú exteriorizas una emoción es simplemente eso: una emoción. Por ejemplo, si lanzas la emoción de querer construir una silla, no tienes la silla. Tú solo tienes la emoción. Por lo tanto, no tiene ninguna lógica acabar el zodíaco en Piscis. No tiene ningún sentido porque las cosas se acaban en el orden práctico; no se acaban en el orden emocional. Siguiendo con el ejemplo de la silla, el tema se acaba cuando tienes una silla en la que te puedas sentar. Esto le corresponde al elemento tierra.

Las cosas se acaban en el orden práctico; no se acaban en el orden emocional

Entonces, ¿cómo queda organizado el zodíaco constituyente?

El orden del zodíaco Constituyente es:

Aries, Leo y Sagitario (que corresponden a los signos de fuego)

Cáncer, Escorpio y Piscis (son los signos de agua)

Libra, Acuario y Géminis (su elemento es el aire)

Capricornio, Tauro y Virgo (los signos de tierra)

Esta forma de organizar el zodíaco te da una cantidad de información brutal. La astrología cabalística te permite comprender mejor las características de cada ser humano en función de su horóscopo. Porque, al conocer el orden de los elementos, entiendes por qué proceso pasan. 

El signo de Aries es el primero, el que lo impulsa todo

Todo en Aries va muy rápido. Por ejemplo, es probable que un Aries te convenza para ir a una fiesta y luego no aparezca. Si comprendes que, lo más probable es que esté ya impulsando otra historia, no te enfadarás con él porque sabes que tienes que aceptarlo como es y respetarlo.

Siguiendo el orden del Zodíaco Constituyente, Virgo es el último signo. Se trata de un signo muy complejo. Para que os hagáis una idea, os diré que el 60% de mis clientes son Virgo o tienen el ascendente en Virgo. Sienten que están de vuelta de todo y no entienden porqué. La gente les va aburriendo cada vez más. Esto tiene sentido al organizar el zodíaco de esta manera. Sin embargo, en el zodíaco constituido el último es Piscis y no tiene ninguna lógica decirle a un Piscis que está aburrido de la gente porque tiene que estar permanente enamorado de la gente. Tiene que estar en medio del meollo.

Gracias al zodíaco constituyente se entiende que los Virgo se van separando de los demás, se vuelven maniáticos… Los Virgo me suelen decir: “La gente piensa que soy asocial y eso no gusta”.  Y yo les contesto: “No, no gusta. Pero, en parte,  eres así”.  Y puede ser que la gente los vaya a buscar y no quieran quedar. Puede parecer que sí son raros pero hay que entender que están al final del proceso.

¿El lugar que ocupa cada signo dentro de cada elemento tiene algún significado?

¡Por supuesto! Nos da una información importantísima que, generalmente, no se tiene en cuenta y que, para la astrología cabalística, es fundamental. El primero de los tres signos de cada elemento (Aries, Cáncer, Libra y Capricornio) es el del impulso, el de entrada, el de plantación. El segundo signo (Leo, Escorpio, Acuario y Tauro) es el de interiorización y el tercero (Sagitario, Piscis, Géminis y Virgo) es el de exteriorización. 

Precisamente, gracias a la astrología cabalística sabes  que los signos de Leo, Escorpio, Acuario y Tauro son signos de interiorización. Necesitan tiempo para reflexionar.  Necesitan su tiempo para digerir las cosas. Es como pretender que te comes una galleta y la digieres en ese mismo momento. No es verdad. Tiene que pasar todo un proceso que puede tardar entre una hora y dos horas en que tu cuerpo la digiera dependiendo de cómo esté tu organismo y también de lo pesada que sea la galleta, ¡claro!

Si  la otra persona es de un signo que necesita tiempo de interiorización, se lo tienes que dar porque si no, se va a violentar contigo

O sea, que hay una serie de elementos que tenemos que conocer para poder entender al ser humano ya sea a nosotros mismos o a los demás. Porque, si tú sabes que la otra persona es de un signo que necesita tiempo de interiorización, se lo tienes que dar porque si no, se va a violentar contigo. Y, por ejemplo, si se trata de Escorpio que encima es un signo acumulativo–si tú lo vas cargando mucho- va a estallar. Y el estallido de un Escorpio es brutal. Lo más normal es que se largue, desaparezca y puede que, incluso, esté varios días sin hablarte. A un Escorpio desbocado no le importa nadie. Puede ser durísimo en sus palabras y actitudes. Cuando un Escorpio ve que está a punto de desbordarse, lo mejor es que se encierre solo un rato para reordenarse y equilibrarse. De lo contrario, ¿qué pasará? ¡Que estallará! Y eso le creará conflictos en su trabajo, con sus amigos o familiares.

Todo este conocimiento te lo da la astrología cabalística. Esta información te permite reordenar tu vida.

¿Qué más diferencias hay entre la astrología cabalística y la convencional?

Otra particularidad de la astrología cabalística es que trabajamos por decanatos. Consideramos que los signos y los elementos  forman parte de una misma historia y esos elementos forman una familia. ¿Por qué? Porque dentro del elemento fuego tenemos 3 signos, en agua 3 más, en aire 3 más y en tierra otros 3.

Cada uno de los 4 elementos es una familia en sí. Por lo tanto, los tenemos que tratar como tal. ¿Cómo hacemos que los diferentes signos compartan el ADN de esa familia? Si tenemos 3 signos en cada elemento y cada signo tiene 30 grados, dividimos cada signo en tres con lo que tenemos tres trozos de 10 grados, que los llamamos decanatos. Así que tenemos 3 decanatos en cada signo. De esta forma, cada uno de los 3 signos de cada elemento tiene una energía de sus hermanos. Por lo tanto, comparten un ADN.

Cojamos el signo de Aries, por ejemplo. Tendrá 3 decanatos. El primer decanato le corresponde a Aries, el segundo a Leo y el tercero a Sagitario. Imagina a una persona nacida el 15 de abril: tercer decanato de Aries. En Aries, el primer decanato corresponde al presente, el segundo al futuro y el tercero al futuro futuro. Si una persona tiene el sol en el futuro futuro, significa que le cuesta muchísimo vivir su presente. Tiene que buscarse alguna ocupación que le haga evadirse.

Este conocimiento aclara mucho tu vida porque hace que entiendas porqué estás trabajando por debajo de tus posibilidades o porqué te aburre tu vida

El decanato de presente es el que le hace la vida a la persona más fácil. Pero, pensad que también tenemos decanatos de pasado y de pasado pasado. Este sería un Sagitario nacido a principios de su signo, hacia finales de noviembre. A nivel práctico, ¿qué significa?  Pues que esa persona estará viviendo hacia atrás siempre. Generalmente, estará trabajando en sitios en los que no sacan todo su potencial. Estará haciendo continuamente asignaturas repetidas. Es como el que está acabando la carrera universitaria pero tiene que recuperar una asignatura de primero.

Así que está viviendo una vida por un lado y otra vida por otro. Se encuentra con un grupo de gente que está retrasado de cara a su evolución. No le pueden seguir. Y esa persona se encuentra por debajo de sus posibilidades.  Al conocer esa información, sabemos cómo debemos actuar para evitar la frustración.

La astrología cabalística te permite tener una información importantísima sobre la liga en la que está jugando cada persona. Es muy distinto si juega en primera, segunda o tercera división. Esto te aclara mucho tu vida porque hace que entiendas porqué estás trabajando por debajo de tus posibilidades o porqué te aburre tu vida.

Desde luego, toda esta información es muy útil para conocernos mejor...

Espera, que aún nos falta hablar de los grados. Nosotros miramos los grados uno por uno. No es lo mismo que una persona tenga su sol a 7 grados que a 3. Al montar tu carta astral: día, lugar y hora en la que naciste, te da en qué grado está cada situado uno de tus planetas.

Cuando tienes un planeta en el grado 9 que es ya del final significa que lo que representa ese planeta se va a plasmar físicamente. En cambio, cuando lo tienes en un grado 1 se plasmará o no. Es lo que llamamos en la cábala o en el árbol de la vida una “emanación”.  La diferencia es enorme.

En resumen: en la astrología cabalística, se trabajan los signos, los decanatos y los grados. Al final, se analiza todo en su conjunto.

Y, para rematar, trabajamos con los genios de la cábala que son 72 fuerzas que suponen 72 programas de trabajo adscritos a cada uno de los grados del zodíaco. Es decir, te da el programa de lo que tienes que trabajar en función de tus planetas.

Si has nacido en los primeros 5 días del signo de Aries, tienes una fuerza que es la de la voluntad, lo que significa que eres una persona que puede mover montañas. Si has nacido en otro grado y te corresponde, por ejemplo, el programa número 7 de los genios de la cábala significa que tienes una paciencia infinita. Si has nacido con el 69, eres una persona que encuentra cosas.  

El juego de la vida está en reconocerte

Lo mejor para conseguir tus objetivos es saber qué herramientas tienes. Pero, si nadie te las dice, no sabrás qué tienes que hacer para ser feliz. Si resulta que tú tienes herramientas  de carpintero y estás haciendo de pintor, no te va a funcionar. Si te explican que tus herramientas son de carpintero, te pones a hacer muebles y te das cuenta qué eso sí se te da bien. Eso no quiere decir que dejes tu trabajo de pintor. Pero, si desarrollas tu potencial de carpintero, entonces  tu película va a cambiar.

También es muy importante que sepas cómo son las personas que te rodean para poder aceptarlas como son y respetarlas. Por ejemplo, no le pidas a un signo de fuego que te abrace porque no está en él hacerlo; si necesitas que te abracen, búscate un signo de Agua porque su especialidad es el amor. El problema principal que nos encontramos es que pensamos que los demás tienen que funcionar como nosotros. Y no es así. 

La Astrología Cabalística te ayuda  a ser lo que tú has venido a ser, no a ser lo que los demás quieren que seas

Sobre el autor
Isabel y Manu Núñez

Periodistas especializadas en decoración, tendencias y estilo de vida. Ambas contamos con una amplia trayectoria profesional. En los últimos 25 años, Isabel ha dirigido diversas revistas de interiorismo y ha colaborado en las publicaciones más relevantes del sector. Desde hace 20 años, Manu publica sus reportajes en revistas especializadas en decoración, moda y estilo de vida. También hemos desarrollado campañas de comunicación e imagen y hemos realizado catálogos para firmas relacionadas con la decoración, el ocio y la cultura.

Desde 2011, editamos nuestro propio vídeomagazine Nextic. Además, Manu ha publicado la novela ¿Quién me ha puesto aquí?, disponible en la actualidad en Amazon.

Paralelamente a nuestro trabajo de periodismo, somos estilistas de interiores. Nos apasiona transformar los espacios y crear ambientes singulares y acogedores.

De nuestra madre hemos heredado el gusto por la decoración, los espacios luminosos y los objetos bonitos. De nuestro padre, la capacidad de análisis y el interés por la información y el aprendizaje continuo.

Curiosas e inquietas por naturaleza, nos encanta viajar, descubrir cosas nuevas y estar al día de las últimas tendencias. Nuestro estado natural es el movimiento porque, como dijo Heráclito hace 2.500 años: “No hay nada permanente, excepto el cambio”.

Además, nos gusta leer, escribir, crear imágenes y, sobre todo, comunicar “nuestros descubrimientos”.

Pero… ¡no lo hacemos todo juntas! Tenemos aficiones personales que disfrutamos individualmente. Una se pierde dando largos paseos y practica yoga y meditación y la otra pasa horas en la cocina preparando platos sanos y sabrosos. ¿Sabrías decir quién es cada una?

Nos vamos de shopping

  1. 10 suplementos veganos para mejorar tu salud portada
    shopping icon salud
    10 suplementos veganos para mejorar tu salud
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​  
  2. 8 utensilios top de cocina ligera de verano
    shopping icon nature
    8 utensilios top de cocina ligera
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
  3. Con cafeína
    shopping icon food
    Qué cafetera se adapta más a ti
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Lo más leído