Aunque la tecnología juega a nuestro favor, y gracias a pantallas portátiles y tablets podemos viajar tranquilamente con los niños sin que se impacienten, a veces no es suficiente. Los viajes por carretera pueden ser una experiencia poco apetecible o un recuerdo más de las vacaciones? ¡Descubre cómo mantener entretenida a toda la familia a bordo del coche!

- Imprime un mapa simplificado y dáselo para que lo puedan seguir durante todo el trayecto. Así, cada vez que pregunten cuanto falta, podrán verlo por sí mismos.

- Si viajas con dos niños, pueden jugar a escribirse entre ellos: uno cierra los ojos y el otro va dibujando letras sobre su mano, hasta que adivine cual es el mensaje oculto. Empezad con letras, después palabras e incluso frases cortas.

- Haced frases con las letras de las matrículas: cada letra será el comienzo de una palabra y tiene que quedar una frase coherente. Quien más frases consiga, será el ganador.

- Escondite virtual: elige un sitio de tu casa e imagina que te escondes dentro. Los demás tienen que hacer preguntas cuya respuesta puede ser "sí" o "no" para averiguar exactamente dónde te encuentras.

- Cuenta cosas y al final del viaje el que más haya encontrado gana: vacas, coches azules, gasolineras? ¡Cada uno elige su objetivo!

- Si quieres llevar el viaje a otro nivel, organiza una escapada temática: durante todo el trayecto seréis un tipo de personaje elegido (piratas, aristócratas, policías?) y no sólo os vestiréis como tales sino que hablaréis como ellos, veréis películas de esta temática e incluso escucharéis música adecuada.