Ya hace un par de años que una nueva ola de cultura coreana se instaló en los países occidentales, especialmente con la llegada de los grupos de K-pop, que están arrasando allí donde van (sobre todo entre las quinceañeras más rebeldes). Pero esta influencia de Corea del Sur no se ha quedado en los conciertos: sus cosméticos han alcanzado las habitaciones y baños de cientos de mujeres y hombres de toda Europa, que han sido conquistados por los colores pastel, los adorables envases y las texturas naturales de estos productos. Y no es pura casualidad: la industria cosmética coreana ha sido desde hace años todo un referente internacional en calidad, tecnología e innovación.

Sí, parece que la tendencia, popularizada con el nombre de ‘K-Beauty’, ¡ha llegado para quedarse! Y es que sus productos con fórmulas sin tóxicos, abundantes extractos naturales libres de crueldad animal y, encima, a precios muy asequibles, ya ha cautivado a millones de consumidoras en Occidente.

Los 10 pasos de la rutina de belleza coreana

En efecto, cada vez son más las personas que sueñan con tener esa piel tersa y sin imperfecciones que caracteriza a los coreanos. Y es que, en Corea, una piel cuidada y brillante es la base de todo look que se precie, y, para conseguirlo, no sólo emplean todos estos productos, sino que también siguen un ritual de nada más y nada menos que 10 pasos básicos para el cuidado del rostro. Una rutina de cuidado facial que queda lejos del típico limpiador, tónico y crema hidratante que solemos aplicar en Occidente y que está causando auténtico furor. Cada vez más mujeres se suman a este hábito, ya que permite ver resultados en muy poco tiempo.

¿Tú también quieres probarla? Pues aquí tienes los 10 pasos básicos que debes seguir para realizar correctamente el ritual de belleza corana:

1. Limipador de aceite:

El primer paso a seguir es limpiar tu rostro con un limpiador de aceite, o oil cleanser. Así podrás desmaquillarte fácilmente sin irritar la piel y conseguirás eliminar los restos de grasa y de otras cremas.

2. Limpiador en espuma:

Sí, la doble limpieza del cutis es un factor elemental en este ritual coreano, ya que así te aseguras de que tu piel está totalmente limpia y preparada para recibir los pasos siguientes. Con el limpiador en espuma conseguirás eliminar todos los restos que hayan podido quedar en los poros, incluso los del limpiador anterior.

3. Exfoliante:

El exfoliante también es una parte esencial de este proceso. Nos ayuda a eliminar las células muertas de la piel y dejar al descubierto las células nuevas. El tratamiento exfoliante sólo se debe aplicar 2 o 3 veces a la semana, ya que de lo contrario podríamos irritar nuestra piel.

4. Tónico:

Con el tónico facial hidratamos la piel en profundidad y estimulamos la absorción de nutrientes. Gracias a él, conseguiremos que los productos que apliquemos a continuación penetren hasta diez veces mejor en la piel que cuando no lo usamos. Además, los tónicos coreanos suelen ser mucho más naturales y no contienen alcohol.

5. Esencia:

Hay muchos que se saltan este paso y que utilizan sólo el tónico. La esencia es una especie de híbrido entre tónico y sérum que nutre en profundidad la piel. Se aplica dando suaves palmadas sobre el rostro, sin masajear.

6. Sérum:

Es quizás la parte más importante de la rutina de belleza coreana, y existen miles de variedades diferentes para cada tipo de piel: seca, sensible, con acné, etc. Escoge una mascarilla que se ajuste a tu piel y aplícalo también con suaves palmaditas, para estimular la circulación en la zona e incrementar su absorción.

7. Mascarilla:

Son sin duda el producto más conocido de la cosmética coreana, y ellas los suelen utilizar entre 4 y 7 veces por semana (o sea, prácticamente una al día). Estas mascarillas son tratamientos hidratantes de alta eficacia y sus resultados son visibles de inmediato. Vienen en formas y tipos muy distintos, y suelen tener precios asequibles, por lo que puedes ir probando distintos tipos hasta que encuentres la tuya.

8. Contorno de ojos:

En esta zona, la piel es más fina y sumamente delicada, por lo que requiere productos específicos. Algunas de las cremas coreanas más famosas contienen ingredientes como la baba de caracol, ricos en ácido hialurónico, elastina y proteínas.

9. Crema hidratante:

Este es el último paso cuando realizas la rutina por la noche. Las coreanas las aplican hacia arriba, ya que este movimiento ayuda a mejorar la elasticidad de la piel y, dicen, previene la aparición de papada.

10. Protección solar:

Hace poco hablamos de los efectos nocivos del sol en nuestra piel, que puede provocar la aparición de arrugas y manchas. Las cremas solares coreanas tienen una protección muy alta, ya que mantener una limpia y clara es esencial para ellas. Además, muchas de ellas contienen ingredientes anti-polución que protegen nuestra piel de los agentes contaminantes del aire.

¿Y dónde puedo encontrar estos productos?

Pese a su extendida fama, los productos coreanos no son especialmente fáciles de encontrar: puede que hayas visto algunos en Sephora u otras tiendas de cosméticos, pero también existen algunas tiendas especializadas en productos de belleza coreanos, donde encontrarás mucha más variedad de marcas y productos.

MiiN-Cosmetics

Lilin Yang fue la encargada de abrir esta cadena cuando la cosmética coreana no había hecho más que aterrizar en nuestro país. Ahora puedes encontrar tiendas en Barcelona y Madrid con una gran selección de conocidas marcas coreanas, como Aromatica, Sally’s Box y Klairs, ¡y también disponen de tienda online!

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de MiiN Cosmetics (@miincosmetics) el

Peach & Lilly

Fundada por Alicia Yook, esta es una de las mayores tiendas de cosmética coreana online, caracterizada por un cuidadoso proceso en la selección de sus productos, que puede durar varios meses. El resultado final es la garantía de una calidad inmejorable.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Peach & Lily (@peachandlily) el

Korean Queens

Esta fue una de las primeras tiendas online de cosmética coreana en nuestro país. Sus productos también son seleccionados cuidadosamente y siguiendo estos principios: no pueden tener un precio desorbitado, no pueden estar testados en animales y no pueden tener un fuerte impacto medioambiental.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Korean Queens 💕 (@koreanqueens) el