1. Adiós dietas milagro.
Según el doctor Pier Luigi Rossi, especialista en Ciencias de la Alimentación, las dietas que prometen adelgazar muchos kilos en poco tiempo "son como un meteorito. No tienen base científica". Según el experto, "solo si conoces tu cuerpo podrás saber como alimentarte bien. Una dieta genérica no existe". En esta línea, el doctor Andreu Nubiola, Jefe del Servicio de la Unidad de Endocrinología y Nutrición del Hospital Espíritu Santo de Barcelona, afirma que "es un error pensar que todo el mundo es igual, la dieta ha de ser individualizada".

2. Aceite, mejor de oliva.
Las características y la composición del aceite de oliva lo convierten en el más recomendado. Muchos estudios le otorgan un papel protector ante enfermedades cardiovasculares y lo recomiendan tanto para sazonar los platos como para la cocción.

3. Elimina la margarina.
Los expertos en nutrición desaconsejan el consumo de margarinas porque aunque son de origen vegetal, contienen ácidos grasos con insaturaciones trans que se comportan en el organismo como si fueran grasas saturadas que aumentan las cantidades de colesterol malo (LDL) y disminuyen los del bueno (HDL).

4. La cuestión vegetariana.
Según el doctor Andreu Nubiola, "el mito más importante es pensar que el hombre es vegetariano. La gente piensa que comer mucho verde es muy sano, pero hemos de comer de todo y variado". El argumento que esgrime para afirmar esto es que, además de que el ser humano es omnívoro, la longitud de su intestino no es tan larga como la de un animal herbívoro. "Ellos tienen que estar comiendo unas 14 horas al día para estar bien nutridos mientras que el carnívoro en poco tiempo ya está bien alimentado". Seguir una dieta mediterránea es una buena forma de comer variado y equilibrado.

5. ¿Merendamos? Sí...
Si pasan muchas horas de la comida a la cena es recomendable: un yogur desnatado, una fruta o queso con frutos secos son buenas opciones.