Los carrillones, móviles o campanas de viento son un poderoso armonizador energético. Su magia ha cautivado a diferentes culturas a lo largo de la historia de la humanidad y los indios Sioux ya los utilizaban para ahuyentar las malas energías y proteger sus poblados de espíritus malignos y fuerzas nocivas.

Su influencia llega también hasta nuestros días desde Oriente, a través de corrientes como el Feng Shui, que persigue la creación de espacios en los que la energía fluya, aportando tranquilidad, seguridad y bienestar a sus moradores.

Aunque muchas personas integran estos móviles en su hogar u oficina por su belleza estética, lo cierto es que son mucho más que simples elementos decorativos, pues tienen un enorme poder para guiar la vibración energética y expandir distintos propósitos.  

Los carrillones de viento tienen un enorme poder para guiar la vibración energética y expandir distintos propósitos

La energía de vida que inunda las estancias –y que en Oriente recibe el nombre de Chi– se siente tan atraída por estos objetos que se acerca a ellos para enredarse en su danza. Un baile al que más tarde se incorporará el viento, encargado de distribuir y dispersar toda esa energía beneficiosa que el carrillón acapara a su alrededor. 

Para Amparo Galán, interiorista especializada en Feng Shui clásico, los carrillones son objetos que generan movimiento y juegan con el viento (feng), un elemento de la naturaleza que esta disciplina considera indispensable, junto con el agua (shui), para la creación de la energía que nutre todo lo que nos rodea. Por ello, afirma, son excelentes aliados “para crear esa vida necesaria en nuestras casas o negocios”.  

Asimismo, apunta Galán, su sonido tranquilizador y relajante “ayuda a tener momentos de consciencia o pequeños despertares”. Teniendo en cuenta que cada persona tiene un “gusto auditivo” propio y que la idea es que su sonido te eleve el espíritu, la experta aconseja que, antes de comprar un carrillón de viento, escuches su movimiento para valorar qué te trasmite.

Además, deberás elegir el material de que está confeccionado en función de las cualidades que quieras potenciar o atraer, pues cada uno de ellos contribuye a crear una atmósfera determinada.

Por último, lo más importante será decidir dónde colocarlo para activar áreas estancadas y renovar los espacios con energías positivas y saludables que atraigan bienestar a tu hogar y, por consiguiente, a tu vida.   

A continuación, Amparo Galán enumera algunos consejos básicos para integrar en tu decoración estos objetos que parecen tener vida propia.

Controla la fuerza del Chi
1/5

Controla la fuerza del Chi

Los carrillones de viento pueden ser utilizados tanto para guiar el Chi como para frenarlo y entretenerlo. Por ejemplo, en el caso de escaleras o pasillos muy largos, para evitar que el Chi coja demasiada velocidad y pueda provocar accidentes o estrés, es recomendable colocarlo al inicio o al final, de forma que ayude a detener la energía y a darle un impulso más suave.

En contraposición, también puedes colocar un carrillón en un rincón poco iluminado que no utilices a menudo, para generar el movimiento necesario que invite al Chi a invadir el lugar.

Piensa qué aspectos te gustaría mejorar
2/5

Piensa qué aspectos te gustaría mejorar

Hay nueve áreas de tu vida representadas en tu casa mediante el mapa Pakua. Analiza qué sientes que falla en tu vida o en la de tu familia, identifica la zona correspondiente y coloca allí un carillón de viento para “despertar nuevas oportunidades”.

Asimismo, puedes ubicarlo en la habitación asociada a aquello que quieras potenciar. El salón para la familia y las relaciones; la cocina para la prosperidad; el recibidor para la autoestima; el dormitorio para tu mundo íntimo, amor o pareja; el centro de la casa para la salud; y la zona de estudio o de trabajo, para tu profesión o lo que Amparo denomina “camino”.

Armoniza dentro y fuera
3/5

Armoniza dentro y fuera

Las zonas exteriores también son un lugar excelente para colocar un carillón de viento. Colgar uno en el porche, en el balcón o en la terraza ayudará a que el Chi que discurre por el exterior de tu casa quede embelesado por su sonido y su belleza, y eleve la energía de tu vivienda. Además, su dulce tintineo al mecerse bajo el viento motivará también tu vibración interna. 

Fomenta la creatividad con los metales
4/5

Fomenta la creatividad con los metales

En cuanto a los materiales, los carrillones de tubos metálicos huecos suelen utilizarse en Feng Shui clásico para minimizar o retener la energía asociada a una estrella no favorable. Para saber su ubicación exacta, es necesario realizar un estudio personalizado.

No obstante, el metal está asociado a la creatividad, así que puedes colocarlo en tu despacho o allá donde realices actividades creativas. Para conseguir este mismo objetivo, también puedes utilizar un carrillón realizado con campanas de cerámica, ya que el elemento Tierra nutre a esa energía Metal creativa.

Utiliza el bambú para impulsar tu actividad
5/5

Utiliza el bambú para impulsar tu actividad

Por su parte, los carrillones de bambú, que representan al elemento Madera, son favorables para aumentar la capacidad de actuar, las ganas de hacer y el emprendimiento. Multiplicarás este efecto especialmente si los colocas en la zona de la autoestima (asociada a la casa 9 en el mapa Pakua).