Porque aunque su calidad es importante, y de ella dependerá su tiempo de vida, el maquillaje tiene una fecha de caducidad marcada que en muchos casos se desconoce. Su utilización después de la misma puede causar irritaciones.
También es importante saber cómo tratar los envases para evitar la acumulación de suciedad y bacterias o que los productos se estropeen antes de tiempo:

  • El pintalabios tiene una esperanza de vida de tres años. Los tonos mate suelen secarse un poco antes. Si sabe a rancio, ¡tíralo!
  • La humedad atrae a las bacterias y los hongos y estos traen consigo irritaciones de piel: guárdalos en un lugar oscuro y seco, preferiblemente fuera del baño.
  • Las sombras y los coloretes también tienen una esperanza de vida de tres años, porque no contienen agua, si empiezan a agrietarse, es mejor deshacerse de ellos.
  • El maquillaje puede usarse durante un año, y es mejor no cogerlo con los dedos directamente del envase, para evitar transmitirle suciedad.
  • La máscara de pestañas debería desaparecer cada 3 ó 6 meses, y si tienes ojos con tendencia a la irritación, elige productos resistentes al agua. En cualquier caso, es mejor no dejarla abierta nunca.
  • En el caso de desmaquillantes, hay que seguir rigurosamente la fecha de caducidad impresa en el envase, ¡su impacto en la piel es muy fuerte!