Que el yoga ayuda a relajarnos y descansar tanto el cuerpo como la mente es algo ampliamente conocido. Posturas que nos permiten parar el ritmo de vida acelerado y conectar, por un momento y en un lugar, con nuestro propio cuerpo. La eterna escucha, que tan complica resulta en muchas ocasiones. Sin embargo, muchas personas continúan preguntándose: ¿es bueno escuchar música mientras se práctica yoga?

Aunque el silencio es primordial para iniciar la desaceleración de nuestra mente y nuestro cuerpo, es cierto que en tus primeras clases de yoga y conforme vayas avanzando, la música puede ser una gran aliada para no distraerte con ideas, tareas y otras obligaciones que te pueden venir a la mente mientras practicas cada postura. Utilizar una música adecuada hará que aumenten los efectos benéficos del yoga y te permitirá dejarte llevar hacia aquello que siente tu cuerpo.

Si utilizas música debes tener en cuenta que sus sonidos amplificarán la sensación de relax y de confort que produce la práctica de asanas o posturas. Por ejemplo, en el yoga prenatal o durante simples ejercicios de respiración, está reconocido que el sonido, que es una propagación de ondas mecánicas, mejora el flujo de los movimientos corporales

Te mostramos ahora esta selección de acompañamientos musicales para acompañar tus clases de yoga:

  • Deva Premal: es una cantante conocida por su música New Age meditativa espiritual, que introduce antiguos mantras en una atmósfera actual. Es muy conocido su álbum The Essence, con el Gayatri Mantra.
  • Andy Desmond, alias MITEN: socio en la música y compañero en la vida de Deva Premal, a quien conoció en 1990 en el Osho Ashram. La pareja Deva Premal y Miten, es bien conocida en el mundo de la espiritualidad alternativa y el yoga, por sus cantos de mantras en sánscrito y por las canciones de temática espiritual compuestas por Desmond.
  • Garth Stevenson y su álbum Flying: originario de Brooklyn, este contrabajista y compositor de música para películas se creció en las montañas de gran oeste canadiense, de donde extrae su inspiración para sus álbumes, del que Flying, con una duración de 57 minutos, rinde homenaje a un viaje a la Antártida que cambió la vida del artista. Todo un programa para iniciarte en la relajación.
  • Stevin McNamara con su disco Om Guitar: este músico sudafricano es un especialista de la guitarra acústica dedicado al yoga, al movimiento, la contemplación, la meditación, el corazón, el espíritu y el alma.
  • Russill Paul: escritor, músico y educador, escogió como camino espiritual el “Yoga del Sonido”: es una plataforma para compartir y enseñar prácticas espirituales y de meditación relacionadas con el sonido, la música y el canto que se arraiga en tradiciones milenarias. Su enfoque es hacer estas prácticas fáciles y accesibles adaptándolas a nuestros tiempos, independientemente de si la gente tiene un fondo musical o no

Además de estos artistas, también puedes decantarte por la música relajante de ambiente, ideal para el final de la práctica en postura de Savasana y en la práctica de meditación.

  • Los sonidos de la naturaleza: oleaje del mar, cantos de delfines o goteo de lluvia.
  • Los mantras: cánticos repetidos en los que colocar nuestra atención como ayuda para alcanzar un óptimo grado de concentración.
  • La música clásica: temas de piano, violín o arpa, para los momentos de mayor relajación.

Os dejamos aquí una lista de reproducción en la que aparece la música más utilizada para hacer yoga. Una compilación de sonidos que podrás escuchar durante horas y que te ayudarán a instalarte en esa sensación de relax y conforte que proporciona el yoga.

 

¿Todavía no te animas a probarlo? Recuerda que los múltiples beneficios del yoga y la música se unen para darte lo mejor de esta práctica. Un deporte que necesita mucha escucha y atención o lo que tu cuerpo te va indicando. Estos son algunos de los beneficios que te aportará la música durante la práctica de yoga

 

Mejoran los movimientos corporales
1/5

Mejoran los movimientos corporales

Como hemos visto en este artículo, son los sonidos los que te ayudarán a mejorar los movimientos corporales. Ya sea con música de ambiente, clásica, de la naturaleza o de artistas reconocidos, la clave es conectar con esos sonidos que te empujan a hacer cada vez una postura más adecuada. Relájate y deja que la música invada tu cuerpo.

Te ayudará a dejar la mente en blanco
2/5

Te ayudará a dejar la mente en blanco

Otro de los beneficios de la música en tu sesión de yoga es que puede ayudarte a dejar la mente en blanco. También te conduce hacia una mayor capacidad para la meditación al final de la sesión, durante la postura del cadáver (o Savanasa), una de las posturas que encontramos con más frecuencia en las sesiones de yoga.

Aleja el estrés y la ansiedad
3/5

Aleja el estrés y la ansiedad

Más allá de los beneficios que supone practicar yoga para el bienestar de tu cuerpo y tu mente, hay que tener en cuenta que, una música bien elegida puede aumentar el efecto relajante, calmante y anti-estrés del yoga. 

Aumenta tu inspiración
4/5

Aumenta tu inspiración

Todo deporte nos ayuda a desconectar de la rutina y adentrarnos en un universo que, como el yoga combinado con música, puede inspirarnos y aumentar la concentración para la estimulación de diferentes recuerdos y pensamientos.

Medita y relájate
5/5

Medita y relájate

Los poderes curativos de la música están más que demostrados. Y el yoga no iba a ser menos. Su práctica te ayudará a calmar el torbellino de pensamientos. De hecho, una música a base de vibraciones sonoras puede ayudarte a sumergirte en un estado meditativo y en una gran relajación.