Caminar es bueno para el corazón y los pulmones. Fortalece los músculos, ayuda a controlar el peso corporal al aumentar la aptitud metabólica, mejora la flexibilidad y coordinación, aumenta la densidad ósea y estimula el sistema inmunológico.

Los amantes de los paseos por la montaña encuentran en el parque natural región de Ballon de Alsacia uno de sus lugares donde volver a las raíces. Parques, jardines, parques naturales y montañas para saciar la mayor sed de vegetación e incluso disfrutar del excepcional parque de los Vosgos del Norte, declarado por la UNESCO como Reserva de la biosfera.

Las caminatas a lo largo de estas 21 reservas naturales proporcionan múltiples sensaciones y beneficios, como la propia actividad física. Además, esta actividad natural mejora la sensación de bienestar y mantiene la calidad de vida. El ingrediente de realizarla en contacto con la naturaleza aporta otros beneficios como la reducción de la ira, el miedo y el estrés y aumenta los sentimientos placenteros. La exposición a la naturaleza no sólo te hace sentir mejor emocionalmente, contribuye al bienestar físico, la reducción de la presión arterial, la frecuencia cardíaca, la tensión muscular y la producción de hormonas del estrés.

Hay cada vez más pruebas que indican que caminar puede mejorar también el bienestar mental y si además se practica al aire libre tiene un impacto psicológico definitivo y positivo. El contacto con la naturaleza puede levantar el estado de ánimo, ayuda a aliviar el estrés, la ansiedad y la depresión y contribuye a conseguir a un estado relajado y más creativo de la mente.