Nuestra mente siempre busca excusas para no hacer deporte o no ir al gimnasio el día que nos toca, desde las más coherentes hasta la más rebuscadas. Pero las dos grandes excusas que ponen los españoles para no iniciarse en el mundo del deporte es la falta de tiempo y la falta de motivación, según un estudio de Freeletics. En concreto, uno de cada tres españoles alude a la falta de tiempo para no hacer ejercicio físico. Pero, a diferencia de lo que mucha gente cree, hacer deporte no requiere demasiado tiempo. La misma Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda dedicar un mínimo de 150 minutos semanales a cuidar nuestra condición física. Dicho de otra forma, es suficiente con dedicar 30 minutos diarios, cinco días a la semana, a actividades de intensidad moderada.

La falta de motivación es mucho más creible porque todos la hemos sentido alguna vez, pero es importante centrarte en los beneficios de realizar deporte para que la pereza no gane esta batalla. Hay muchísimas razones para adoptar un estilo de vida saludable en la que se incluye el ejercicio físico, entre ellas reducir el riesgo de sufrir enfermedades, mejorar la salud ósea, mantener un peso saludable o reforzar nuestra salud mental.

Beneficios del deporte

Los beneficios que aporta realizar deporte son muchos. Más allá de notarse los cambios físicos como la pérdida de grasa o peso, también mejora la salud del cuerpo y de la mente e incluso nos cambia el estado de ánimo a causa de la creación de hormonas.

  • Mejora la forma y resistencia física
  • Aumenta el tono y la fuerza muscular
  • Reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, diabetes o algunos tipos de cáncer
  • Disminuye la hipertensión
  • Incrementa la densidad ósea
  • Mantiene el peso saludable y evita el sobrepeso u obesidad
  • Mejora la movilidad de las articulaciones
  • Aumenta la autoestima y mejora la autoimagen
  • Reduce el aislamiento social
  • Rebaja el estrés y el nivel de depresión. También ayuda a desfogarse y reducir la agresividad, ira o angustia

 

Márcate un objetivo
1/7

Márcate un objetivo

Antes de iniciarte en cualquier deporte o ejercicio físico, tienes que tener claro cuál es tu objetivo y porque escoges hacerlo. En caso de no saber muy bien cuál es tu propósito es más fácil que fracases en el intento. De todos modos, lo primero que hay que hacer es consultar con un especialista o con tu entrenador para fijar las pautas y los ejercicios que deberás hacer para llegar a tu meta.

No te presiones
2/7

No te presiones

A pesar de que tengas muy claro cual es tu objetivo, no te obsesiones ni te presiones demasiado para conseguirlo. Es mejor darte tiempo para progresar y adaptarte a tu nueva rutina de objetivos saludables. Si fuerzas la máquina o te impacientas puede resultar muy negativo para tu progreso y puede conducirte al abandono.

Ejercicio al aire libre
3/7

Ejercicio al aire libre

Aunque no hay nada malo en practicar deporte indoor, hacerlo en el exterior puede incentivar más a los principiantes. Los beneficios que aporta el sol mientras haces deporte te dará la motivación que necesitas y aumentará tu sentimiento de bienestar. Hay muchos parques habilitados para hacer deporte al aire libre, aunque lo más común es hacer running.

Haz deporte en compañía
4/7

Haz deporte en compañía

Antes que hacer ejercicio solo, es mejor hacerlo acompañado. Si tienes un grupo de amigos deportistas que van al gimnasio, ve con ellos y aumentará tu motivación para hacer deporte. Ya sea por el compromiso de haber quedado para ir como para compararte con ellos e intentar superarte, sociabilizar mientras realizar ejercicio físico es más productivo y entretenido. En caso de no tener ningún conocido, relaciónate con gente del gimnasio o usa aplicaciones deportivas para encontrar compañeros.

Escucha música
5/7

Escucha música

Se ha comprobado que la música mejora el rendimiento deportivo, sobre todo cuando el ritmo coincide con la cadencia del entrenamiento, sea correr o levantar pesas. Además, escuchar tu canción favorita también puede hacer más amenos según que ejercicios.

Busca resultados a corto plazo
6/7

Busca resultados a corto plazo

Para ver los efectos estéticos del deporte necesitamos que pasen varias semanas. Pero si nos centramos en los beneficios a corto plazo, como la reducción del estrés o el aumento de endorfinas, podremos mantener esa motivación. El foco debe ser el día a día y no hay que obsesionarse en conseguir el cambio físico que tardará varios meses.

Mide tu progreso
7/7

Mide tu progreso

Aunque los cambios en tu físico tardan en vislumbrarse, es bueno hacer un seguimiento de tus progresos. Tanto si lo que quieres es perder peso como ganar masa muscular, debes medir los resultados. Es importante hacerlo no solo fijándonos en la báscula, sino a través de mediciones de varias partes del cuerpo. También si no te cansas tanto al realizar ciertos ejercicios o si puedes levantar más peso con facilidad. Una técnica muy extendida es hacerse fotografías diarias o semanales para ver la evolución de tu cuerpo de forma más gráfica.