El boxeo es un ejercicio cardiosaludable y divertido que puede quitarte la pereza y animarte a practicar deporte de forma regular. A pesar de que siempre se ha vinculado al género masculino, el boxeo está también recomendado para las mujeres ya que adelgaza, tonifica, se adquiere resistencia, flexibilidad y además se aprenden técnicas de defensa personal.

El boxeo no significa únicamente estar dando golpes. Es un ejercicio aeróbico muy exigente puesto que se necesitará correr, saltar, esquivar, golpear y coordinar todos los movimientos. Por ello, con este deporte se trabajan la mayoría de las zonas del cuerpo: brazos, espalda, abdomen, cintura y piernas.

Siempre que no esté contraindicado por alguna lesión o condición física, no se necesitan aptitudes determinadas para practicarlo, solo ganas de pasar un buen rato mientras se entrena cuerpo y mente y, de paso, se adelgaza. Al tratarse de una actividad que combina el cardio con el ejercicio aeróbico, la pérdida de peso es más rápida. El músculo cada vez se hace más grande y necesita más energía para alimentarse con lo que se quema más grasa.

También está muy indicado para paliar los estragos del estrés. La descarga de adrenalina y de tensión es innegable con lo que puede ayudar para mejorar relajarse y mejorar el estado anímico. Otro de los puntos a favor de este deporte es que se practica en equipo y se establecen vínculos sociales que ayudan a fomentar el humor y la autoestima.