Un tercio de la comida que se produce en el mundo se desperdicia. Gestionar mejor los excesos de stock y contribuir a generar más conciencia ciudadana pueden ayudar a reducir el despilfarro de alimentos. Desde pequeños propietarios hasta grandes empresas. Muchos son los que se han unido recientemente a las iniciativas de Too Good To Go, el movimiento líder en Europa en acciones en contra del desperdicio de productos. La última entidad en unirse, dentro de la comunidad Marcas Waste Warrior, es Oxfam Intermón, la organización no gubernamental que trabaja con las poblaciones más desfavorecidas con el objetivo de erradicar la injusticia y la pobreza. 

Marcas Waste Warrior es una comunidad abierta que busca a grandes empresas y organizaciones que quieran participar y ser parte del cambio. La impulsa Too Good to Go, la app que lucha contra el desperdicio de comida, en la que se reúne a un amplio grupo de empresas y organizaciones de distintos sectores, como la alimentación o la hostelería.

En la iniciativa de Too Good To Go se han sumado hasta el momento 11 grandes marcas de distintos sectores: la última en unirse es Oxfam Intermón 

El punto de partida de la iniciativa es una declaración que lleva por título 'Por un planeta sin desperdicio de alimentos’ que ha sido firmada por Oxfam Intermón y a la que se han sumado en total 11 grandes marcas de distintos sectores, como Danone, Carrefour, Unilever, Heura o Alcampo. El documento consiste en una declaración de intenciones a través de la cual Oxfam Intermón y el resto de empresas se comprometen a trabajar, de la mano de Too Good To Go, en la realización de acciones e iniciativas externas e internas para evitar el desperdicio de alimentos, así como en la creación conjunta de campañas y acciones para sensibilizar a la sociedad. Todo ello bajo el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, que incluyen metas como reducir a la mitad el desperdicio de alimentos para el 2030.

 

Los cuatro pilares fundamentales de la declaración son inspirar y sensibilizar sobre el problema, las causas y los consejos para ponerle solución; ofrecer formación contra el desperdicio alimentario; desarrollar acciones propias que combatan el despilfarro de productos y sumar esfuerzos para que el proyecto crezca aún más. 

Oriol Reull, director de Too Good To Go en España, recuerda que el próximo 29 de septiembre se celebra por primera vez el Día Internacional de Conciencia de la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos. “Las empresas debemos de liderar con el ejemplo. A través de este nuevo proyecto de Marcas Waste Warrior y gracias al apoyo de grandes marcas como Oxfam Intermón vamos a dedicar nuestros recursos y esfuerzos para impulsar el cambio y ayudar a transformar las prácticas actuales acercándonos hacia un sistema alimentario y de consumo más eficiente y sostenible”, explica Reull.