Pelar la fruta y disfrutar de su interior. La lavamos, la troceamos y tiramos su cáscara a la basura. Sin embargo, en la piel de la fruta y las hortalizas se albergan muchos beneficios que pocas personas aprovechan. De por sí, las frutas son muy ricas en vitaminas A, B y C y minerales como el potasio y el magnesio. Sin olvidar su gran cantidad de antioxidantes y fibra. Si además aprovechamos la piel de determinados vegetales, entonces, los beneficios se multiplican. ¿Conoces cómo hacerlo?

En muchos casos puede parecer imposible comerse la piel de la naranja, la mandarina o el plátano. Su textura no invita a su consumo. Sin embargo, existen muchas maneras de aprovechar la piel de la fruta y las hortalizas antes de tirarlas a la basura. Hay casos en los que sí que podremos comerlas con la propia fruta, mientras que en otros se puede aprovechar para hacer compota o acompañar postres e infusiones. De hecho, la piel que recubre la fruta es muy importante por su alto nivel en fibra y, según la OMS, se debe ingerir una cantidad de entre 30 y 35 gramos al día. La fibra vegetal aporta volumen a la dieta y genera una sensación de saciedad que ayuda al control del peso. 

Ahora que conoces algunos de los beneficios que aporta la piel de las frutas y las verduras, antes de tirarla prueba a sacarle el máximo partido a productos como la naranja, la mandarina, el plátano, la calabaza, el pepino o el tomate. 

Mandarina
1/6

Mandarina

Una de los cítricos con más contenido de fibra y antioxidantes es la mandarina. Destaca por sus vitaminas A y C, que se encargan del buen desarrollo y funcionamiento del metabolismo. Además de disfrutar de su sabor, también puedes aprovechar la piel de la mandarina. Desde preparar infusiones hasta utilizarla para aromatizar una ensalada con la ralladura de la cáscara, para aceites y vinagres  incluso para dar un sabor diferente a algunos de tus postres.

 

Calabaza
2/6

Calabaza

La xalabaza al horno se plantea como uno de los platos favoritos para muchas personas. Sin embargo, ¿conoces todos los beneficios de esta hortaliza?

La principal cualidad de la calabaza es su alto contenido en caroteno, que en el hígado se transforma en vitamina A. De hecho, lo más importante en este caso es que en su piel se acumulan mayores cantidades de proteínas, fibra y potasio que en la pulpa. Además contiene propiedades laxantes y diuréticas.

Plátano
3/6

Plátano

El consumo de plátano es más que habitual. Lo que no se suele plantear tanto es comerse su piel. Sin embargo, la piel de los plátanos contiene vitaminas, magnesio y potasio. Además, otro componente muy llamativo que se encuentra también en la pulpa es el triptófano, un antidepresivo natural que mantiene los niveles de seretonina en el cerebro y mejoran el humor de las personas. Para aprovechar la piel del plátano, puedes realizar compota, rallarla y añadirla en algún plato de repostería. Ideal como completo.

 

Tomates
4/6

Tomates

Lo utilizamos de manera muy común, en ensaladas o salsas. Se trata del tomate, una fruta que destaca por su alto contenido en licopeno, un fitoquímico con un potente efecto antioxidante, y su riqueza en vitamina C. De hecho, una de las mejores maneras de exprimir sus cualidades es tomándolo con piel.

Además, en muchos casos, la piel de alimentos como el tomate verde, arándanos, ciruelas, manzanas ayudan a controlar y reducir los niveles de azúcar en sangre.

Naranja
5/6

Naranja

Como el tomate, las cáscaras de la naranja también son valiosas fuentes naturales de antioxidantes (principalmente de vitamina C) y fibra. Sin embargo, pocas personas se atreven a comer la naranja con piel. Por suerte, puedes darle otros usos a la piel de naranja como por ejemplo usándola en elaboraciones de repostería o en infusiones. También puedes preparar tiras de piel de naranja confitadas o usarlas para hacer mermelada.

Pepino
6/6

Pepino

El pepino es una hortaliza que coniene A, B1, B2, C y estas también se aglutinan en la piel. Además destaca por ser un vegetal que contiene una alta proporción de agua y potasio. Así que, aprovecha todas sus cualidades. Por ejemplo, es una buena fuente de fibra, ideal contra el estreñimiento y para hidratar las paredes el intestino. Aunque su sabor es amargo, se puede rebajar colocando el pepino a remojo con sal durante unos minutos e introduciéndolo como acompañante a una infusión.