Seguramente estas últimas semanas estás usando más el chándal y los pijamas que los vaqueros y los vestidos, excepto en los casos en que una videoconferencia te haga buscar algún top o camiseta para salir bien en pantalla (los expertos ya lo denominan business above, es decir, vestirse solo de la mitad hacia arriba).

Este tiempo extra en casa, que nos hace apostar por ropa cómoda y confortable, también nos puede servir para revisar el fondo de nuestros armarios y determinar si tenemos todo aquello necesario para la vuelta a la nueva normalidad. Si algo nos ha enseñado la cuarentena es que la ropa cómoda y fácil de llevar siempre tendrá un espacio importante en nuestras casas. Además, un armario construido sobre artículos versátiles nos hará que vestirnos sea mucho más rápido y fácil. Y precisamente por eso te proponemos un listado de prendas que, con muy poco, consiguen los looks más diversos.

Un par de camisetas lisas
1/10

Un par de camisetas lisas

No serán las piezas más divertidas de tu armario, pero las camisetas lisas son tan increíblemente versátiles que merecen un puesto destacado en el mismo. Es importante escoger un buen tejido -mejor si es algodón 100%- y decidir si las prefieres en blanco, negro u otros colores. Si las quieres holgadas o entalladas, con mangas o con tirantes, ya es cosa tuya.

Unos pantalones vaqueros
2/10

Unos pantalones vaqueros

Cada persona tiene unos vaqueros que le funcionan mejor, ya sea por la forma, los materiales o el tipo de caída (consulta cuál es el que mejor te queda en función de tu tipología corporal). Sea como sea tu vaquero ideal, lo que está claro es que el denim nunca pasará de moda. Si tienes dudas sobre cuál comprar, te recomendamos apostar por unos vaqueros holgados, de pierna y cintura alta, que se pueden combinar con cualquier tipo de zapato.

Un vestido negro
3/10

Un vestido negro

Los vestidos negros lo tienen todo: se adaptan a cualquier situación, tienen un punto elegante y jamás pasan de moda. Y lo más importante: tener un buen little black dress te salvará cuando no sepas qué ponerte. Una prenda de ropa que popularizó la influyente Coco Chanel, en una época en la que el color negro no se usaba en los vestidos porque se relacionaba con el luto.

Un blazer oscuro
4/10

Un blazer oscuro

El blazer es una de las piezas más versátiles que existen, tanto para ir a una reunión de trabajo como para hacer una videoconferencia desde casa -con una blusa de tonos claros debajo- o para cenas y salidas informales -sobre un top o una camiseta y con vaqueros-. Si lo que queréis es sumaros a la última moda urbana, os podéis poner esta americana informal por encima del hombro.

Un par de leggins
5/10

Un par de leggins

Los leggins no sólo sirven para hacer ejercicio o para salir rápidamente al supermercado. Estos pantalones elásticos y ajustados, que se pusieron de moda en los años sesenta gracias a la popularización de la ropa de las bailarinas, permiten jugar con muchos estilos distintos. Además, son perfectos para dar un toque informal a los estilismos.

Una camisa lisa
6/10

Una camisa lisa

Las camisas también tienen la particularidad de adaptarse a distintos looks con facilidad, hecho que las convierte en una gran pieza de fondo de armario. Para que este no se conforme sólo de tonos grises, blancos y negros -que, no nos engañemos, son los más fáciles de combinar-, te recomendamos que en la camisa apuestes por el color, por ejemplo, con un rosa pálido o un azul celeste.

Un vestido camisero
7/10

Un vestido camisero

Esta prenda de vestir estiliza a cualquiera que la lleve, ya que se adapta muy bien a distintas siluetas. Se trata de un vestido versátil, cómodo y favorecedor que además puedes encontrar en multitud de tejidos, cortes y colores. Te recomendamos, para el fondo de armario, uno de color liso y corto, aunque también puedes arriesgar con uno estampado y largo… ¡no hay límites!

Una falda midi
8/10

Una falda midi

Las faldas midi son otra prenda que aúna perfectamente estilo y comodidad. Combinadas con botines o con tacones son perfectas para salir a tomar algo, mientras que con un jersey de cuello alto y con unas botas planas nos dan un look de lo más dulce. Aunque los estampados y el corte puedan variar según la moda del momento, la midi siempre se queda.

Un jersey de cuello alto
9/10

Un jersey de cuello alto

La elegancia se consigue con prendas simples y de calidad. Una buena muestra de ello son los jerséis de cuello alto, un básico de todo armario que estiliza la figura y queda bien tanto con faldas como con pantalones. Además, este tipo de jersey siempre vuelve, como demuestra el hecho de que este año se lo considere uno de los reyes del street style.

Un pañuelo estampado
10/10

Un pañuelo estampado

Los accesorios también pueden cambiar un look por completo y, entre ellos, los pañuelos se llevan la palma. No solo porque los podemos llevar de muchas maneras -e incluso en distintas partes del cuerpo- sino porque pueden aportar un toque de color y de frescura al conjunto. En esta prenda puedes arriesgar más y apostar, por ejemplo, por estampados animal prints.