Pese a que la regla forma una parte intrínseca de la vida de la mujer, todavía nos queda mucho camino por recorrer en lo que concierne a su visibilidad social. Hace poco hablábamos de movimientos como el free bleeding, nacidos en respuesta a la desnaturalización de un proceso biológico que afecta a la mayoría de mujeres durante la mayor parte de su vida, y del que todavía se desconoce mucha información, o ésta no es suficientemente accesible.

Un estudio sobre la conexión entre la salud íntima y el deporte elaborado por Intimina, compañía dedicada a la creación de productos para la salud femenina íntima, ha concluido que 6 de cada 10 mujeres consideran que la regla no es vista en la sociedad como algo natural, y un 65% alega que los anuncios publicitarios no reflejan la realidad sobre la menstruación.

¿Cómo es el día a día con la regla?

Del estudio realizado por la empresa Intimina se desprende que la gran mayoría de las españolas (un 63%) considera que la regla es un fastidio, y preferiría no tener que ‘sufrirla’ cada mes. En contraste, un 58% de las encuestadas afirmó que la menstruación no le impedía llevar una vida normal, frente a un 33% para las que la regla sí supone una ruptura en su rutina habitual.

Entre las razones por las que la regla supone una gran molestia para muchas mujeres están los tan comunes cólicos menstruales, dolores que varían en intensidad según la mujer y que suelen comenzar entre uno y dos días antes del período menstrual. Los cólicos menstruales son causados por contracciones del útero a media que la sangre sale de éste. Según el estudio llevado a cabo por Intimina, 8 de cada 10 mujeres afirma sentirlos, aunque sólo el 26% considera que los dolores que experimenta son particularmente fuertes.

Otras de las preocupaciones que abordan a las mujeres, más allá de los cólicos, es también la preocupación por manchar la ropa, la sensación de falta de energías y la retención de líquidos. Durante los primeros días de la regla, y debido a los desajustes hormonales que se producen, es muy común que a muchas de nosotras nos aborde una sensación de cansancio o malestar generalizado. De hecho, el 45% de las mujeres que participaron en el estudio aseguraron que se encuentran emocionalmente más inestables durante los días de su menstruación, con sentimientos recurrentes de incomodidad, irritabilidad o apatía.

 

Hacer deporte con la regla

Existen muchos mitos sobre la regla, y uno de los más extendidos es que las mujeres no podemos (o no deberíamos) hacer deporte cuando tenemos la regla. Sin embargo, lo cierto es que practicar nuestro deporte favorito durante los días de la menstruación puede ser beneficioso para nosotras, permitiéndonos mejoramos nuestro estado anímico y nuestra energía, e incluso podemos llegar a aliviar los dolores causados por los cólicos.

El estudio realizado por Intimina reveló que 3 de cada 10 mujeres no hacen ejercicio durante los días de la regla porque se encuentran sin energías, un 24% no lo practica debido a los dolores menstruales y un 18% afirma que no se siente cómoda con productos de higiene íntima como tampones o compresas.

No obstante, y según afirma Pilar Ruiz, directora de comunicación de Intimina, “Mantener una rutina de ejercicios diaria permite que el cuerpo libere endorfinas, una hormona que aumenta el bienestar y ayuda a acabar con los molestos cólicos menstruales”.

Existen, de hecho, ciertas posturas de yoga que nos pueden ayudar especialmente a aliviar los dolores de la regla, a la vez que estimulan nuestra mente y reducen el estrés. Estas 5 posturas de yoga son algunas de las más recomendadas para ello:

  1. Postura de la paloma. En esta posición se puede inclinar el cuerpo completamente hacia delante o dejar la espalda recta. En primer lugar, hay que sentarse en cuclillas, cruzar una pierna, dejándola debajo del muslo contrario, y estirar la otra hacia atrás. En este momento, la respiración debe ser relajada y profunda. Tras 3 minutos, cambia la posición de las piernas. Podrás fortalecer la parte inferior de la espalda y estirar las lumbares.
  2. Postura del niño. Consiste en flexionar las rodillas, apoyar los glúteos sobre los talones y estirar los brazos por delante de la cabeza hasta que la frente toque la colchoneta. Una vez ahí, realiza unas 10 respiraciones lentas y profundas. Es una muy buena posición para destensar la espalda y reducir los dolores.
  3. Postura del arco. Con el abdomen pegado al suelo, flexiona las rodillas intentando llevar los talones hacia los glúteos. Una vez en esa posición, lleva tus manos hacia atrás para sujetar los tobillos y controla la respiración. Con esta postura se consigue estirar los órganos reproductivos, el área abdominal y la espalda. 
  4. Postura de la mariposa. Es muy efectiva para aliviar los cólicos menstruales. Una vez sentada, junta las plantas de los pies mientras controlas la respiración. Puedes inclinar el tronco hacia adelante para estirar la zona lumbar y permitir la apertura de las caderas.
  5. Postura de la cobra. Sitúate boca abajo y apoya las manos en la colchoneta. Después, estira los brazos, eleva el tronco hacia arriba y ligeramente hacia atrás y mira al techo. Ayuda a tonificar el abdomen, fortalecer la columna vertebral, evitando posibles dolencias como el lumbago, a la vez que ayuda a reducir la fatiga y el estrés.

Para realizar estas posturas con total comodidad durante la regla, las copas menstruales son una buena opción, ya que se adaptan perfectamente al cuerpo de la mujer y respetan al 100% su anatomía. Las copas menstruales de Intimina, por ejemplo, se pueden llevar durante 12 horas y están especialmente diseñadas para no causar ningún tipo de incomodidad mientras realizamos nuestro deporte favorito.