Una vez más, toca aceptar el reto de la cotidianidad. Por mucho que lo intentemos prorrogar, anyway, no tenemos otra opción que dejar de lado el verano. Volvemos al trabajo, a las actividades deportivas y a esas tareas semanales que, en ocasiones, se acumulan sin que seamos capaces de gestionarlas de manera sana. Por eso, hoy hablaremos de cómo aceptar el comienzo de la rutina sin que sea una carga, sino más bien un periodo en el que cuidar de nuestra salud y nuestro bienestar.

Sobre todo ahora que, debido a la Covid-19, las necesidades de cuidado personal y sanitario se han multiplicado para evitar la propagación del virus. Digamos que cuidarse es ya una norma establecida que además te ayudará a sentirte mejor en medio de las obligaciones cotidianas. Así que, ahora, prepara una fuerte inhalación y ¡ponte en marcha!

Para evitar los malos hábitos del día a día, lo primero a lo que tendremos que prestar atención es a nuestro cuerpo. ¿Qué necesita? ¿Qué le apetece? ¿Cómo se encuentra? Preguntas obvias, pero que nos servirán para saber a dónde queremos ir, sin forzarnos, en un momento en el que, como ya hemos mencionado varias veces, es importante cuidar de nuestra salud.

Porque anular una cena con amigos en pro de sentirnos bien, prefiriendo estar en casa viendo en streaming alguna película, no es ya ninguna excusa en tiempos de Covid-19, sino más bien una oportunidad para escucharnos y descansar, siempre y cuando nuestro cuerpo nos lo pida. 

Pero existen muchos más trucos y consejos que debemos tener en cuenta si queremos que nuestra rutina sea sana. Muchos de estos comienzan por el cuidado de aspectos como la piel, justo en un momento en el que se resiente más que nunca debido al uso continuado de geles hidroalcohólicos y de manos. Por eso, hidrata tus manos y busca la crema que mejor se adapte a tus necesidades.

La exposición al sol durante los meses de verano puede haber provocado sequedad y deshidratación, por eso cuida tu piel más que nunca.

Volver a la rutina implica también retomar los hábitos alimenticios. Se acabaron las comidas a deshora tan propias de las vacaciones. Regula tu alimentación volviendo a las cinco comidas al día y sin abusar de alimentos precocinados ni grasas. Pero además, también debemos ir recuperando, poco a poco, la actividad física. Practica deporte varias veces por semanas ayudando a que tu cuerpo se vaya acostumbrando al ejercicio y se eviten lesiones.

Por último, y quizá más importante, ¡no olvides tu mascarilla! De pronto hemos visto como la "nueva normalidad" nos ha impuesto una gran cantidad de normas y nuevas formas de relacionarnos y disfrutar del ocio, pero a pesar de ello, es posible continuar disfrutando de la rutina y además de una manera saludable. Justo ayer mencionábamos las cinco aplicaciones con las que afrontar la nueva normalidad

Porque, como hemos podido observar en los últimos meses, la idea de adaptarse es ahora más importante que nunca. Siempre desde la consciencia y el cuidado de nuestros hábitos. Para que la vuelta a la rutina sea mucho más sencilla que coser y cantar. Cantar y coser. Te dejamos aquí unos cuantos consejos para reparar la vuelta a la rutina:

Hidrata y cuida de tu piel
1/6

Hidrata y cuida de tu piel

Tal y como explica la Asociación para el Autocuidado de la Salud, la piel es una de las partes más castigadas en verano, ya que está continuamente expuesta a los rayos solares y a la sal del mar o el cloro de las piscinas. Por ello, es recomendable realizar una exfoliación profunda para eliminar las células muertas acumuladas y limpiar los poros de grasa e impurezas.

Otro aspecto a vigilar es la hidratación de la piel, ya que la exposición al sol durante los meses de verano puede haber provocado sequedad y deshidratación, además de pérdida de elasticidad. Para garantizar la correcta hidratación de la piel debemos usar cremas hidratantes a diario. También hay que prestar especial atención a aquellas partes del cuerpo que sufren más durante el verano, como los pies, debido a las altas temperaturas, una sudoración excesiva o el uso de un calzado no apropiado.

Recobrar la vitalidad del pelo
2/6

Recobrar la vitalidad del pelo

El cabello también necesita de cuidados especiales tras el verano, ya que la sal del mar o el cloro de las piscinas afectan de manera directa a su hidratación, sequedad, falta de brillo y puntas abiertas.

Para recobrar la vitalidad del pelo es aconsejable utilizar champús nutritivos y minimizar el uso de planchas y secadores, que pueden dañarlo aún más. Y para las puntas abiertas, un corte de pelo puede ser una buena opción.

Vuelta a los hábitos de alimentación
3/6

Vuelta a los hábitos de alimentación

El verano está marcado por los horarios irregulares, las noches largas, las comidas a deshora... Es un hecho que en verano solemos descuidar nuestros hábitos alimenticios porque comemos y cenamos fuera de casa más a menudo y relajamos los horarios de las comidas.

Lo más recomendable es volver a las cinco comidas al día, no abusar de alimentos precocinados ni grasas, aumentar la ingesta de frutas y verduras y no olvidar que debemos beber entre 2 y 2,5 litros de agua al día.

Mantén una vida activa
4/6

Mantén una vida activa

Seguramente hemos relajado también el ejercicio durante el verano, pero ahora ya ha llegado el momento de volver a un estilo de vida más activo, retomando la actividad física poco a poco y con precaución, ayudando a que nuestro cuerpo se vaya acostumbrando al ejercicio y se eviten lesiones.

Running, bicicleta, senderismo… hay muchas posibilidades para practicar ejercicio. Lo importante es que elijas el que más se ajuste a tus posibilidades, gustos y necesidades, y que lo practiques con regularidad y prevención.

Cuida tu higiene bucodental
5/6

Cuida tu higiene bucodental

Importante no olvidarnos de cuidar de nuestra higiene bucodental, muy ligada a la relajación de los hábitos alimenticios durante el verano. Además de recuperar nuestros hábitos de higiene oral (cepillar los dientes después de cada comida, usar hilo dental y enjuague bucal y cambiar el cepillo con regularidad), conviene realizar una visita al dentista para una revisión y limpieza dental en profundidad.

Mascarilla, distancia e higiene de manos
6/6

Mascarilla, distancia e higiene de manos

Por último, y más importante, no olvides seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias para protegerte y proteger a los demás contra la Covid-19. Usa mascarilla, lávate las manos a menudo con agua y jabón o gel hidroalcohólico y mantén la distancia de seguridad.