Los días largos de sol y calor empiezan a llegar a su fin. Llega septiembre y, con él, nos despedimos del verano, volvemos a la rutina con las pilas recargadas y nos preparamos para dar la bienvenida a la nueva estación otoñal, que llegará en unas pocas semanas.

En el campo, estas semanas de puente entre estaciones tienen también su peculiaridad: venimos del mes de máximo esplendor y actividad en el campo en el que hemos disfrutado de una gran explosión de frutas y verduras y, poco a poco, nos vamos despidiendo de ellas para degustar nuevamente las de final de verano.

En septiembre diremos adiós a las fresas, las limas, las nectarinas, las sandías, el apio, la berenjena, el pimiento, el pepino o el calabacín. Así que te recomendamos aprovechar estas últimas semanas para disfrutar de su sabor y propiedades, ahora que todavía están en temporada. Recuerda que, aunque encuentres todas estas frutas y verduras en la tienda durante todo el año, es ahora cuando pueden crecer fuera del invernadero, por lo que son mucho más ricas y sostenibles.

Cuando empieza a volver el fresco, a pesar de que todavía tengamos temperaturas cálidas, nos siguen apeteciendo las preparaciones crudas como las sopas frías o las ensaladas, pero, por la noche, podemos empezar a introducir platos más templados para ir preparando el organismo para la nueva estación. Las verduras al vapor, algunos salteados cortos o sopas semi crudas nos sentarán muy bien.

 

¿Cuáles son los alimentos estrella del mes de septiembre?

Los higos
1/6

Los higos

Difícilmente lo encontraremos durante el resto del año, a menos que sea en su versión seca, así que más vale aprovechar el fin de verano para comerlo. Rico en vitaminas, minerales, azúcares y fibra, el higo es una de las frutas más dulces que existen, por eso se utiliza tanto en repostería y como ingrediente estrella de postres y meriendas. Si lo utilizas, verás que podrás prescindir fácilmente del azúcar en tus recetas sin que lo eches en falta.

Tómalo solo pero también en ensaladas, púdines, cereales, pasteles, etc.

Las uvas
2/6

Las uvas

Otra fruta dulce de fin de verano, con un gran poder antioxidante y depurativo de la sangre y del sistema digestivo. Esto hace que sea, precisamente, un alimento muy prescrito en dietas détox y de adelgazamiento. Aunque no recomendemos las dietas de un solo alimento a medio o largo plazo porque siempre serán desequilibradas e incompletas, podéis incluirla como una de las frutas aptas para perder peso.

Para disfrutar al máximo de sus propiedades, conviene comerlas con piel.

La manzana
3/6

La manzana

An apple a day keeps the doctor away” (una manzana al día mantiene al médico alejado), dice el refrán en inglés. La manzana es una de las frutas por excelencia. ¿Será porque está indicada para regular los niveles de colesterol y el tránsito intestinal? ¿Porque es rica en vitamina C, potasio, pectina y quercetina?

La manzana es una fruta ideal para refrescar el hígado y la vesícula y, al igual que las uvas, también está indicada para perder peso.

Las espinacas
4/6

Las espinacas

Las espinacas son una fuente muy importante de vitaminas, minerales y antioxidantes y también resultan un alimento muy adecuado a tener en cuenta si padecemos estreñimiento.

Ricas tanto crudas como cocinadas, hoy en día tendemos a comprarlas envasadas en plástico: recuerda que, si quieres echarle una mano al planeta, es mejor que las compres frescas, a granel, y sin envoltorio. Y si son ecológicas, mucho mejor.

La granada
5/6

La granada

¿Sabías que en Oriente Medio se vincula a la granada con la fertilidad? Cuando una pareja se casa, una forma de desearles mucha descendencia consiste en regalarles una granada.

Sea más o menos efectiva para promover la fertilidad, lo cierto es que la granada cuenta con un altísimo potencial antioxidante, contiene una gran cantidad de agua y es baja en azúcares.

Las medicinas tradicionales la han utilizado para hacer cuidados de regeneración y limpieza interna, así como para tratar afecciones del aparato digestivo.

El maíz
6/6

El maíz

Septiembre es el mes ideal para disfrutar del dulzor incomparable del maíz tierno y recién cosechado.

Si tienes costumbre de comprarlo en bote de cristal como conserva, te proponemos comprarlo fresco: verás que existen muchas formas de prepararlo y disfrutarlo.

Su harina es, junto a la de arroz, una gran sustituta al trigo y una de las alternativas más utilizadas para las personas celíacas o que no consumen gluten.