Con el calor llega el momento de retomar zumos, batidos y demás preparaciones frescas y líquidas para estar bien hidratados. Y no debemos perder la oportunidad de incluir en esas elaboraciones, hortalizas de hoja verde y otros vegetales que además de aportarnos vitaminas y minerales nos ayuden a depurar nuestro organismo, eliminando las toxinas acumuladas durante el invierno y durante los duros meses de confinamiento!

En esta ocasión he mezclado espinacas, pera y espirulina, acompañándolas de algún otro ingrediente, para hacer una rica y poderosa bebida con un dulce y delicioso sabor.

La espirulina es un alga azul o alga de lago, muy rica en clorofila (una característica que comparte con las espinacas), la cual nos ayudará a purificar y oxigenar la sangre. Su alto contenido en proteína completa, entre el 60% y el 70%, la convierte en un gran alimento a tener en cuenta para las personas que sigan una dieta vegetariana y sobretodo vegana. Además es una buena fuente de vitaminas del grupo B y de vitamina K y aunque su sabor es fuerte, si la incluimos en batidos mezclada con alguna fruta dulce, como en este caso la pera, no notaremos su sabor, nos beneficiaremos de sus fantásticas propiedades, y seguro que te la querrás preparar más de una vez, porque está muy rica!

Este es un batido sencillo y nutritivo que nos cuidará desde dentro y que es perfecto  para tomar en cualquier momento del año! ¡Espero que lo disfrutes!

Ingredientes:

  • 1 pera conference madura   (170g de pulpa)
  • 1 puñado de espinacas (30g)
  • 1 cucharadita de espirulina en polvo
  • 1 puñadito de nueces
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 1/3-1/2 taza de agua
  •  

Preparación:

  1. Pelar la pera y batir todos los ingredientes hasta conseguir un batido de textura fina. La cantidad de agua indicada depende de lo espeso que se quiera. Siempre se puede añadir más agua.