Ingredientes: 12 sardinas medianas, 1 l de salmuera (100 g de sal por 1 l de agua), 20 hojas de albahaca, 1 limón, 20 g de vinagre de Jerez, 1 cebolla morada, 200 g de aceite de oliva, 100 g de olivas variadas, 600 g de tomates variados y 5 g de mezcla de pimientas.

Preparación: Lo primero que haremos será limpiar las sardinas y colocarlas en agua y hielo durante 15 minutos para desangrarlas. Una vez limpias y desangradas, las introducimos en la salmuera con agua bien fría durante 5 minutos más. Pasado este tiempo, escurrimos y secamos.

 

 

Mientras tanto, calentamos el aceite de oliva a 50 ºC junto con la piel del limón una hoja de albahaca y la mezcla de pimientas. Cuando esté bien caliente, sumergimos las sardinas en el baño de aceite y cocinamos entre 6 y 8 minutos. Para detener rápidamente la cocción de las sardinas, las enfriamos colocando el cazo en un baño maría de agua fría.
Cortamos la cebolla en juliana y los tomates y las sardinas de forma irregular. También hacemos una vinagreta con el aceite donde hemos cocido las sardinas y el vinagre.
Para montar la ensalada solo hay que mezclar todos los ingredientes: los tomates, las sardinas, las olivas, la cebolla y las hojas de albahaca y la vinagreta.

Las sardinas se pueden sustituir por jurel, atún, caballa u otro tipo de pescado azul ya que cualquiera combina a la perfección con tomate aportando más sabor, contraste y gusto.