Hoy en día es muy fácil preparar muchos de nuestros platos de siempre en versión vegetariana o vegana, sin prácticamente notar la diferencia respecto a la versión original. Este es el caso de esta riquísima lasaña vegetal, en la que he sustituido la proteína animal por una proteína de origen vegetal.

Hay muchas opciones de proteínas vegetales en el mercado, pero una de las más populares y consumidas es la soja texturizada, ya que con ella obtenemos un resultado bastante parecido al de la carne, siendo al igual que ésta, una proteína completa. La soja es una legumbre muy nutritiva, ya que además es rica en vitaminas del grupo B y en minerales como el fósforo, potasio o calcio. Tiene un sabor muy suave y eso es una ventaja porque se impregna del sabor del resto de los ingredientes y condimentos de la cocción. Se puede encontrar en diferentes tamaños de presentación, desde la más gruesa a la más fina, y dependiendo de la receta que vayas a preparar, puede ser más interesante una u otra. Hay que hidratarla, mejor en agua templada, en una abundante cantidad de agua (como mínimo el doble), para luego escurrirla antes de utilizarla. Cada vez es más fácil encontrarla en comercios convencionales y su precio es bastante asequible.

En esta receta he utilizado la versión de textura fina, que como explicaba antes es la más parecida a la carne picada y el resultado y sabor es simplemente perfecto.

Esta lasaña vegetal es una de esas elaboraciones que desde hace años forma parte de nuestro recetario familiar, ya que además de rica es una receta súper práctica cuando tienes invitados. Simplemente dobla cantidades y tendrás un gran plato italiano para todos… ¡que gustará a todos!

Receta de lasaña vegetal con soja texturizada

Ingredientes:

  • 1 taza (90g) de soja texturizada fina
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla grande
  • 2 zanahorias
  • 1 tallo de apio grande o 2 pequeños
  • 1 taza (250ml) de vino blanco
  • 1/4 taza de caldo vegetal
  • 400g de tomate triturado
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de azúcar de coco o integral
  • 1 cucharadita de orégano
  • sal
  • placas de lasaña de tu elección
  • queso para gratinar al gusto (mozzarella y un poco de parmesano)

 

Preparación:

  1. En un bol con abundante agua, echar la soja texturizada para que se hidrate (unos 30 minutos más o menos)
  2. En una cazuela, echar el aceite y cuando esté caliente añadir la cebolla cortada en juliana con un poco de sal. Cuando esté translúcida, incorporar las zanahorias y el apio picados finos. Sofreír unos 5 minutos hasta que las verduras empiecen a estar tiernas.
  3. Añadir la soja bien escurrida, remover y cocer todo unos 5 minutos más. Echar el vino y seguir cociendo para que se evapore durante unos minutos más.
  4. Añadir el tomate triturado, el caldo vegetal, la canela y el orégano y cocer todo a fuego medio bajo durante unos 15 minutos. Rectificar de sal.
  5. En una fuente para horno de unos 18 x 24cm, echar una capa de este relleno de soja, encima una capa de placas de lasaña ya cocidas y así sucesivamente hasta que se termine el relleno. Terminar con una capa de placas y una capa de queso para gratinar.
  6. Hornear de 10 a 20 minutos (dependiendo del tipo de placas que utilices) para que la placas se terminen de cocer y el queso se gratine.