Como en verano a todos nos gustan las recetas sencillas que no nos compliquen la vida ni nos hagan pasar mucho tiempo en la cocina, he preparado estos rollitos de berenjena asada que además de divertidos, ¡son muy fáciles de hacer! Además puedes dejar las preparaciones ya hechas y acabar de terminarlos en pocos minutos para disfrutar así de una comida o cena sin complicaciones, nutritiva y sabrosa. También son perfectos para servir como entrante o como aperitivo en cualquier reunión familiar o de amigos, ya que el toque mediterráneo y dulzón que le aportan el queso de cabra y la miel, hace que sean del agrado de todos.

La berenjena es una verdura muy saciante y con muy poco contenido en calorías

Las berenjenas tienen un alto contenido en agua y fibra, y eso las convierte en un alimento muy saciante con muy poco contenido en calorías. Es una hortaliza muy versátil con la que podemos preparar infinidad de recetas y no aburrirnos nunca de ella. Tiene la propiedad de estimular la producción de bilis, algo a tener en cuenta en personas con digestiones pesadas. Contiene minerales como el potasio o el fósforo y vitaminas como la C o la A, pero también es una buena fuente de antioxidantes, entre los que destacan las antocianinas, que le aportan ese bonito color púrpura.

El relleno de estos rollitos lo he preparado a base de quinoa, tomates secos y aromáticas frescas como la menta y la albahaca. La quinoa que tan de moda se ha puesto en los últimos años, es un rico y nutritivo pseudocereal que contiene los 8 aminoácidos esenciales, siendo por lo tanto una proteína completa. Contiene minerales como el hierro o el calcio y vitaminas B y E, y además de contener mucha fibra, es muy fácil de digerir.

También puedes dejar los rollitos completamente preparados y llevártelos como comida ligera de tupper a la oficina o a la playa, porque se pueden hacer el día anterior y guardar en la nevera hasta que los queramos disfrutar.

 

Ingredientes:

  • 1/2 taza de quinoa cruda
  • 3/4 taza de agua
  • 2 berenjenas medianas
  • 1/3 taza de tomates secos en aceite
  • 1 cucharada de vinagre balsámico de manzana o el que prefieras
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de hierbas provenzales
  • 2 cucharadas de albahaca fresca picada
  • 2 cucharadas de menta fresca picada
  • 75-100g de queso de cabra de rulo
  • miel al gusto
  • sal

 

Preparación:

  1. Lavar bien la quinoa, colarla y ponerla a cocer en un cazo junto con el agua y un poquito de sal, hasta que el líquido se evapore. Dejar reposar unos minutos, y luego dejar enfriar destapada o en un bol.
  2. Mientras tanto laminar longitudinalmente las berenjenas limpias, salarlas y dejarlas unos 10-15 minutos para que suden y suelten su amargos. Limpiarlas y hacerlas a la plancha con unas gotitas de aceite.
  3. Cuando la quinoa se haya enfriado, mezclarla con los tomates picados, el aceite, el vinagre, y las hierbas. Ajustar de sal y rellenar cada lámina con una cucharada del preparado de quinoa. Añadir un poco de queso de cabra desmenuzado y al final un poquito de miel. Enrollar la lámina de berenjena y continuar con las demás.