Hoy en día podemos encontrar en cualquier supermercado infinidad de mermeladas ya preparadas, hechas con todo tipo de frutas e incluso con hortalizas. Esas mermeladas tan dulces están ricas, pero nunca se pueden comparar a las mermeladas caseras, hechas por nosotros mismos con ingredientes de calidad y de temporada.

Las mermeladas comerciales están elaboradas con una cantidad exagerada de azúcar refinado, que no es precisamente lo mejor para nuestra salud.

Si las preparamos en casa, podemos sustituir ese azúcar por uno mucho más saludable y además reducir esa cantidad, ¡obteniendo un resultado igual de delicioso y con un sabor mucho más natural!

Además, no siempre se encuentran con facilidad sabores diferentes a los clásicos de toda la vida. Y por eso en esta ocasión y aprovechando la temporada de melones, he querido preparar un riquísima mermelada con esta fruta, para poder disfrutarla de otra manera, y variar así un poco el sabor de las tostadas del desayuno o el de alguno de los postres que preparemos con ella.

El melón es una fruta con un alto contenido en agua (alrededor del 85%) y muy pocas calorías. Destaca su alto contenido en betacarotenos y en vitamina C, pero también es muy rica en ácido fólico, algo que la hace ideal para las mujeres embarazadas. Entre sus minerales destaca el potasio, lo que le confiere sus grandes propiedades diuréticas y depurativas.

Esta es una mermelada elaborada con muy poco azúcar si la comparamos con las más tradicionales o con las industriales. Además, como he explicado más arriba, yo siempre utilizo azúcares integrales. En esta receta he usado un azúcar de caña integral ecológica, con un color no demasiado oscuro para que esta mermelada no se vea muy marrón. Pero se puede utilizar cualquier otro tipo de azúcar integral, como la panela, el azúcar de coco o el azúcar mascabado.

La cantidad de azúcar que se utiliza para elaborar una mermelada, influye directamente en su conservación. Cuanto más lleve, más tiempo se conservará, pero menos saludable será. Yo soy partidaria de no utilizar mucho y hacerlas con más frecuencia, porque tan solo se necesitan 30 minutos para prepararlas y quedan deliciosas!

Mermelada de melon OB 1

Ingredientes:

  • 500g de pulpa de melón
  • 3 cucharadas de zumo de limón
  • 70g de azúcar de caña integral, panela o azúcar de coco
  • 1 cucharadita de jengibre rallado
  • 1/4 de cucharadita de agar-agar en polvo

 

Preparación:

  1. Corta la pulpa del melón en cubitos pequeñitos.
  2. Echa todos los ingredientes en una olla, lleva a ebullición, y sigue con la cocción a fuego bajo durante unos 30 minutos. Remueve de vez en cuando.
  3. Echa la mezcla en un tarro de cristal, deja que se enfríe a temperatura ambiente y guárdala en la nevera bien tapada.